jueves, 2 de diciembre de 2010

MUFFINS DE ARÁNDANOS

Hay quienes piensan que magdalenas y muffins son lo mismo. La verdad es que son muy parecidos, los podemos considerar casi iguales, pero hay algunas diferencias.
La masa de magdalenas se bate bastante para incorporar mayor cantidad de aire, incluso podemos poner las claras montadas a punto de nieve y suele quedar una masa más líquida. En cambio los muffins solamente se remueven un poco para mezclar los ingredientes y la consistencia de la masa es bastante densa, además la proporción de azúcar suele ser algo menor.
De todas formas hay tantísimas recetas de ambos que seguro encontraremos la misma masa para elaborar cualquiera de estas preparaciones.
Estos muffins que he preparado quedan muy jugosos, la fruta siempre aporta jugosidad a las masas. Les he puesto arándanos, pero podemos utilizar cualquier otra que nos apetezca: grosellas, fresitas, manzana troceada, plátano ...



INGREDIENTES:

450 gr. de harina
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 cucharadita de levadura en polvo
½ cucharadita de sal
230 gr. de mantequilla
3 huevos grandes
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 yogur griego
120 ml. de leche
200 gr. de azúcar
250 gr. de arándanos
50 gr. de azúcar para espolvorear por encima
 

Calentar el horno a 190º.
Cogemos 2 cucharadas de harina la mezclamos con la mitad del azúcar y reservamos. El resto la tamizamos con la levadura, el bicarbonato y la sal sobre un bol.
En un recipiente ponemos la mantequilla a temperatura ambiente, el yogur, la leche, los huevos, la otra mitad del azúcar, el extracto de vainilla y mezclamos un poco. Añadimos la harina tamizada y removemos un poquito para mezclar bien todos ingredientes, sin batir demasiado.
Los arándanos los mezclamos con la harina y el azúcar que hemos reservado. De esta forma evitamos que se nos vayan al fondo al hornearlos, los incorporamos a la masa y movemos suavemente con una espátula para distribuirlos bien.
Rellenamos los moldes y espolvoreamos un poco de azúcar por encima a cada uno (en esta ocasión le he incorporado todo el azúcar a la masa, no he puesto por encima). Horneamos con el horno previamente calentado a 190º durante 25 minutos. Pinchamos con un palillo o brocheta y si esta sale limpia estarán cocidos, de lo contrario dejamos unos minutos más.



 
NOTA:
Para evitar que los moldes se nos abran al echar la masa o mientras se hornean, los podemos colocar dentro de una bandeja especial que tenga los huecos.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...