jueves, 31 de marzo de 2011

FINANCIERS

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Marzo nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa: Financier.

Son pequeños bizcochos de almendras muy fáciles de preparar. Además tienen muchas posibilidades y podemos hacer diferentes presentaciones, puesto que se pueden preparar con muchas clases de ingredientes, así como aromatizarlos con especias, chocolate, frutas, licor, etc.
El financier o “financiero” es un pequeño pastel que contiene almendra molida entre sus ingredientes, como base principal del mismo. En algunas pastelerías aún son llamados “visitandine” el nombre original del mismo.
Son de origen francés y allí son todo un clásico. Se pueden encontrar en cualquier pastelería y es tradición tomarlos en la merienda o la hora del té. Fueron inventados en una pastelería francesa llama Lasne, con el propósito de que los financieros que lo tomasen no se ensuciaran las manos.
En sus orígenes fueron pequeños pasteles ovalados, preparados por las Hermanas de la Orden de la Visitación. Con el tiempo, los suizos adaptaron la receta dándoles forma de lingote y cambiando su nombre original de visitandine por financiers.
Algunas versiones llevan entre sus ingredientes mantequilla de avellana o “beurre noisette”, una expresión culinaria que hace referencia al color y al olor que adquiere la mantequilla al calentarla para derretirla, por el aroma a avellana que desprende.
Esta técnica consiste en derretir mantequilla salada a fuego vivo, durante el proceso, se evapora el agua contenida en la misma y se empiezan a quemar los residuos más sólidos, lo que se conoce como reacción de Maillard y de la que se desprende un aroma a avellana característico.



INGREDIENTES:

Receta de Jöel Robuchon

55 gr. de azúcar glas
40 gr. de harina
40 gr. de almendra en polvo
60 gr. de mantequilla
4 claras de huevos grandes o 5 pequeñas


Batir en un bol durante 5 minutos el azúcar glas, la harina y la almendra en polvo. Fundir la mantequilla en un cazo a fuego muy suave, la he dejado hasta que tuviera un tono dorado y dejarla enfriar.
Batir las claras sin llegar a montarlas, solo para que queden bien fluidas y homogéneas. Mezclar con precaución con la mezcla de azúcar, harina y almendra, siempre con movimientos envolventes y suaves. Incorporar con cuidado la mantequilla. Engrasar los moldes y repartir la preparación en ellos.


He utilizado unos moldes de financiers de silicona que son bajitos y he escogido dos tamaños uno más grande y otro más pequeño, para hacer éstos últimos de bocado.



Calentar el horno a 180º y cuando esté caliente introducirlos y hornearlos durante 20 minutos. Hasta que estén dorados. Dejar enfriar y desmoldar.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...