jueves, 9 de junio de 2011

MUFFINS DE JAMÓN YORK Y QUESO

Hoy toca receta salada y en esta ocasión se trata de unos muffins salados, muy ricos, que podemos hacer según nuestros gustos, pues admiten muchas combinaciones de ingredientes: Bacon, salami, queso fresco, tomates deshidratados, verduras ...
Estos son sencillos, jamon york y queso, pero no por ello resultan menos deliciosos. Llevan una mezcla de hierbas aromáticas y un buen aceite de oliva que aportan un sabor extraorinario.
Desde aquí os animo a hacerlos porque resultan muy ligeros y deliciosos. Nos os conformareis con picar solo uno!!!




INGREDIENTES:
200 gr. de harina
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de sal
2 huevos
200 ml. de buttermilk * (se puede utilizar la misma cantidad de leche o yogur)
80 ml. de aceite de oliva
1 cebolla y un chorrito de aceite de oliva para freírla (o cebolla frita envasada)
200 gr. de jamón york en taquitos
200 gr. de queso rallado emmental
1 cucharadita de una mezcla de: albahaca, orégano y perejil
¼ de cucharadita de pimienta negra molida
 
* Si no disponemos de buttermilk, podemos hacerlo poniendo en un vaso 200 ml. de leche entera, a la que agregaremos una cucharada de zumo de limón o de vinagre. Removemos y dejamos reposar durante 10 minutos. Adquirirá la consistencia de leche cortada o yogur líquido, pero ésta esta es la textura del buttermilk.

Con estas cantidades salen 18 muffins.


En una sartén sofreír con un poquito de aceite de oliva la cebolla cortaza en trozos pequeños, con una pizca de sal (podemos utilizar cebolla frita de la que venden envasada). Cuando esté dorada incorporar el jamón de york cortado en taquitos, dar una vuelta y apagar el fuego. Poner por encima la cucharadita de especias, la pimienta negra y remover para que todo se integre, reservar.
En un bol tamizar la harina, levadura, bicarbonato, sal y reservar.
En otro recipiente mezclar el huevo, buttermilk (leche o yogur), aceite de oliva y remover un poco (no es necesario batir, solo mezclar un poco). A continuación incorporamos en este recipiente la harina, bicarbonato y sal que teníamos reservada y mezclamos un poco, sin batir demasiado. Añadimos también la mezcla de la sartén, ponemos el queso rallado y removemos.
En una bandeja de muffins colocamos papelitos y vamos rellenando cada uno de ellos, aproximadamente hasta la mitad o un poquito más. Si no queremos utilizar papelitos, deberemos untar los huecos de la bandeja con un poco de aceite de oliva y verter la mezcla directamente sobre la misma, teniendo en cuenta de no llenarlos hasta el borde, para evitar que al hornear la masa se salga de los huecos.


Hornear con el horno previamente calentado a 180º durante 22-25 minutos, vemos perfectamente como aumentan de tamaño y van cogiendo color. El tiempo de horneado, como siempre digo, depende de cada horno. Yo los he hecho con la función ventilador y con 22 minutos ha sido suficiente. Hay que vigilar que no se nos quemen.


Dejar enfriar durante 5 minutos en el molde y después desmoldar y poner a enfriar sobre una rejilla. 
 
¡¡¡ Son deliciosos !!!

 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...