martes, 30 de noviembre de 2010

QUICHE DE BACON Y ESPARRAGOS

Las Quiches o Tartas saladas, según queramos llamarlas, son muy socorridas y podemos elaborarlas con muchos y variados ingredientes.
Esta lleva bacon y espárragos y no le he puesto queso rallado. Me gusta mucho poner queso, pero así la aligeramos un poco. Estamos cerca de las Fiestas Navideñas y hay que llevar cuidado. Se acercan fechas de pasarnos con la comida y cualquier precaución es poca.
Os invito a preparar una con los ingredientes que más o apetezcan, vienen muy bien para una comida o cena, pues también se pueden tomar frías.


INGREDIENTES:

1 lámina de masa de hojaldre
250 gr. de espárragos verdes
150 gr. de bacon
4 huevos
200 gr. de crème fraîche
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Nuez Moscada



Extender el hojaldre en un molde pinchar el fondo, cubrir con un papel vegetal o de aluminio, pegándolo bien a las paredes para evitar que se bajen al hornear. Introducimos en el horno previamente calentado a 200º durante 10 minutos. Retirar el papel y dejar 5 minutos más. Bajar el horno a 180º. De esta forma conseguimos que el hojaldre se cocine un poco y no se ablande tanto al ponerle los ingredientes por encima. Siempre tengo la costumbre de realizar esta operación, tanto si utilizo hojaldre como pasta brisa o masa quebrada.
Mientras realizamos esta operación podemos ir haciendo el relleno de la Quiche. Para ello salteamos el bacon en una sartén, no hace falta que le pongamos aceite. Lo retiramos a un plato, troceamos los espárragos dejando las yemas para poner encima. En la misma sartén que hemos hecho el bacon ponemos un chorrito de aceite y salteamos los espárragos.
En primer lugar haremos los que hemos cortado en trozos, cuando estén los reservamos junto con el bacon. A continuación añadimos unas gotas más de aceite y salteamos las yemas.
Batimos los huevos, añadimos la crème fraîche, sal, pimienta y nuez moscada, ponemos el bacon y los espárragos que tenemos reservados, mezclamos bien y vertemos por encima del hojaldre. Colocamos las yemas de los espárragos por encima e introducimos en el horno a 180º durante 30-35 minutos.

NOTA:
En esta ocasión no le he puesto queso, pero se le puede añadir sin ningún problema.
La crème fraîche la podemos sustituir por nata.


 
 

sábado, 27 de noviembre de 2010

Concurso Bundt Cake Whole Kitchen: BUNDT CAKE CON RELLENO DE AVELLANAS Y CHOCOLATE

Esta receta es para el Concurso Bundt Cake organizadoo por Whole Kitchen.
Llevamos desde hace algunos días viendo en los blogs, diferentes preparaciones de este cake, por lo que suponemos que el Concurso ha sido todo un éxito de convocatoria.
Hace unos días publiqué una receta salada que quedó exquisita y por ello me he animado también a realizar una preparación en la versión dulce.

La verdad es que con los moldes tan bonitos que hay las preparaciones quedan de lo más vistosas.
Tengo que decir que la mezcla de sabores de éste me ha parecido "especial".
El toque de canela, naranja, avellanas y chocolate le aportan un sabor delicioso.
Desde aquí os animo a prepararlo, creo que os sorprenderá muy gratamente.


 


INGREDIENTES:

400 gr. de harina
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de levadura
Una pizca de sal
1 cucharadita de canela
La ralladura de una naranja
El zumo de media naranja
250 gr. de mantequilla
250 gr. de azúcar
3 huevos XL
250 ml. de buttermilk*


Para el relleno:
100 gr. de avellanas tostadas y peladas
100 gr. de gotas de chocolate 70%

Si no encontramos buttermilk podemos hacerlo poniendo 250 ml. de leche y una cucharada de zumo de limón, removemos y dejamos reposar unos 10 minutos.
Podemos sustituirlo por yogur griego o por crème fraîche.



Precalentamos el horno a 170º
Tamizar la harina, bicarbonato, levadura, sal y canela y reservar.

