lunes, 28 de febrero de 2011

CRÊPES CON NATA FRESAS Y CHOCOLATE

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Febrero nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa: Crêpe.
Los crêpes son originales de la región de Bretaña, al oeste de Francia, donde se llaman krampouezh. Actualmente es un plato consumido a diario en todo el país, especialmente en el Chandeleur o Fiesta de la Candelaria, que se celebra el 2 de febrero, como parte de la tradición local.
En la Bretaña se distinguen dos platos parecidos: las crêpes elaboradas con trigo candeal y generalmente reservadas a los dulces y las elaboradas con trigo sarraceno o alforfón, en general reservadas a rellenos salados. Eran platos que ofrecían los campesinos como ofrendas a sus señores.
La palabra crêpe significa “ondulado” y surgió tras la refinación de la harina. Encontramos variaciones en muchos países: Los rusos: el “blini, los judíos: el “blintz”, los mejicanos: el “taco”, los húngaros: el “palacsinta”, los italianos: el “cannelloni” y los chinos: el “eggrill”.




INGREDIENTES:
2 huevos
10 gr. de mantequilla
100 gr. de harina
½ vaina de vainilla
2,5 gr. de sal
250 ml. de leche entera
30 ml. de agua
1 cucharada de ron (puede ser licor de naranja, coñac o cualquier otra cosa)
½ cucharadita de ralladura de limón

Con estas cantidades salen aproximadamente 15 crêpes. Todo dependerá del tamaño de la sartén que utilicemos.

Para el relleno:
½ litro de nata
4 cucharadas de azúcar
300 gr. de fresas
100 gr. de chocolate de cobertura
4 cucharadas soperas de leche





Partimos la vaina de vainilla por la mitad y la raspamos con el filo de un cuchillo para extraer los granos. Batimos los huevos en un bol y fundimos la mantequilla en un cazo en el fuego o en el microondas.
Tamizamos la harina sobre otro bol, añadimos los granos de vainilla, los huevos batidos y la sal. Incorporamos la leche, el agua la mantequilla fundida, el licor, la ralldura de limón y vamos removiendo bien para que no queden grumos y quede una masa fina. Dejamos reposar como mínimo 2 horas a temperatura ambiente.
Cuando vayamos a utilizar la masa, añadiremos 1 cucharada de agua y removeremos.
Una vez nuestra masa esté lista, calentamos una sartén antiadherente y añadimos un poco de aceite y repartimos con un pincel, para evitar que haya demasiado. Vertemos la masa con un cucharón, inclinamos la sartén en todas direcciones para repartir bien la masa por el fondo de la misma y la ponemos nuevamente al fuego.
Cuando la masa no tenga brillo, despegaremos los bordes con una espátula y le daremos la vuelta. Hay que cocerla por el otro lado durante 1 minuto aproximadamente, hasta que esté dorada. La deslizamos sobre un plato, volvemos a untar con aceite la sartén y continuamos haciendo el resto.


Una vez las tengamos todas procederemos a rellenarlas con lo que nos apetezca. En este caso van rellenas con nata montada, fresas troceadas y por encima llevan chocolate fundido.

Montamos la nata con el azúcar, lavamos las fresas, las secamos les cortamos el tallo y las partimos en trozos pequeños. A continuación las mezclaremos con la nata con movimientos suaves y envolventes para evitar que se nos baje.
En un bol colocamos el chocolate con la leche y lo fundimos en el microondas o en un cazo en el fuego.
Vamos rellenando nuestras crêpes con la mezcla de nata y fresas y las enrollamos o doblamos según nuestras preferencias, por encima vertemos un poco del chocolate.
 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...