martes, 29 de noviembre de 2011

RED VELVET BUNDT CAKE

El Bundt Cake es un bizcocho que se hornea en unos moldes de aluminio antiadherentes de gran calidad, que están caracterizados por tener un orificio en el centro y un contorno acanalado con diferentes formas. Resultan muy atractivos y la gran calidad del material en el que están fabricados garantiza el correcto horneado y posterior desmoldado. Están fabricados por la empresa NordicWare, que los lleva comercializando con mucho éxito desde hace años. Existen muchos modelos de molde Bundt, con distintas formas e incluso los hay para hacer pasteles individuales.
El Red Velvet (Terciopelo Rojo) llama la atención por su color, pero además es un bizcocho exquisito. La receta la he sacado del blog El Rincón de Bea, donde podemos encontrar una gran variedad de Bundt Cake. Tenía ganas de hacerlo y como ella dice se prepara en un momento, ya que al haber cambiado la mantequilla por aceite, no tenemos que batirla junto al azúcar y de ese modo ganamos tiempo. Así en un momento podemos disponer de un delicioso bizcocho con el que sorprender a todos.
Me ha subido bastante a pesar de seguir las indicaciones de temperatura que especifica la receta, mi horno es muy potente, así que la próxima vez la bajaré unos grados, porque ya veis que la base no está totalmente plana, aunque eso es algo que suele ocurrir en muchas ocasiones con los bizcochos, pero en este caso la forma del molde parece que se pierde un poco. De todas formas lo que importa es el resultado y desde luego el sabor que tiene es delicioso.



INGREDIENTES:
240 ml. aceite de oliva suave
240 ml. de buttermilk (*)
2 huevos XL
2 cucharadas de colorante rojo (he utilizado Americolor)
1 cucharadita de vinagre blanco
1 cucharadita de extracto de vainilla
¾ cucharadita de sal
1 cucharadita de bicarbonato sódico
40 gr. de cacao en polvo (he utilizado Hershey’s, pero se puede usar Valor o cualquier otro)
350 gr. harina de repostería
220 gr. azúcar (la receta original lleva 250 gr.)

(*) Si no conseguimos buttermilk, se puede preparar en casa de la siguiente manera: 1 cucharada de zumo de limón o de vinagre y leche entera hasta completar 240 ml., remover y dejar reposar 10 minutos. Pasado este tiempo estará listo para utilizar. Tendrá la apariencia de leche cortada o yogur muy suelto, pero ésta es la textura que tiene el buttermilk.

Crema de queso para acompañar el Bundt cake:
450 gr. de queso crema (tipo Philadelphia o Marcarpone)
150 gr. de mantequilla
225 gr. de azúcar glas
1 cucharadita de extracto de vainilla





Precalentar el horno a 175º
Engrasar un molde Bundt.
Preparación en KitchenAid:
Batir durante 1 minuto a velocidad media el aceite, buttermilk, huevos, colorante, vinagre y extracto de vanilla, hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
En un bol tamizar la harina, azúcar, sal, bicarbonato sódico y cacao en polvo.
Añadir los ingredientes sólidos a los líquidos en tres veces, poco a poco a velocidad baja, para que la masa no se quede grumosa. Dejar de batir cuando esté justo integrado.
Verter la mezcla en un molde bundt engrasado con capacidad para 10 tazas.
Hornear con el horno previamente calentado a 175º durante 45 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta, ésta salga limpia.
Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla 10 minutos. Pasado este tiempo, desmoldar boca abajo y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Para hacer la crema:
Poner todos los ingredientes en la Thermomix y batir hasta que esté todo bien integrado y resulte una crema fina. También lo podemos hacer a mano, pero nos costará un poco más.

Servir un trozo de este fantástico Bundt Cake acompañado de un poco de crema de queso. Si lo preferimos lo podemos presentar con crema fresca, helado de vainilla,…

 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...