miércoles, 15 de diciembre de 2010

BUNDT CAKE DE CHOCOLATE: The darkest chocolate cake ever

A más de uno nos ha entrado el gusanillo con los Bundt Cake, sobre todo después de haber visto últimamente tantas y maravillosas presentaciones gracias al Concurso organizado por Whole Kitchen. Quedan tan espectaculares y vistosos...
Los moldes que tiene la firma Nordicware son estupendos y consiguen un horneado perfecto, además de tener unas formas muy bonitas. Eso no quiere decir que no podamos utilizar otro molde para elaborarlo. El sabor va a resultar igual de rico.
Muchos conocemos a Bea y lo que le gustan este tipo de preparaciones. Bien pues esta receta es de su estupendo blog y tengo que decir que coincido con ella en que se trata de un Bundt Cake exquisito. Está riquísimo, jugoso y con un buenísimo sabor a chocolate.
Creo que al llevar más cantidad de huevos queda mejor. He podido comprobar que en una gran mayoría la cantidad de huevos en proporción a la harina era menor. Por eso pienso, en mi humilde opinión, que esto lo hace diferente y si cabe más bueno.


INGREDIENTES:

350 gr. de harina
1 cucharadita de bicarbonato
¼ cucharadita de sal
250 gr. de mantequilla
375 gr. de azúcar blanquilla
4 huevos
240 ml. de buttermilk(*)
60 gr. de cacao en polvo (utilicé Hershey's)
150 ml. de agua hirviendo
2 cucharaditas de extracto de almendra (no tenía y añadí extracto de vainilla)



(*) Si no conseguimos buttermilk, se puede preparar en casa de la siguiente manera: 1 cucharada de zumo de limón o de vinagre y leche entera hasta completar 250 ml., remover y dejar reposar 10 minutos. Pasado este tiempo estará listo para utilizar. Tendrá la apariencia de leche cortada o yogur muy suelto, pero ésta es la textura del buttermilk.


Preparación en KitchenAid (en una batidora normal lo podemos hacer en el mismo orden y con las velocidades que solamos utilizar y a mano también lo podemos hacer batiendo con una varillas)

Precalentar el horno a 170º
Engrasar un molde de Bundt de 25 cm. con manquetilla o spray desmoldante.
Tamizar la harina, bicarbonato, sal y reservar.
Hervir el agua, cuando llegue a ebullición añadir el cacao en polvo. Batir enérgicamente hasta obtener una crema homogénea y sin grumos. Reservar para que se enfríe un poco.
Batir con la pala la mantequilla y el azúcar a temperatura ambiente hasta conseguir una mezcla que haya blanqueado y quede esponjosa (aproximadamente unos 3 minutos a velocidad media).
Añadir los huevos uno a uno, ligeramente batidos, a velocidad baja. No incorporar el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado.
A velocidad baja añadir un tercio de la harina y batir. Incorporar la mitad del buttermilk y continuar alternando los ingredientes terminando con la harina.
A velocidad baja, incorporar el extracto de almendra (o de vainilla) y la mezcla del cacao con el agua. Tener la precaución de que toda la masa quede de un color uniforme. Terminar de mezclar a mano.
Verter esta mezcla en el molde engrasado que hemos preparado previamente. Asegurarnos que la masa entra en todas las hendiduras dándole unos golpes y que no tenga aire. Alisar la superficie con una espátula.
Hornear en el horno previamente calentado a 170º durante 55-60 minutos, hay que pinchar con una brocheta y si sale totalmente limpia estará hecho, de lo contrario mantener unos minutos más. En mi caso a los 55 minutos estaba cocido, esto dependerá un poco de cada horno.
Dejar enfriar en el molde unos 10 minutos. Pasado este tiempo desmoldar boca a abajo y dejar enfriar sobre una rejilla.



Podemos servirlo acompañado de un buen helado de vainilla, solo o como más nos apetezca, está tan rico ....







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...