jueves, 30 de septiembre de 2010

TRUFAS CON UN TOQUE DE CAFÉ

Creo que el chocolate es una de las cosas preferidas de mucha gente. A quien no le gustan los bombones, trufas ...
Estas tienen un toque sútil de café que le aporta un sabor especial.
La receta la tengo hace mucho tiempo y es del recetario de postres de Nestlé y La Lechera



INGREDIENTES:

250 gr. de chocolate de cobertura
½ bote pequeño de leche condensada
100 gr. de mantequilla
2 cucharadas de coñac
1 cucharada de agua
1 cucharadita de café soluble
Cacao en polvo para rebozar las trufas


Con estas cantidades sales entre 40 y 45 trufas, dependiendo del tamaño.



Fundir el chocolate al baño maría o en el microondas. Añadir la leche condensada, la mantequilla ablandada y mezclar bien. Disolver el café soluble con el coñac y la cucharada de agua y añadirlo a la mezcla anterior. Darle unas vueltas para que quede todo bien incorporado.


Reservar en el frigorífico hasta que la pasta se endurezca. Formar bolitas, rebozarlas en cacao y colocarlas en cestitos de papel rizado. Dejarlas en el congelador hasta el momento de servirlas. Unas horas antes las pasaremos al frigorífico para que no estén del todo congeladas al consumirlas.





jueves, 23 de septiembre de 2010

DULCE DE MEMBRILLO

Si tienes la ocasión de conseguir membrillos no hay nada mejor que hacer un buen DULCE DE MEMBRILLO. No es difícil.
A quien le guste sabrá que uno casero siempre será el mejor, aunque solo sea por la dedicación y el cariño con que se hace.
Si lo servimos como acompañamiento de un buen queso,  junto con unas nueces, conseguiremos una combinación estupenda y tendremos solucionado un postre extraordinario con el que cerrar cualquier comida o cena.
Aunque si preferimos lo podemos presentar como entrante.




INGREDIENTES:
Membrillos
Azúcar
3 ó 4 cucharadas de agua

La proporción de azúcar que hay que añadir es la siguiente:
Para un kilo de puré de membrillo, 800 gr. de azúcar y en función de esto añadir o quitar.


Para hacer el puré de membrillo:
Se lavan los membrillos bien y se les pasa debajo del grifo un cepillito para quitarles la pelusa que los recubre. Se cortan sin pelarlos en trocitos pequeños y se cuecen con 3 ó 4 cucharadas de agua de 30 a 45 minutos.
Se escurre bien y se pasa a un recipiente para triturarlo con la batidora, hasta dejar una crema fina.
Después de pesar el membrillo triturado se coloca en una cazuela. Añadimos el azúcar según las proporciones indicadas antes. Cocemos a fuego lento.
Un kilo de puré se cocerá aproximadamente en 1 hora y ½.
Si hay más o menos cantidad, aumentamos o disminuimos el tiempo.
Debe quedar espeso. Sabremos que está en su punto cuando lo cojamos con una cuchara y le cueste caer. Lo pasamos a unos recipientes, dejamos enfriar bien, tapamos y guardamos en el frigorífico.
 
NOTA:
Hay que removerlo continuamente y tener cuidado con las salpicaduras. No hace falta estar delante de la cazuela, sino moverlo de vez en cuando para que no se queme ni se pegue al fondo.

 

miércoles, 22 de septiembre de 2010

PAN DE SEMILLAS

Hacer pan no es muy complicado y cuando tenemos a nuestro alcance variedad de harinas, es mucho más fácil poder cambiar y no limitarnos solamente a hacer un pan blanco, aunque no cabe duda que cuando es casero está muy bueno.
En los Supermercados de la cadena LIDL encontramos varias clases de harinas de diferentes tipos de semillas: girasol, centeno, ... lo que nos permite poder realizar en nuestros hogares otros tipos de pan.


 
INGREDIENTES:

500 gr. de harina de LIDL para pan de semillas de girasol, estos son los datos del paquete:
Rivercote
Backmischung
SONNENBLUMEN-KERNBROT
350 ml. de agua
Unas semillas de girasol crudas

Sale un pan de unos 750 gr.


