domingo, 31 de julio de 2011

TARTA FONDANT CON ALMIBAR DE ROSAS

No quería dejar pasar la ocasión de participar en el Concurso Recetario Floral, organizado por Elisa, del blog Olor a Jazmín con motivo de su segundo aniversario. Está patrocinado por la tienda La Casita Dulce de las Flores. Sus propietarias son las hemanas Susana y Mariló y podemos encontrar muchas cosas relacionadas con la repostería y la cocina.
Elisa fue mi AIG del 2010 y por ello quería preparar algo para su concurso. Pensaba que no podría hacerlo porque eran los últimos días de trabajo antes de las vacaciones y tenía mucho que hacer, pero al final ha podido ser, aunque en el último día de participación y casi casi en las últimas horas. Pero aquí tienes Elisa, aún he llegado a tiempo!!!
El motivo del concurso me parece muy apropiado al nombre del blog. Se trata de hacer una receta que tenga algún ingrediente proveniente de las flores o algún aroma floral y se podía presentar una receta dulce o salada. Pero además nos daba muchas posbilidades, pues en el caso de que no se nos ocurriera ninguna cosa, simplemente con que apareciera alguna flor en la foto o le diéramos la forma de éstas también podría valer.
A mi me apetecía preparar algo dulce y como soy un poco exagerada, he optado por todas las opciones que nos daban!!!. Me explico: he utilizado un ingrediente floral (mermelada de rosas), he adornado la tarta con flores y por si fuera poco he puesto algunas rosas en la foto. Así creo que cumplo con todo ¿No os parece?
Tengo que decir que es la primera vez que trabajo el fondant, siempre me ha gustado y me llaman mucho la atención las tartas tan bonitas que se ven en la blogosfera, pero reconozco que requiere su tiempo y además tener paciencia. Perdonarme si no ha quedado del todo perfecta, supongo que es cuestión de práctica y con el tiempo se mejora la técnica. Pero para esta ocasión quería hacer algo un poco diferente a lo que tengo en el blog y de este modo ir ampliando horizontes.
¡¡¡ Espero que os guste !!!





INGREDIENTES:
Para el bizcocho:
125 gr. de harina
125 gr. de azúcar
125 gr. de mantequilla
3 huevos
1 cucharadita de levadura química
1 naranja
1 limón
1 cucharadita de extracto de vainilla
Para la crema de mantequilla:
200 gr. de mantequilla
150 gr. de azúcar glas
Podemos rellenar nuestro bizcocho con una sola crema, pero he preferido darle un toque de chocolate y he utilizado Nutella para untar en una de las capas. Con 3 ó 4 cucharadas tendremos suficiente.
Para el almíbar de rosas:
200 ml. de agua
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de mermelada de rosas

Para adornar la tarta:
Dependiendo de la cantidad de adornos que le hagamos a la tarta necesitaremos más o menos fondant. En esta ocasión he utilizado fondant de la marca Regalice color blanco. Si queremos podemos hacerlo nosotros mismos, en otra ocasión os diré como hacerlo.
Además necesitaremos colorante del color que más nos guste. He utilizado uno de color morado en gel de la marca Americolor.
Unas perlitas plateadas comestibles (de venta en tiendas de artículos de repostería).
Esta es la mermelada que he utilizado
Para hacer el bizcocho:
Rallar la piel de la naranja y del limón y reservar. Hacer zumo con la naranja y reservar.
Batir la mantequilla con el azúcar, que deberá estar a temperatura ambiente (punto de pomada) hasta obtener una crema. Agregar los huevos (también a temperatura ambiente) de uno en uno, batiendo muy bien entre cada incorporación. Mezclar la harina con la levadura química y tamizar sobre la crema, batir suavemente con una espátula hasta que se integre. Incorporar la ralladura de naranja y de limón, el zumo de la naranja y el extracto de vainilla. Batir con suavidad hasta que la masa quede homogénea.
Coger un molde, untar con spray desmoldante o bien con mantequilla y un poco de harina espolvoreada, sacudir el exceso y verter la mezcla, alisar la superficie con una espátula.
Si queremos que el bizcocho quede alto utilizaremos un molde pequeño (aproximadamente 18 cm.), si preferimos que quede más bajo utilizar uno más grande. Hornear con el horno previamente calentado a 170º durante unos 35-40 minutos aproximadamente.
Como siempre digo cada horno es un mundo, pero para que el bizcocho suba y quede bien esponjoso, no hay que abrir la puerta del mismo durante los primeros 30 minutos, de lo contrario el bizcocho no subirá correctamente. Cuando haya transcurrido ese tiempo o mejor 35 minutos, comprobar con una aguja si está cocido. Si sale limpia quiere decir que está, de lo contrario dejar unos minutos más.
Sacar del horno y dejar enfriar en el molde por espacio de 10 ó 15 minutos. Desmoldar y poner a enfriar sobre una rejilla.