Batir la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla blanquecina y cremosa. Si lo hacemos en batidora lo tendremos entre 3 y 4 minutos a velocidad media-baja.
Añadimos los huevos de uno en uno batiendo bien entre cada incorporación.
Incorporamos la harina en tres partes, alternando entre ellas con el buttermilk y terminando con la harina. Finalmente echamos el zumo de naranja, la ralladura y mezclamos bien.
Engrasamos el molde y vertemos la mitad de la mezcla. Partimos las avellanas y las colocamos junto con las gotas de chocolate por encima, a continuación ponemos el resto de la masa. Sacudimos el molde bien para que se rellenen todas las hendiduras y alisamos la superficie con una espátula.
Horneamos durante 50 minutos, para comprobar si está hecho podemos pinchar con un pincho y si éste sale limpio estará cocido, de lo contrario lo dejamos un poco más. En mi caso lo horneé con aire.





jueves, 25 de noviembre de 2010

PASTEL INVERTIDO DE PIÑA

La propuesta dulce que nos propone Whole Kitchen para Noviembre se trata de este rico pastel invertido. Este pastel se hizo muy popular en Estados Unidos en los años 20, debido a que la piña en conserva estaba muy de moda en aquellos años y su precio era muy bajo. Precisamente en 1920 fué cuando apareció por primera vez una receta de este delicioso pastel.
Lo he preparado en un molde de aro, pero podemos utilizar otro cualquiera. Se puede hacer con otro tipo de fruta, según nuestras preferencias y también podemos cambiar la masa poniéndole chocolate, especias ...



INGREDIENTES:

Para el topping o cubierta:
60 gr. de mantequilla
80 gr. de azúcar blanca
80 gr. de azúcar morena
550 gr. de piña en almíbar
Cerezas o fresas en almíbar para decorar

Para el bizcocho:
195 gr. de harina de repostería
2 cucharaditas de levadura en polvo
¼ de cucharadita de sal
120 gr. de mantequilla
200 gr. de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 huevos
120 ml. de leche
 



Utilizaremos un molde de unos 23 cm., que engrasaremos previamente.

La piña debemos escurrirla y secarla muy bien para evitar que nos humedezca el pastel.

Colocamos los ingredientes para hacer la cubierta en una cazuela pequeña y ponemos a fuego medio hasta que todo se haya disuelto y adquiera una textura homogénea. Seguimos cociendo un poco más hasta que veamos que el azúcar empieza a caramelizar. Retiramos del fuego y lo ponemos en el fondo del molde que vayamos a utilizar (que habremos engrasado antes). Colocamos encima la piña y las cerezas o fresas. Reservamos.
En un bol ponemos la mantequilla que tendremos a temperatura ambiente junto con el azúcar. Batimos hasta que nos quede esponjosa y suave. Incorporamos el extracto de vainilla y seguimos batiendo. Añadimos las yemas de los huevos de una en una, batiendo bien después de haber añadido cada una.
Mezclamos la harina, levadura y sal, tamizamos y añadimos a la masa anterior, en tres veces, alternándola con la leche. Seguimos batiendo hasta tener incorporados bien todos los ingredientes.
En otro recipiente montamos las claras a punto de nieve bien firme y las mezclamos a la masa anterior, integrándolas poco a poco con movimientos envolventes, sin batir para que no se bajen.
Colocamos nuestra masa sobre el molde que tenemos reservado, alisamos la superficie y horneamos en el horno previamente calentado a 180º, durante 50 minutos aproximadamente. Diez minutos antes de finalizar el tiempo de cocción pinchar con un palillo y si éste sale limpio estará cocido, de lo contrario lo dejaremos un poco más.
Sacamos del horno y dejamos enfriar dentro del molde, unos 10 minutos. Después lo desmoldamos y dejamos enfriar por completo.




domingo, 21 de noviembre de 2010

Concurso Bundt Cake Whole Kitchen: BUNDT CAKE DE SALCHICHAS, MANZANA Y PEPINILLOS

Esta receta forma es para el Concurso Bundt Cake organizadoo por Whole Kitchen.
Como hemos podido ver en algunos blogs el pasado día 15 de Noviembre se celebró el "National Bundt Day" y se han publicado diferentes recetas, todas riquísimas y con un aspecto extraordinario.
Para esta ocasión he elaborado uno salado, que ha resultado muy rico. Lo podemos tomar acompañado de un buen fiambre o con lo más nos apetezca.
Animaros a preparar alguno hay tiempo hasta el día 29 de Noviembre.




