viernes, 13 de mayo de 2011

COLIFLOR Y BRÓCOLI GRATINADOS CON BECHAMEL DE CILANTRO Y ANCHOAS

Una manera de comer la coliflor y el brócoli para aquellos a los que nos les gusta su sabor, es hacerla gratinada con bechamel y queso. Queda mucho más suave y además si enriquecemos la bechamel con alguna especia o hierba y le añadimos cualquier otro ingrediente que nos guste, el sabor peculiar de estas verduras apenas ni se nota. A mi no me importa porque me encantan, pero a veces nos cansamos de tomarla solo hervida y es una forma diferente de disfrutarlas. 


 
INGREDIENTES:
1 coliflor mediana
1 brócoli
10 tomatitos mini kumato
50 gr. de mantequilla
50 gr. de harina
500-600 ml. de leche
4 filetes de anchoas en conserva
Sal, pimienta, nuez moscada
Cilantro picado
100 gr. de queso rallado
Un poquito de mantequilla para el gratinado

Cortamos en tallos la coliflor y el brócoli, la hervimos con un poco de agua y sal hasta que esté al dente. En la Fussioncook durante 3 minutos y despresurizamos. Si lo hacemos en olla rápida también se cuece en poco tiempo, si utilizamos una cazuela normal la tendremos unos 10-12 minutos, pero sin que llegue a quedar blanda, porque luego tiene que ir al horno y se termina de cocer.
Preparamos una bechamel, para ello ponemos una cazuela al fuego y derretimos la mantequilla. A continuación echamos la harina y la rehogamos bien para tostarla y quitarle el sabor crudo. Vamos echando la leche y disolvemos bien la harina para que no queden grumos. Cuando tengamos toda la leche incorporada (utilizaremos 500 ó 600 ml. de leche, en función de si la queremos más o menos líquida), ponemos un poco de sal, pimienta y nuez moscada. Cuidado no nos pasemos con la sal porque luego tenemos que añadir las anchoas. Cuando la bechamel haya cocido al menos 10 minutos y esté bien fina, picamos las anchoas y las añadimos junto con un chorrito del aceite de la conserva. Removemos bien para que el calor las vaya deshaciendo y a continuación añadimos el cilantro picado. Probamos y rectificamos de sal si hiciera falta.
Calentamos el horno a 200º, ponemos la coliflor y el brócoli en una fuente. Partimos los tomatitos por la mitad y los vamos colocando entre los huecos. Vertemos la bechamel por encima, espolvoreamos con el queso rallado y le ponemos unos trocitos pequeñitos de mantequilla.



Introducimos en el horno y lo tenemos durante aproximadamente 15 minutos, según como nos guste de dorado el gratinado. Puede necesitar más o menos tiempo según el tipo de horno, vigilar que no se tueste demasiado.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...