miércoles, 10 de noviembre de 2010

PAN CHAPATA

Había leído que las masas de pan podían dejarse fermentar en el frigorífico, pero no lo había probado hasta ahora y el resultado es estupendo.
Esta receta en concreto es del blog de Eva donde podemos encontrar recetas de pan y bollería, entre otras cosas, todas estupendas.
Se aprecia perfectamente el sabor de la harina de centeno, por lo que a los que les guste saborear otro tipo de pan que no sea el blanco, deben probarlo.
La masa apenas se manipula, así que no nos llevará mucho tiempo hacerlo. Además lo preparamos y la fermentación se hace de un día para otro en el frigorífico, por lo que en dos ratitos podemos disfrutar de un estupendo pan.




INGREDIENTES:

450 gr. de harina de fuerza
50 gr. de harina de centeno
350 gr. de agua
50 gr. de aceite de oliva virgen extra
10 gr. de sal
7 gr. de levadura fresca




En un bol ponemos los ingredientes y desmenuzamos la levadura. Amasamos bien, si disponemos de batidora lo haremos con los accesorios de amasar, si no tenemos lo haremos a mano. Debemos tener en cuenta que con batidora el tiempo de amasado siempre se reduce y con 3 ó 4 minutos tendremos suficiente. La masa debe quedar lisa y elástica, pero no demasiado dura.
Para hacelo en la KitchenAid diponemos los ingredientes en el bol y desmenuzamos la levadura. Mezclamos unos segundos con el batidor plano a velocidad 1 y a continuación ponemos el gancho amasador y amasamos durante 4 minutos a velocidad 2. Para el resto procedemos como se indica a continuación.
Con ayuda de una espátula de silicona, colocamos la masa en un cuenco previamente untado con aceite, le damos un poco forma de bola con la misma espátula, sin tocarla con las manos. Tapamos con film transparente y dejamos reposar en la nevera un mínimo de 12 horas. Si la tenemos un poco más de tiempo no pasa nada. Mejor la preparamos el día anterior.
Al día siguiente volcamos la masa sobre una superficie enharinada (la masa no debe pegarse), la estiramos un poco con las manos sin manipularla en exceso y sin aplastarla para no desgasificarla. La cortamos en 6 porciones con ayuda de una rasqueta (se pueden hacer más o menos piezas), pero sin tocar demasiado la masa. La colocamos sobre la bandeja del horno cubierta con un paño durante 30 a 45 minutos.
Con el horno previamente calentado a 210º, introducimos un recipiente con agua para generar vapor y horneamos durante 25-30 minutos, dependiendo del tamaño de las piezas. Dejar enfriar sobre una rejilla.











Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...