INGREDIENTES:

400 gr. de harina
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de levadura
Una pizca de sal
125 gr. de mantequilla
2 huevos
125 ml. de leche
1 cebolla
160 gr. de salchichas Frankfurt
1 manzana Golden grande
60 gr. de pepinillos agridulces
1 cucharadita de albahaca
Un chorrito de aceite de oliva

Mezclar la harina con el bicarbonato, levadura y la sal. Tamizar y reservar.
Picar la cebolla en trocitos y dorarla en una sartén con aceite y un poco de sal. Cuando esté dorada incorporar las salchichas cortadas en rodajitas y la albahaca, dar unas vueltas y reservar.
Trocear los pepinillos en rodajitas. Pelar la manzana y cortarla en cuadraditos. Ambas cosas las mezclamos a la cebolla y salchichas, mezclando bien.
Batimos la mantequilla, que deberá estar a temperatura ambiente. Añadimos los huevos de uno en uno y seguimos batiendo. Seguidamente ponemos la leche y batimos hasta que se integre bien.
A continuación mezclamos dos o tres cucharadas de harina al preparado de salchichas, cebolla, pepinillos y manzana y removemos bien, reservamos.
Incorporamos a la batidora la harina que tenemos tamizada. Esta operación la haremos en tres veces batiendo bien cada vez que vayamos poniendo. Al final de todo echamos la mezcla de relleno que tenemos reservada y la mezclamos suavemente con una espátula para repartirla bien por toda la masa.
Engrasamos el molde, vertemos la preparación y horneamos en el horno previamente calentado a 180º, durante 45 minutos. Dejamos enfriar y desmoldamos.



Podemos  servir acompañado de un buen fiambre y con una buena ensalada.



viernes, 19 de noviembre de 2010

¡¡¡QUE BIEN!!! HA LLEGADO LA SORPRESA DE MI AIG

Desde hace varios días llevo viendo en algunos blogs como iban llegando los regalitos de los AIG de este año. Esperaba pacientemente que el mío llegara. Bueno pacientemente los primeros días, pero cada vez iba aumentando mi curiosidad por saber quien me lo enviaría.
Por fín ha llegado el día, aunque se ha hecho esperar... y digo esto por lo siguiente:


Ayer me llama mi marido al trabajo para decirme que había llegado un aviso de correos. ¡¡Qué bien será mi AIG!! El problema es que cuando llego a casa después de trabajar Correos ya está cerrado y donde vivo no abre por la tarde. ¡¡Qué casualidad!!!
Bueno, pues tendré que esperar un día más!!! que le vamos a hacer. Justo vivo encima de Correos y saber que el paquetito estaba tan cerca y no podía saber el contenido hacía que la impaciencia aumentara. ¡¡Lo podeís imaginar, no!!
El horario de apertura de Correos coincide con mi horario de trabajo, por lo que he tenido que dejar firmada la autorización con instrucciones de que no se abriera el paquete hasta no estar yo en casa. La intriga ha seguido en aumento hasta que he llegado y he visto el contenido:  ¡¡La sorpresa iba a tener por fín nombre!! y muchos regalitos:


El paquete viene desde Málaga y lo envia Elisa, a quien no tenía el placer de conocer, hasta hoy claro. Por cierto tiene un nombre bien bonito su blog OLOR A JAZMIN. Teneís que pasaros a hacerle una visita.
A partir de ahora estoy segura que tendré ocasión de conocerla un poco más. Ahora ya tiene nombre y cara. Casualmente hoy ha publicado una entrada donde nos habla un poco de ella y nos muestra una foto suya, por lo que no solo para mí ha dejado de ser invisible.

Como vereís hay varios paquetitos cuidadosamente envueltos. ¡Me encanta! no podré saber todo lo que hay hasta que no estén abiertos. ¡Mayor sorpresa! 


