martes, 10 de agosto de 2010

TARTA DE BIZCOCHO, CREMA DE CHOCOLATE Y NATA

Esta tarta la preparaba mi madre en muchas ocasiones, era la preferida de sus nietos. He tenido ocasión de hacerla varias veces y todavía no he encontrado a una sola persona a la que no le guste. Es muy gratificante prepararla, ya que a todos los que la prueban les encanta y suelen repetir. Además no resulta nada pesada porque no lleva demasiada cantidad de azúcar.


INGREDIENTES:

PARA EL BIZCOCHO:
5 huevos
5 cucharadas soperas colmadas de harina (125 gr.)
5 cucharadas soperas colmadas de azúcar (125 gr.)
1 sobre de levadura Royal
Un poco de harina y de mantequilla para el molde

PARA LA CREMA DE CHOCOLATE:
½ litro de leche
4 yemas
1 huevo entero
20 gr. de maizena
40 gr. de harina
75 gr. de azúcar
150 gr. de chocolate de postres

PARA EL ALMIBAR:
1/2 litro de agua
2 ó 3 cucharadas soperas de ron
2 ó 3 cucharadas soperas de azúcar

PARA LA COBERTURA DE NATA:
½ litro de nata para montar
2 ó 3 cuharadas de azúcar
Chocolate de cobertura rallado



Calentamos el horno a 180º
Para hacer el bizcocho se baten las claras a punto de nieve, se añade el azúcar y seguimos batiendo hasta que estén bien firmes. A continuación se incorporan las yemas y se mezclan con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, con cuidado para que no se bajen las claras. Añadimos la harina tamizada junto con la levadura y seguimos mezclando con mucha suavidad y con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.
Engrasamos con mantequilla un molde de unos 25 cm.  de diámetro y espolvoreamos un poco de harina sacudiendo el exceso, de esta forma evitaremos que se pegue el bizcocho (también podemos forrar el mole con papel vegetal). Vertemeos la masa y lo cocemos en el horno previamente calentado a 180º, durante 35-40 minutos aproximadamente. No hay que abrir el horno para que el bizcocho suba bien. Pinchar con una aguja transcurridos 30-35 minutos para comprobar si está cocido, si ésta sale limpia apagaremos el horno. Hay que tener en cuenta que no todos los hornos son igual, por lo que el tiempo puede variar un poco. Lo sacamos y dejamos enfriar en el molde durante 5 minutos, después lo depositamos sobre una rejilla y dejamos que enfríe por completo.

Para la crema pastelera se aparta un poquito de leche, que dejaremos en un bol y se pone al fuego el resto con un palo de canela o vainilla. En un recipiente mezclamos la harina, la maizena y el azúcar, movemos para que se mezclen y añadimos la leche que hemos apartado. Batir con cuidado para que no haga grumos. A continuación se incorporan las yemas y el huevo y seguimos batiendo. Se añade poco a poco la leche que teníamos en el fuego a través de un colador, moviendo sin parar para que el huevo no se cuaje. Se coloca esta mezcla a fuego suave y se mueve para que no se pegue hasta que vaya a empezar a hervir y espese. Se retira del fuego y se añade el chocolate de postres que habremos ablandado en el microondas.

Preparamos el almibar calentando el agua con el ron y el azúcar para que ésta se disuelva. Dividimos el bizcocho en 3 discos. Ponemos en una bandeja el primer disco, lo mojamos con el almibar y cubrimos con la mitad de la crema de chocolate. Ponemos el segundo disco y hacemos lo mismo. A continuación colocamos el tercer disco, lo mojamos y dejamos reposar la tarta en la nevera, para que se compacte bien.
Finalmente montamos la nata bien fría con el azúcar y cubrimos la tarta. Rallamos el chocolate y lo espolvoreamos por encima.

En esta ocasión no he utilizado chocolate rallado, en su lugar la he cubierto con bolitas crujientes de chocolate de tres tipos.

NOTA:
Es mejor hacer el bizcocho dos días antes. La tarta hay que montarla el día anterior. El mismo día que vayamos a tomarla se cubrirá con la nata montada y el chocolate rallado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...