viernes, 2 de septiembre de 2011

CUPCAKES DE VAINILLA

¡¡¡ Hola a todos !!! Ya estoy de nuevo por aquí tras un período de inactividad del blog motivado por las vacaciones estivales y algún que otro problemilla que he tenido con mis dolencias en la espalda que me ha mantenido en reposo y me ha fastidiado parte de mi descanso. Pero afortunadamente parece que todo vuelve a la normalidad y puedo continuar publicando mis recetas.
Espero que no os hayáis olvidado de mí y que por mi parte pueda empezar a visitaros de nuevo, la verdad es que lo estoy deseando. Seguro que habréis estado haciendo cosas deliciosas, así que espero ponerme pronto al día y disfrutar con vuestros blogs.
He echado de menos el contacto con todos, pues me he encontrado con cantidad de personas estupendas de las que estoy aprendiendo mucho y a las que se va tomando un cariño especial, aunque no tengamos la posibilidad de vernos directamente.
La receta de hoy es muy sencilla de preparar, sé que hay muchas similares que podemos encontrar en internet, pero a mí me gusta darles un toque personal. Suelo hacer pruebas y modifico alguna cantidad para adaptarlas a mi gusto.
Cuando publiqué la Tarta fondant con almíbar de rosas os comenté que había hecho un curso en Majo’s (Alicante) y he tenido ocasión de poder asistir a alguno más. Allí me han facilitado esta receta de crema de mantequilla que resulta muy suave.
Como podéis comprobar lleva agua, lo que la hace más ligera. Por mi parte he reducido un poco la cantidad de azúcar para que no quede demasiado empalagosa y tengo que decir que el resultado merece la pena. Recomiendo hacerla porque es muy sencilla y queda deliciosa. Ahora os dejo con la receta y deseo que os guste.



INGREDIENTES:
Para 8 unidades
Para los cupcakes:
100 gr. de mantequilla
100 gr. de azúcar
100 gr. de harina
1 cucharadita de levadura en polvo (impulsor)
2 huevos
50 ml. de leche
1 y ½ cucharadita de extracto de vainilla
Para la crema de mantequilla:
250 gr. de mantequilla
125 ml. de agua
125 gr. de azúcar en polvo
1 cucharadita de extracto de vainilla
Unas gotas de colorante naranja en gel (he utilizado de la marca Wilton)
Unas gotas de colorante azul en gel (he utilizado de la marca Wilton)
Unas gotas de colorante verde en gel (he utilizado de la marca Americolor)
 


Para hacer los cupcakes:
Calentar el horno a 180º
En un bol batir la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, hasta que esté bien cremoso y haya aumentado el volumen. Incorporar los huevos de uno en uno, batiendo bien el primero antes de incorporar el segundo. Añadir el extracto de vainilla, la leche y continuar batiendo. Seguidamente ir añadiendo la harina tamizada con la levadura y batir hasta que quede bien integrada en la masa.
Colocar unos papeles en un molde metálico para evitar que se deformen al hornearlos, (hice 9 pero es mejor hacer 8 para que queden más llenos los moldecitos). Introducir en el horno calentado previamente a 180º y hornear aproximadamente unos 15-18 minutos. Siempre digo que el tiempo puede variar de un horno a otro, podemos comprobar si están hechos pinchando con una aguja, si sale limpia estarán, de lo contrario dejarlos un poquito más. Pero es mejor que no nos pasemos en el tiempo de horneado para que no se nos resequen. Tener la precaución de no abrir la puerta del horno durante los primeros 12-15 minutos, pues afecta a la masa y ésta no sube correctamente.

NOTA: A veces y dependiendo de la calidad del papel que vayamos a utilizar es mejor poner dos. El de dibujo por fuera y dentro uno blanco de calidad inferior, ya que la grasa puede afectar a los dibujos de los papeles y es una lástima que luego no se puedan apreciar. Si conocemos la calidad del papel y sabemos que aguanta perfectamente no es necesario hacerlo.

Para hacer la crema de mantequilla:
Batir la mantequilla con la batidora de varillas o el batidor de la KitchenAid hasta que blanquee y doble el volumen, hay que ir aumentando la velocidad progresivamente de baja a media. Incorporar el agua poco a poco sin dejar de batir y el extracto de vainilla. Añadir el azúcar en polvo a cucharadas, sin dejar de batir. Cuando esté todo bien integrado repartir en tres recipientes, en uno pondremos menos cantidad y en los otros dos, aproximadamente, partes iguales.
En el que tiene menos pondremos el colorante verde y lo removeremos bien para que el color quede uniforme.
En los otros dos pondremos en uno el colorante naranja y en otro el azul y lo removeremos muy bien para que los colores queden igualados.
Rellenamos con la crema unas mangas desechables y utilizamos las boquillas que más nos gusten. En este caso he utilizado para la crema naranja la boquilla 1M, para la azul la boquilla 124 y para la verde la boquilla 349, todas de la marca Wilton.
Para el naranja he empezado haciendo el adorno desde el centro hacia la parte externa del cupcake, como si formara una espiral. En el azul he comenzado por la parte externa y he ido completando hacia el centro, haciendo pequeñas ondas. Con la verde simplemente me he intentado hacer unas hojas.


NOTA: Dependiendo de la intensidad de color que queramos conseguir pondremos más o menos cantidad de colorante. Recomiendo empezar poniendo muy poco, mojando la punta de un palillo en el tarrito, mezclamos con la crema y si lo queremos más oscuro añadiremos más cantidad.





 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...