Os detallo el contenido:
  • Un molde se silicona con forma de estrella, que me viene muy bien para estas Navidades.
  • Un molde que estaba buscando hace tiempo y no conseguía, muy útil para gelatinas, mousse y otras cosas a las que queramos dar bonita forma.
  • Unas cucharitas que me vendrán muy bien para las presentaciones individuales de bocado.
  • Unos adornos de chocolate que pienso utilizar para las preparaciones especiales de Navidad.
  • Unos bonitos moldes para muffins, magdalenas ...
  • Una especialidad de su tierra el pan de higo. Seguro que me encantará, por aquí tenemos algo parecido que me gusta mucho.
  • Y, lo más importante, una tarjeta con el logo tan especial del AIG 2010 de este año. Donde me cuenta un poco como ha preparado todo y otras cosas que me reservo para mí. 

Elisa ¡¡¡mil gracias!!!  me ha gustado muchísimo todoooo!!

Estoy deseando preparar alguna cosilla con los moldes y poder dedicártela. No te preocupes, ha llegado todo estupendamente.
Oye ya puedes dejar de espiar desde las sombras ... y gracias otra vez.

Quiero darle a Bea, incansable organizadora del AIG, las gracias por todo lo que ha hecho. Menudo trabajo para organizar todo esto.
Estoy muy agradecida porque además de haber conocido su blog, que me parece un referente, nos da la ocasión de conocer a otras muchas personas que comparten nuestras aficiones.




jueves, 18 de noviembre de 2010

ÑOQUIS DE PATATA CON SALSA BOLOÑESA

En su propuesta salada para el mes de Noviembre Whole Kitchen nos invita a preparar unos ríquisimos Ñoquis. Existe una gran variedad de ellos y se elaboran con diferentes tipos de ingredientes. En algunas preparaciones se utiliza la leche, con miga de pan. También podemos encontrar variaciones en las que se añade queso, calabaza, remolacha, espinacas ...
Me he decantado por el clásico de patata, uno de mis preferidos y tampoco he sido muy original en cuando a la salsa se refiere y he optado por una boloñesa, que pienso le va estupendamente. Además es una salsa muy rica si se elabora con tiempo y cariño.


INGREDIENTES:

Para los ñoquis:
1 Kg. de patatas
300 gr. de harina
1 huevo
Sal

Para la salsa boloñesa:
500 gr. de carne picada. Podemos usar: ternera, cerdo o una mezcla de ambas
1 cebolla
1 diente de ajo
2 zanahorias
2 ramas de apio
2 botes de tomate troceado de 400 gr.
1 vasito de vino tinto
Aceite de oliva
Sal, pimienta molida, un poco de orégano o albahaca o tomillo (lo que más nos guste)

Queso rallado para espolvorear sobre el plato finalizado


Para hacer los ñoquis:
Lavamos las patatas y las ponemos a cocer en una olla con abundante agua, durante 30-35 minutos, dependiendo del tamaño. Para saber si están cocidas las pinchamos con un cuchillo, en caso de que estén duras las dejaremos un poco más.
Las escurrimos, dejamos templar un poco y las pelamos. A continuación las pasamos por el pasapurés. Las tapamos con un paño y dejamos enfriar.
Sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada ponemos las patatas, hacemos un hueco en el centro y añadimos la harina, hacemos otro hueco y ponemos el huevo y un poco de sal. Mezclamos bien los ingredientes y amasamos hasta conseguir una masa homogénea y fina.
Vamos dividiendo la masa en pequeñas porciones y formamos cilindros de 1,5 cm. de grosor. Los vamos cortando con ayuda de un cuchillo en trocitos de unos 2 cm. Para dar la forma característica de los ñoquis, los pasamos por tenedor, presionando para hacer un hueco por un lado y el dibujo por el otro.

Una vez listos los cocemos. Para ello pondremos una olla con abundante agua y sal, cuando empiece a hervir echamos los ñoquis y cuando veamos que suben a la superficie estarán listos para sacar.
Los escurrimos bien y acompañamos de la salsa elegida.


Para hacer la Salsa Boloñesa:
Ponemos el aceite a calentar en una cazuela e incorporamos el ajo y la cebolla finamente picados. Le damos un par de vueltas y añadimos la zanahoria en trocitos pequeños y seguidamente el apio también troceado, ponemos un poquito de sal. Rehogamos todo junto durante 10 minutos. Añadimos la carne, un poco de sal, la pimienta y la especia que nos guste (orégano, tomillo, albahaca…). Damos unas vueltas y cuando la carne cambie de color le añadimos el vino, movemos la cazuela para que se evapore un poco el vino e incorporamos el tomate. Cogemos una de las latas vacías y la llenamos de agua que añadiremos también. Dejamos que hierva fuerte un momento. Tapamos y dejamos cocer durante 1 hora a fuego suave, removiendo de vez en cuando para que no se pegue en el fondo. Probamos y rectificamos de sal y especias. Si el tomate resulta ácido le pondremos una cucharadita de azúcar.