Para hacer la crema de mantequilla:
Batir la mantequilla que deberá estar a temperatura ambiente, cuando empiece a estar cremosa ir añadiendo el azúcar glas, previamente tamizado, poco a poco, batiendo bien entre cada incorporación. Deberá quedar una crema lisa y bien batida. Reservar.

Para hacer el almíbar:
Calentar el agua con el azúcar y dejar hervir un momento hasta que se deshaga. Retirar del fuego, incorporar la mermelada y remover. Colar el líquido y reservar. Si no nos importa que quede algún trozo de la mermelada, podemos dejarlo sin colar. Dejar enfriar.

Montaje de la tarta:
Siempre es mejor hacer el bizcocho con antelación (de un día para otro) para que esté más compacto y al cortarlo no se nos desmigue demasiado. Si nos hubiera quedado un copete muy alto en el mismo, lo primero que haremos será nivelarlo cortándolo con un cuchillo. A continuación hacemos dos cortes en sentido horizontal para obtener 3 capas, procurando que éstas queden igualadas. Colocarlas de manera que luego podamos montar el bizcocho conforme estaba y nos quede nivelado. Utilizaremos la capa de arriba para la base, es decir que le daremos la vuelta al bizcocho y quedará la base del mismo como tapa.
Colocar la primera de las capas sobre la bandeja donde lo vayamos a servir o sobre un plato (si preferimos montarlo en un recipiente diferente al que lo vayamos a poner definitivamente, tendremos que tener mucho cuidado al trasladarlo, porque se nos podría romper).
Mojar con el almíbar, con cuidado de no pasarnos para evitar que luego el bizcocho suelte líquido. Repartir las cucharadas de Nutella y exterder con una espátula. A continuación poner la siguiente capa, humedecer de nuevo con el almíbar y poner una capa de crema de mantequilla, reservando un poco para cubrir toda la tarta antes de poner el fondant, extenderla bien y finalmente colocar la base del bizcocho como tapa del mismo, ya que queda más nivelada la tarta. Remojar con almíbar y extender una fina capa de crema de mantequilla por todo el bizcocho incluyendo los laterales del mismo.
Podemos introducir en el frigorífico mientras trabajamos el fondant que adornará la tarta.

Adorno de la tarta:
Dependiendo de la decoración que le queramos hacer, dividiremos en varios trozos el fondant, tiñendo cada uno con el color que más nos guste. En este caso únicamente he utilizado dos colores, por lo que dejé un trozo de fondant blanco sin teñir y añadí al resto unas gotas de colorante morado. Para que el color se reparta uniformemente debemos amasar el fondant hasta que esté todo del mismo tono.
A continuación extendemos una capa y la alisamos con el rodillo hasta que quede fina y con el mismo grosor por todas partes. La enrollamos en el mismo rodillo y colocamos sobre el bizcocho, vamos acoplando y dándole la forma del mismo y recortamos el excedente.
Después con los cortadores que tengamos hacemos unos adornos, humedecemos con un pincel con unas gotas de agua y colocamos como más nos guste.



En próximas entradas os explicaré como hacer el fondant en casa y la mejor forma de trabajarlo. Pero hay numerosas explicaciones en videos y blogs, que podemos conseguir fácilmente en Internet. He tenido ocasión de poder asistir a un Curso organizado por Majo's en Alicante, donde nos han enseñado a trabajar con fondant.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...