 
En un bol poner la harina y verter el agua templada. Batir con la varilla de amasar durante 4-5 minutos. En caso de que no dispongamos de este accesorio, tendremos que amasar a mano, hasta que la harina no se nos pegue y quede una masa homogénea. Dejar reposar durante 30-40 minutos en un lugar cálido, sin corrientes de aire y tapado con un paño húmedo.
Transcurrido este tiempo engrasamos con un poco de aceite de girasol un molde alargado tipo plum-cake. Vertemos la masa en el recipiente y alisamos la superficie con una cuchara humedecida en agua. Esparcimos por encima unas semillas de girasol, deberán estar crudas pues de lo contrario se quemarán al hornear el pan. En este caso he utilizado una mezcla de semillas que tenía en casa: nuez, girasol, pistachos, piñones.
Dejar reposar de nuevo la masa durante 45-50 minutos en lugar templado.
Calentar el horno a 200º C, mejor con aire. Si utilizamos la resistencia tendremos que subir la temperatura a 220º. Unos 5 minutos antes de introducir el pan colocaremos un recipiente resistente al calor con 200 ml. de agua, de esta forma la corteza queda más crujiente y ayudamos a aumentar el volumen del pan.
Hornear durante 55-60 minutos. Una vez hecho lo sacamos del molde y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.


domingo, 19 de septiembre de 2010

ARROZ CON COSTILLAR DE CERDO Y ALCACHOFAS

Mi madre era única haciendo arroces, nunca le ha fallado uno, ni secos, ni caldosos ... Ninguno se le resistía. Con las indicaciones que ella me dió siempre salen buenos.
Hay que tener en cuenta tres cosas fundamentales: la cantidad de aceite, caldo y arroz.
Para 2 personas utilizaremos 75 ml. de un buen aceite de oliva.

Para paella:
Prepararemos el doble de caldo y un poco más que de arroz, por persona utilizaremos 75 gr. de arroz (2 puñados)
Para arroz meloso:
Pondremos tres medidas de caldo por una de arroz, por persona serán 60 gr. de arroz (1 puñado y ½)
Para arroz caldoso:
Serán tres medidas y media de caldo por una de arroz, por persona utilizaremos 40 gr. de arroz (1 puñado grande)


Muy importante también es utilizar un buen caldo, porque aunque después le pongamos bastantes tropezones, siempre nos saldrá mejor
Con buenos ingredientes y teniendo en cuenta estas medidas no fallaremos, tanto si hacemos arroces de carne, verduras o pescado, secos, melosos o caldosos.
Siempre debemos preparar más caldo del que necesitemos, ya que hay arroces que absorben mayor cantidad de líquido. De esa forma no nos llevaremos ninguna sorpresa.



INGREDIENTES:  4 personas

300 gr. de arroz
350 gr. de costillar de cerdo (en trozos pequeños)
200 gr. de alcachofas (pesadas en limpio)
125 ml. de aceite de oliva
1 tomate maduro rallado
1 pimiento rojo pequeño
2 dientes de ajo pelados y enteros
1 diente de ajo picado
1 ramita de tomillo
1 ramita de romero
1 ramita de perejil
Sal y pimienta negra molida
Unas hebras de azafrán
Ñora picada
Caldo de verduras o agua.


Poner el caldo a hervir, con una rama de perejil, otra de romero, otra de tomillo, un poco de sal, pimienta y el azafrán tostado y desmenuzado (en un trocito de papel cerrado como un paquete lo ponemos encima de la tapadera de la olla unos minutos y se tuesta). En este caso he utilizado un caldo de verduras que tenía preparado.
Calentamos el aceite en una sartén. Sofreímos los dientes de ajo, pelados y enteros y el pimiento rojo cortado en tiras. Cuando esté frito, echamos los ajos en la olla del caldo que tenemos al fuego. El pimiento lo reservamos.


En el mismo aceite doramos la carne con un poco de sal a fuego fuerte para sellarla bien por todos lados. Una vez esté la incorporamos al caldo para que cueza y vaya dejando sustancia.