En un plato colocamos una ración de ñoquis y vertemos por encima nuestra salsa y un poco de queso rallado.



martes, 16 de noviembre de 2010

TARTA DE ALMENDRA CON COBERTURA DE CHOCOLATA BLANCO

Con esta receta participo en el CONCURSO "Che que bo" RECETAS CON CHOCOLATE que organiza Carolina.
Ya comenté en otra entrada que si podía preparar algo dulce, participaría también en ese apartado.
Animaros aún quedan días para preparar recetas y enviarlas al Concurso.


INGREDIENTES:
Para el bizcocho:
4 huevos
1 yogur griego
2 medidas del vasito de yogur de almendra molida
1 medida del vasito de yogur de harina
2 medidas del vasito de yogur de azúcar
1 medida del vasito de yogur de aceite de oliva suave o de girasol
1 sobre de levadura
1 cucharadita de aroma de vainilla
Para el relleno:
250 gr. de una buena mermelada de fresas
Para el almíbar:
300 ml. de agua
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de ron
Para la cobertura blanca:
250 gr. de chocolate blanco
100 ml. de nata
75 gr. de mantequilla
Para adornar:
Unas fresas naturales o en almíbar
Fideos de chocolate




SIEMPRE ES MEJOR HACER EL BIZCOCHO DOS DIAS ANTES, PARA QUE EMPAPE BIEN EL ALMÍBAR Y NO SE ROMPA LA TARTA. ASÍ QUEDA MÁS COMPACTA.


Para hacer el bizcocho:
Ponemos en un recipiente los huevos, el yogur, el azúcar, el aceite, el aroma de vainilla, la almendra y la harina tamizada junto con la levadura. Batimos con la batidora hasta que la masa quede esponjosa.
Horneamos en el horno previamente calentado a 175º, durante 30-35 minutos. Sin abrir para nada la puerta del horno, ya que la masa se bajaría y no volvería a subir. Pinchamos con una aguja y si sale limpia estará hecho, de lo contrario lo tendremos unos minutos más. Dejamos enfriar sobre una rejilla.


Para hacer el almíbar:
Calentamos el agua le añadimos el ron y el azúcar, removemos bien para que se disuelva y dejamos templar.



MONTAJE DE LA TARTA:
Cortamos el bizcocho en dos partes y empapamos la parte abajo con la mitad del almíbar. Le ponemos por encima la mermelada de fresa, que en el caso de que estuviera muy espesa la disolveremos con dos cucharadas de agua. Colocamos encima la otra capa de bizcocho y la mojamos con el resto del almíbar. Tapamos la tarta y dejamos reposar en la nevera varias horas. Mejor es dejarla toda la noche o desde por la mañana para la tarde.
Para finalizar haremos la cobertura y la cubriremos.

Para hacer la cobertura:
Calentamos la nata casi a punto de ebullición. Incorporamos el chocolate y la mantequilla troceados y vamos removiendo hasta obtener una consistencia homogénea. Dejar reposar 10 minutos removiendo de vez en cuando y cubrir la tarta.

Adornamos con medias fresas partidas y cubrimos el borde con fideos de chocolate.







 

sábado, 13 de noviembre de 2010

CODORNICES AL CHOCOLATE CON CEBOLLITAS FRANCESAS Y SETAS

Con esta receta voy a participar en el CONCURSO "Che que bo" RECETAS CON CHOCOLATE que organiza nuestra querida amiga Carolina.
Podemos participar tanto con recetas dulces como saladas y en esta ocasión he preparado una RECETA SALADA, para romper un poco la tónica, ya que por el momento parece que nuestros amigos se están decantando por lo "goloso".
Intentaré preparar, si puedo, algo dulce también.




