domingo, 10 de julio de 2011

PAPPARDELLE AL PESTO SICILIANO

En verano y con tanto calor apetecen platos frescos y que seán rápidos de hacer. La verdad es que no apetece pasar muchas horas en la cocina.
Este plato de pasta es muy sencillo de preparar y se hace muy rápido. Mientras se cuece la pasta podemos realizar este rico pesto siciliano y en un momento tenemos solucionada la comida.
Este pesto queda muy suave y podemos hacerlo con cualquier tipo de pasta. En esta ocasión he elegido Pappardelle, pero podemos hacerlo con la que tengamos en casa.
Si nos parece mucha cantidad de pesto, porque vamos a cocer menos pasta, podemos guardar el que nos sobre en un tarro de cristal bien cerrado en el frigorífico. Para ello vertemos el pesto en el tarro ponemos unas hojitas de albahaca fresca y lo cubrimos con un chorro de aceite de oliva. Bien cerrado lo podemos conservar varios días.


INGREDIENTES:
400 gr. de Pappardelle

Para el pesto siciliano necesitamos:
40 gr. de queso parmesano
100 gr. de almendras
1 ó dos chiles frescos, si no encontramos podemos usar guindillas secas
1 manojo de albahaca fresca
1 diente de ajo
4 anchoas en conserva y un poco de su aceite
400 gr. de tomates cherry
3 cucharadas de aceite de oliva
Sal

Para adornar:
Parmesano rallado
Unos tomates cherry partidos por la mitad
Unas hojas de albahaca
Un chorrito de aceite de oliva


Cocemos la pasta en abundante agua hirviendo con sal el tiempo que indique el paquete. En este caso han sido 7 minutos.
Para preparar el pesto siciliano ponemos en la Thermomix o en la batidora: el queso parmesano, las almendras, el chile o la guindilla, la albahaca, el diente de ajo y las anchoas con un chorrito del aceite de la conserva. Trituramos todo muy bien. A continuación incorporamos los tomates cherry, el aceite de oliva y una pizca de sal. Trituramos de nuevo hasta que quede una pasta.
Cuando la pasta esté cocida reservamos una taza del agua de la cocción, la escurrimos y la volvemos a poner en la cazuela. A continuación añadimos el pesto que hemos preparado, la mitad del agua de cocer la pasa y un chorrito de aceite de oliva y removemos bien para que se mezclen todos los sabores.
Al utilizar el agua donde hemos cocido la pasta evitamos que quede seca y lo que conseguimos es formar una salsa más cremosa con el pesto. Si vemos que necesita el resto del agua se la añadimos y seguimos removiendo.
Servimos la pasta en una fuente y ponemos por encima unos tomates cherry partidos por la mitad, unas hojas de albahaca, parmesano rallado y un chorrito de aceite de oliva.

Receta de Jaime Oliver


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...