Si vamos a utilizar las alcachofas frescas las pesamos una vez limpias. Las troceamos y sofreímos en el mismo aceite. Reservamos y cuando la carne lleve cociendo al menos 40-45 minutos, las agregaremos al caldo, para que deje también el sabor.
En el caso de que sean congeladas primero preparamos el sofrito, para ello echamos en el mismo aceite donde estamos friendo todo, el diente de ajo muy picado, le damos unas vueltas e incorporamos el tomate rallado enseguida, para evitar que se queme el ajo.


Lo movemos bien, cuando lleve uno o dos minutos agregamos un poco de ñora picada, las alcachofas y vamos sofriendo todo junto. En este caso he utilizado unas muy pequeñas (baby). Cocinamos a fuego suave para que se vayan haciendo.

Cuando empiecen a estar blandas incorporamos el arroz y le damos unas vueltas para que absorba bien el aceite. Reservamos.

La carne la tendremos cociendo durante hora y cuarto u hora y media aproximadamente, comprobamos que está tierna, retiramos el perejil, tomillo, romero, los ajos y hacemos el arroz.
Para ello colocamos en el fuego el recipiente donde vayamos a prepararlo, en este caso una cazuela. Incorporamos el sofrito con las alcachofas, a continuación la carne y el caldo (reservamos un poco por si necesitáramos añadir algo más durante la cocción). Ponemos encima los trozos de pimiento que teníamos apartados y una o dos ramitas de perejil.


Cocinamos aproximadamente entre 18 ó 20 minutos, dependiendo si nos gusta el arroz más o menos entero. Los primeros 9 ó 10 minutos el fuego debe estar fuerte, después lo bajamos y terminamos de hacer a fuego más suave. En caso de que tuviéramos que añadir más de caldo, siempre deberá estar caliente.
 

 
 
 
 

miércoles, 15 de septiembre de 2010

TARTA DE TOMATES AL ESTRAGON

Probar esta tarta de tomate está muy rica. A quien no le guste el queso roquefort puede suavizarla con otro tipo de queso, los admite todos.
Cuando hagamos algo con hojaldre siempre es conveniente hornearlo antes de poner los ingredientes, de esa manera conseguimos que la masa se haga mejor, ya que si lo hacemos después de rellenar nos puede quedar blanda por el centro, aunque los laterales se tuesten.


INGREDIENTES:

1 base de hojaldre refrigerada
250 gr. de queso gruyère
250 gr. de queso roquefort
3 Tomates rojos medianos
1 cucharada de mostaza al estragón
Aceite de oliva
Sal
Unas hojitas de estragón


Precalentar el horno a 180º, extender la masa de hojaldre pinchar con un tenedor varias veces e introducir en el horno unos 10 minutos, para que se tueste un poco y no se reblandezca al poner los ingredientes.

Cortar los tomates en rodajas de 1 cm. y ponerlos en un recipiente con aceite de oliva, estragón y un poco de sal, para que tomen los sabores.



Cuando la masa tenga un poquito de color la sacamos y untamos por encima con la mostaza al estragón.


Colocamos el queso roquefort en trocitos. Partimos el queso gruyère en lonchas, reservando un poco para rallar, las ponemos encima. A continuación vamos poniendo las rodajas de tomate escurridas y espolvoreamos con el resto del queso gruyère rallado.



Horneamos durante 30-35 minutos.

 
 

martes, 14 de septiembre de 2010

TRUFAS 2 CHOCOLATES

Hay muchas recetas de trufas, con más o menos mantequilla, licor, tipos de chocolate, algunas llevan yema, otras no ...
Estas en concreto están indicadas para aquellos a los que nos les gusta mucho el chocolate fuerte, ya que lleva dos tipos de chocolate, uno de ellos con leche. Además hay personas a las que tampoco les gusta mucho la mantequilla y esta receta lleva menos cantidad que otras.



INGREDIENTES:


150 gr. de chocolate de cobertura
150 gr. de chocolate con leche
150 gr. de mantequilla
100 gr. de azúcar glas
3 yemas de huevo
1 copita de licor al gusto (ron, coñac)
Cacao en polvo sin azúcar (para rebozarlas)
Fideos de chocolate (para rebozarlas)

Con estas cantidades salen unas 45 trufas.