INGREDIENTES:
8 codornices
500 gr. de cebollitas francesas
200 gr. de setas o champiñones
100 ml. de vino de Jerez
30 gr. de chocolate (podemos utilizar uno a la taza o el de postres)
1 vaso de caldo de ave o de carne
50 ml. de aceite de oliva
1 cucharada sopera colmada de harina
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
1 ramita de romero
Sal, pimienta, una pizca de nuez moscada y 2 ó 3 clavos




Limpiar los restos de plumas de las codornices, lavar, secar y salpimentar. En una cazuela ponemos el aceite de oliva y cuando esté caliente doramos las codornices bien por todos los lados. Retiramos y reservamos.
Incorporamos los ajos picados y las cebollitas peladas y enteras, si hay alguna más grande la partiremos por la mitad. Rehogamos bien y cuando empiecen a ablandarse ponemos las codornices, la hoja de laurel, la ramita de romero, la nuez moscada y los clavos. Sofreímos todo junto durante 2 minutos dándole vueltas.
Añadimos la cucharada de harina y doramos bien para que se tueste. Echamos el vino de Jerez y rehogamos a fuego fuerte para evaporar el alcohol. Incorporamos el caldo y lo mantenemos 2 ó 3 minutos a fuego fuerte. Tapamos la cazuela, bajamos el fuego y dejamos cocer durante 35-40 minutos.
Transcurrido el tiempo incorporamos las setas troceadas. Si son pequeñas las podemos poner enteras. Cocemos 10–15 minutos y a continuación ponemos el chocolate rallado. Dejamos cocer moviendo la cazuela 5–10 minutos, para que se ligue bien la salsa. Hay que tener en cuenta que unas codornices son más tiernas que otras. Por lo que tendremos que vigilar los tiempos de cocción.
Servir caliente acompañadas de un puré de patatas, buñuelitos de patata o con la guarnición que se prefiera.






miércoles, 10 de noviembre de 2010

PAN CHAPATA

Había leído que las masas de pan podían dejarse fermentar en el frigorífico, pero no lo había probado hasta ahora y el resultado es estupendo.
Esta receta en concreto es del blog de Eva donde podemos encontrar recetas de pan y bollería, entre otras cosas, todas estupendas.
Se aprecia perfectamente el sabor de la harina de centeno, por lo que a los que les guste saborear otro tipo de pan que no sea el blanco, deben probarlo.
La masa apenas se manipula, así que no nos llevará mucho tiempo hacerlo. Además lo preparamos y la fermentación se hace de un día para otro en el frigorífico, por lo que en dos ratitos podemos disfrutar de un estupendo pan.




INGREDIENTES:

450 gr. de harina de fuerza
50 gr. de harina de centeno
350 gr. de agua
50 gr. de aceite de oliva virgen extra
10 gr. de sal
7 gr. de levadura fresca




En un bol ponemos los ingredientes y desmenuzamos la levadura. Amasamos bien, si disponemos de batidora lo haremos con los accesorios de amasar, si no tenemos lo haremos a mano. Debemos tener en cuenta que con batidora el tiempo de amasado siempre se reduce y con 3 ó 4 minutos tendremos suficiente. La masa debe quedar lisa y elástica, pero no demasiado dura.
Para hacelo en la KitchenAid diponemos los ingredientes en el bol y desmenuzamos la levadura. Mezclamos unos segundos con el batidor plano a velocidad 1 y a continuación ponemos el gancho amasador y amasamos durante 4 minutos a velocidad 2. Para el resto procedemos como se indica a continuación.
Con ayuda de una espátula de silicona, colocamos la masa en un cuenco previamente untado con aceite, le damos un poco forma de bola con la misma espátula, sin tocarla con las manos. Tapamos con film transparente y dejamos reposar en la nevera un mínimo de 12 horas. Si la tenemos un poco más de tiempo no pasa nada. Mejor la preparamos el día anterior.
Al día siguiente volcamos la masa sobre una superficie enharinada (la masa no debe pegarse), la estiramos un poco con las manos sin manipularla en exceso y sin aplastarla para no desgasificarla. La cortamos en 6 porciones con ayuda de una rasqueta (se pueden hacer más o menos piezas), pero sin tocar demasiado la masa. La colocamos sobre la bandeja del horno cubierta con un paño durante 30 a 45 minutos.
Con el horno previamente calentado a 210º, introducimos un recipiente con agua para generar vapor y horneamos durante 25-30 minutos, dependiendo del tamaño de las piezas. Dejar enfriar sobre una rejilla.











sábado, 6 de noviembre de 2010

BAGELS

Como os decía en el post anterior, nada mejor que una receta elaborada con masa para poder empezar a utilizar mi nueva batidora de pie, la KitchenAid. La verdad es que va de maravilla. Las masas se hacen rápidamente y quedan de fábula. Estoy contenta, el resultado es mejor de lo que esperaba.

