lunes, 24 de enero de 2011

BRIOCHE CON GOTAS DE CHOCOLATE

A quien no le gusta disfrutar de un buen Brioche en el desayuno o en la merienda. Son extraordinarios, solos o acompañados de mantequilla y mermelada, con una loncha de jamón york o cualquier tipo de fiambre.
Pues bien si le añadimos unas gotas o pepitas de chocolate el resultado es estupendo. Le da un aspecto marmolado a la miga y su sabor es muy rico.
Este tiene la forma de un cake porque está hecho totalmente en panificadora. Pero podemos utilizar un molde de alargado para conseguirlo. Aunque si lo preferimos, podemos cambiar y hacer piezas más pequeñas.





INGREDIENTES:

La receta es del libro que trae la panificadora:
575 gr. de harina especial para pan (harina de fuerza)
1 sobrecito (5 gr.) de levadura de panadería seca
200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
4 huevos
80 ml. de leche
1 cucharadita pequeña de sal
70 gr. de azúcar
150 gr. de gotas chocolate

El chocolate es opcional, podemos hacer la receta prescindiendo del mismo.



Si utilizamos panificadora vertemos en el recipiente de amasar los ingredientes en este orden: leche, huevos, mantequilla a temperatura ambiente y en trozos pequeños, sal y azúcar. A continuación añadimos la harina y la levadura seca. Ponemos el bol en el aparato y seleccionamos el programa 7 y el peso y el color de corteza que deseemos (esto dependerá de las panificadoras). Cuando la máquina lo indique, que será transcurrido 28 minutos aproximadamente, incorporamos las pepitas de chocolate. La máquina hará el resto. Cuando termine el programa dejaremos enfriar sobre una rejilla.


Si no utilizamos panificadora y queremos usar la batidora o robot, pondremos los ingredientes en el mismo orden y amasaremos con el gancho amasador durante unos 5 ó 6 minutos. Cuando esté todo bien amasado incorporaremos el chocolate y seguiremos amasando un par de minutos más. Pondremos la masa en un recipiente alargado, que previamente habremos untado con mantequilla. Taparemos la masa y dejaremos que doble su volumen durante 1 hora y media aproximadamente. Transcurrido este tiempo introducimos al horno que habremos calentado previamente a 190º y hornearemos durante unos 35-40 minutos. Si vemos que coge mucho color bajamos la temperatura un poco. Si queremos que el aspecto sea brillante por encima, tendremos que pintarlo con una brocha con huevo batido.

Si no tenemos panificadora, ni batidora de ningún tipo, no hay que echarse atrás. Simplemente amasaremos a mano, pero habrá que tener en cuenta que debemos trabajar la masa muy bien, que quede bien ligada y fina. Después dejaremos que la masa doble su volumen tal y como he explicado antes dentro del molde y procederemos igual.


Es muy importante que conozcamos bien nuestro horno, ya que aunque todos son parecidos hay pequeñas diferencias. Es preferible que hayamos elaborado previamente algunas preparaciones para saber el resultado que podemos obtener.


 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...