Fundir los dos chocolates al baño María. En un recipiente mezclamos la mantequilla ablandada con el azúcar y las yemas, cuando esté todo bien incorporado añadir el chocolate fundido y el licor. La masa debe quedar fina y brillante. Dejamos enfriar en el frigorífico unas horas.

Sacamos pequeñas porciones de la mezcla con un sacabolas o cucharita pequeña, le damos forma redonda y rebozamos unas en cacao en polvo sin azúcar y el resto en fideos de chocolate. Colocamos en moldecitos de papel individuales y servimos.




domingo, 12 de septiembre de 2010

SOUFFLÉ DE TOMATE Y CALABACÍN

Los soufflés son platos muy interesantes por la gran variedad de ingredientes con los que podemos hacerlos. En moldes grandes, individuales, pequeños ... de culaquier forma están buenos. En esta ocasión lo he preparado con calabacín y tomate, pero podemos escoger cualquier otro ingrediente: espárragos, patatas, pimientos, jamón cocido, atún ...




INGREDIENTES:


½ kg. de calabacines
½ kg. de tomates maduros
5 huevos
1 paquete  (150 gr.) de queso rallado emmental
50 gr. de mantequilla
Sal y pimienta
1 cucharadita de azúcar


Con estas cantidades salen 4 ó 5 raciones. Lo podemos hacer también en moldes individuales.

Pelar los calabacines, cortarlos en rodajas gruesas y cocerlos 5 minutos en agua caliente con un poco de sal. Escurrirlos bien y picarlos.
Poner la mantequilla en una sartén dejar que se funda, añadir el tomate rallado o cortado en dados pequeños, un poco de sal, el azúcar para quitar la acidez del tomate y la pimienta, darle unas vueltas para que no se queme, a los 4 ó 5 minutos incorporar el calabacín. Cocinamos durante 25-30 minutos y cuando esté el tomate frito lo apartamos del fuego.


Dejar enfriar un poco e incorporar las yemas y la mitad del queso rallado. Siempre hay que dejar el sofrito se enfríe un poco antes de incorporar las yemas, para evitar que éstas se cuajen.


Montamos las claras a punto de nieve, añadimos el preparado anterior en 3 ó 4 veces  y mezclamos con suavidad para evitar que se bajen y pierdan aire.





Untamos un molde con un poco de mantequilla con cuidado de no dejar ningún trozo por cubrir, ya que no subiría el soufflé, lo rellenamos con la mezcla. Ponemos el resto de queso por encima y unos trocitos de mantequilla.


Precalentar el horno a 175-180º, hornear durante 30 minutos aproximadamente, hasta que veamos que la parte de arriba tiene un color dorado.


 

viernes, 10 de septiembre de 2010

MAGDALENAS

Hay muchísimas recetas de magdalenas, estas resultan muy ricas. A mí me gusta utilizar el molde de metal con papel parafinado, pues me recuerda las magdalenas caseras que se hacen en la localidad donde vivo y las que siempre se han hecho en las casas. Hoy se han impuesto los moldes de papel, pero quedan mejor en los metálicos, al menos esta clase de masa.



INGREDIENTES:
6 ó 7 huevos (dependiendo del tamaño)
½ litro de leche
½ litro de aceite de oliva
½ kg. de azúcar
650 gr. de harina
3 ó 4 sobres de gaseosa
Ralladura de limón
Una pizca de canela

Con estas cantidades salen alrededor de 60 magdalenas de un tamaño mediano, podemos hacer perfectamente la mitad de la receta.


Montar las claras a punto de nieve incorporar el azúcar y seguir batiendo. A continuación añadimos las yemas y mezclamos con suavidad, incorporamos el aceite en dos o tres veces, siempre mezclando despacio y con movimientos envolventes, la leche y finalmente la harina tamizada junto con las gaseosas, la ralladura de limón y la pizca de canela. Recordar que debemos realizar movimientos envolventes de abajo hacia arriba. Cuando esté todo bien mezclado rellenamos los moldes y ponemos un poco de azúcar por encima.
Precalentar el horno a 180º y hornear 20-25 minutos.




jueves, 9 de septiembre de 2010

BRAZO DE GITANO CON ALMENDRA Y CREMA PASTELERA

Para esta ocasión he sustituído parte de la harina por almendra molida, hace que el bizcocho quede más jugoso, pero podemos hacerlo con harina, como es lo habitual.
Podemos rellenar el brazo con crema pastelera, como en este caso, o bien nata montada, mermelada, crema de chocolate, etc. Es un postre que siempre queda bien y gusta a todos.


