viernes, 11 de febrero de 2011

POLLO CON MANZANA Y ZANAHORIA

Hoy traigo un plato sencillo y rápido de preparar, aunque no por ello deja de estar rico. Está hecho en el microondas en un recipiente de silicona con tapa. Estos recipientes están muy bien y nos permiten cocinar como si se tratar de un papillote. Los alimentos se cocinan en su propio jugo con el vapor que se genera en el interior.
Es una receta de pollo, pero el pescado también queda muy bueno preparado de esta forma, al igual que las verduras. Los alimentos mantienen todo su sabor, pues no utilizamos nada de agua para cocinar y si aromatizamos con las especias o hierbas frescas que nos apetezcan, nos quedará un plato muy sabroso.
Hay personas a las que no les gusta el microondas para cocinar, en ese caso se puede utilizar el horno, pero sinceramente se tarda mucho más tiempo y el consumo energético es mayor. En el microondas está hecho en un momento y el resultado es el mismo, por lo que nos puede ayudar cuando vamos apurados de tiempo. Mientras se cocina ponemos la mesa y listo.




INGREDIENTES:
2 Contra-muslos grandes de pollo deshuesados y sin piel
1 manzana
2 zanahorias
Aceite de oliva
Zumo de limón (opcional)
Sal con mezcla de especias:
Molinillo de sal estilo oriental marca “KANIA” del LIDL

El molinillo de sal lleva incorporada una mezcla de especias: cúrcuma, cebolla, cilantro, perejíl y pimiento.













Este es el recipiente que he utilizado.




Le quitamos la piel y el hueso al pollo. Cortamos la manzana en gajos de medio dedo de grosor (la dejo con piel), pelamos las zanahorias y con el mismo pelador sacamos unas tiras.
En un recipiente de silicona con tapa colocamos el pollo, al lado las manzanas y junto a éstas las zanahorias, ponemos un chorrito de aceite de oliva, un poco de zumo de limón (sólo si nos apetece) y espolvoreamos bien con la mezcla de sal y especias del molinillo.
Tapamos el recipiente e introducimos en el microondas a máxima potencia (900 W), durante 4 minutos. Dejamos reposar 1 minuto y a continuación servimos.
Si viéramos que necesita un poco más de tiempo lo volvemos a poner, pero a golpes de 30 segundos. El tiempo que os indico es suficiente, pero depende de los hornos.
Si disponemos de un recipiente mayor y queremos aumentar las cantidades, tendremos que aumentar también en proporción el tiempo de microondas. Lo mejor siempre es poner menos tiempo y aumentar en caso de que sea necesario, pues de lo contrario se nos puede secar mucho la carne.
Este tipo de recipientes con tapa genera vapor, como si de un papillote se tratará, por lo que el alimento se cocina con los jugos que suelta y queda muy rico. Es una manera muy sana de preparar los alimentos, pues al eliminar la grasa del pollo quitamos la mayor parte de calorías.




 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...