Los bagels son unos panecillos de origen judío que se consumen mucho en Estados Unidos. Hace unos días ha comenzado un programa en Canal Cocina donde están haciendo recetas de la cocina de ese país.
El programa se llama Las Recetas de Annie y esta receta en concreto es del mismo. También sugirió algunos rellenos, aunque aquí que estamos en un país de estupendos bocadillos, podemos rellenarlo según nuestras preferencias. Es un tipo de pan que admite cualquier combinación.





INGREDIENTES:

125 ml. de agua
125 ml. de leche
15 gr. de levadura fresca (de panadería)
450 gr. de harina
2 cucharaditas de sal
1 cucharadita de azúcar
30 gr. de mantequilla derretida
1 huevo
4 litros de agua
Semillas de sésamo
Semillas de amapola



Mezclar la leche y el agua. Poner en un bol 60 ml. de esta mezcla y calentar (no más de 30º C). Desmenuzar la levadura y añadirla al bol, deshacer con una cucharita.
Mezclar la harina, sal y azúcar en un recipiente grande. Hacer un hueco en medio, añadir la levadura, el resto de leche/agua, mantequilla derretida y clara de huevo ligeramente batida, reservar la yema. Mezclar todo hasta que se forme una masa blanda. Amasar unos 10 minutos hasta que esté elástica. Si lo hacemos con la batidora y el accesorio de amasar se hace en menos tiempo. La masa debe quedar blanda y brillante, hacemos una bola.
Con la batidora KitchenAid mezclamos unos segundos con el batidor plano a velocidad 1, cambiamos por el gancho amasador y seguimos primero 2 minutos a velocidad 1 y 2 minutos más a velocidad 2. Tras este tiempo la masa debe estar lista. Si viéramos que necesita un poco más continuamos, pero es suficiente. La masa estará blanda y brillante, pero no se nos pegará.
Cogemos otro recipiente y lo untamos con un poco de aceite, pasamos la masa a este bol y le damos vueltas para que la bola quede engrasada también. Cubrimos con un paño húmedo frío y dejamos subir al menos 1 hora, o hasta que haya doblado el volumen.




Desinflamos la masa con el puño de la mano y dividimos en 6, 8 ó 10 porciones iguales, dependiendo del tamaño que queramos los bagels. Yo he hecho 8, pero quedan bastante grandes, teniendo en cuenta que es un pan bastante contundente.
Formamos bolas de un tamaño uniforme y les hacemos un agujero en el centro con el dedo. Con mucho cuidado estiramos la masa para agrandar el agujero a unos 5 cm. Dejamos reposar la masa 15 minutos en una bandeja de horno, previamente untada con aceite o sobre un silpat (mantelito de silicona para hornear) y tapamos con un trapo de cocina húmedo y frío.

Ponemos en el fuego una cazuela con los 4 litros de agua, esperamos que empiece a hervir y reducimos la temperatura. Metemos los bagels en tandas y dejamos escalfar unos 15 segundos. Los sacamos con una espumadera, escurrimos sobre un paño y los vamos colocando sobre la bandeja del horno untada con aceite. Si vemos que se cuartean un poco por arriba, no pasa nada al hornear se quita.
Batimos la yema de huevo que teníamos reservada, con un poco de agua y pincelamos los panes. Espolvoreamos con semillas de sésamo unos y con semillas de amapola otros. Otra opción es pincelarlos con mantequilla derretida.


Horneamos en el horno previamente calentado a 220º C, durante unos 25 minutos. Deberán quedar dorados.



Los bagels quedan crujientes por fuera y blandos por dentro.
Se pueden rellenar de cualquier cosa:
Queso fresco de untar con unas tápenas o pepinillos en trocitos y salmón por ejemplo. También les podemos añadir aguacate …

 



 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...