INGREDIENTES:

Para el bizcocho
4 huevos
50 gr. de harina
50 gr. de almendra con piel molida (pueden utilizarse sin piel también)
100 gr.de azúcar

Para la crema pastelera:
½ litro de leche
1 palito de vainilla
5 yemas de huevo
75 gr. de azúcar
20 gr. de maicena
20 gr. de harina




Para hacer el bizcocho:
Montar las claras a punto de nieve con el azúcar, incorporar las yemas y mezclar con movimientos suaves y envolventes de abajo hacia arriba. Añadir la harina tamizada y las almendras molidas, seguir mezclando con suavidad.
Calentar el horno a 170º, poner en la bandeja un papel vegetal y extender la masa por encima. Hornear durante 8 minutos. Si el bizcocho se hace demasiado no podremos enrollarlo bien, ya que se agrietará. Dejar enfriar fuera del horno.

Para hacer la crema pastelera:
En un bol poner los ingredientes sólidos y mezclar bien, añadir las yemas, remover e incorporar un chorrito de leche. Batir con suavidad para que se deshagan los grumos.
Poner al fuego el resto de la leche con la vainilla, que previamente habremos abierto por la mitad. Cuando esté caliente incorporar a la mezcla anterior. Remover, volver a poner al fuego a temperatura suave y moviendo con unas varillas para evitar que se pegue al fondo. Cuando comience a hervir, retirar del fuego y dejar enfriar. Para evitar que haga una capa dura, tapar con un trozo de film transparente que pegaremos muy bien a la crema.

Montaje:
Cubrir con una capa de crema pastelera. Enrollar separándolo del papel con cuidado. Espolvorear con un poco de azúcar glas.



SALMON MARINADO

Hay muchas recetas de Salmón Marinado. Esta es mi propuesta, he probado varias y esta es de las que más me convencen. El salmón no queda salado y además está jugoso. La llevo haciendo muchos añosy le gusta a todo el mundo.

INGREDIENTES

1 Salmón de aproximadamente 1 Kg. y ½
16 cucharadas rasas soperas de azúcar
16 cucharaditas de postre de sal bien colmadas
Pimienta blanca molida
Eneldo fresco picado o seco


NOTA:
Si el salmón es más grande o más pequeño, la proporción de sal y azúcar variará en más o menos cantidad.
Yo suelo comprar un lomo grande y utilizo una parte para cocinar y el centro para marinar.


Abrimos el salmón quitándole la espina y la cabeza y dejando los lomos limpios. Se lava y se seca bien. Se pone en un recipiente abierto y con la piel hacia abajo (el salmón debe dejarse abierto una vez aliñado, si se pusiera una mitad sobre la otra habría que darle la vuelta de vez en cuando), se espolvorea con la pimienta y el eneldo y se cubre con el azúcar y la sal previamente mezcladas.


Se deja en el frigorífico durante 36 horas. Si el salmón es mayor habrá que dejarlo durante más tiempo y si es más pequeño lo tendremos menos.
Se enjuaga con cuidado bajo el grifo, se seca y se le pasa con la mano un poco de aceite de oliva sobre los lomos para cortarlo mejor (si se quiere también se le puede poner un poquito de pimienta y eneldo espolvoreados antes de untarlo con el aceite).
Se debe cortar en láminas finas, con el cuchillo ladeado. Al servirlo le podemos poner unas gotas de zumo de limón, sal y un poquito de eneldo (en el caso de que no le hubiéramos puesto antes de untarlo con aceite para cortarlo) y un chorrito de aceite de oliva.
Para conservarlo si no se va a gastar todo, podemos guardarlo fileteado en un recipiente cubriéndolo con aceite de oliva. En el frigorífico se puede conservar varios días.

Servir acompañado de una ensalada, con unas galletitas saladas. Está muy bueno untando una tostadita con mantequilla o con queso fresco y colocando encima el salmón.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...