jueves, 15 de diciembre de 2011

PASTEL DE CARNE Y PATATA


Hoy os traigo un plato sencillo de preparar y muy completo. Es de esas comidas que gustan a todos, por lo que podemos contentar tanto a grandes como a niños. Como he dicho es muy fácil de hacer y no nos llevará demasiado tiempo. Con una buena ensalada de primero tendremos resuelta una comida extraordinaria.


INGREDIENTES:
5 patatas
Sal
1 cucharada de aceite de oliva
4 cucharadas de nata
Pimienta
Nuez moscada

1 cebolla
2 cucharadas de aceite de oliva
3 tomates grandes
400 gr. de carne de cerdo picada
Unas hojitas de albahaca
Pimienta negra recién molida
Sal
½ cucharadita de azúcar
150 gr. de queso emmental rallado
Unos trocitos de mantequilla para el gratinado



Cocemos las patatas con piel en agua con un poco de sal durante 35-40 minutos. Para comprobar si están cocidas las pinchamos con un cuchillo. Las pelamos y pasamos por el pasapurés. Añadimos el aceite, nata, pimienta, nuez moscada y comprobamos de sal, mezclamos hasta que se integre todo y quede un puré fino.
Mientras se cuecen las patatas hacemos el sofrito.

Pelamos y picamos la cebolla en trocitos pequeños. En una sartén ponemos el aceite a calentar, añadimos la cebolla y un poco de sal. Sofreímos hasta que esté transparente y tome un poco de color. Incorporamos la carne picada y le damos unas vueltas a todo junto. Rallamos los tomates y añadimos a la sartén, les ponemos una pizca de sal y el azúcar, dejamos sofreír a fuego medio durante 25 minutos. Finalmente incorporamos la albahaca picada y la pimienta negra, removemos y retiramos del fuego.

Cogemos una fuente apta para el horno y ponemos unas gotas de aceite, extendemos con un pincel. Colocamos la mitad del puré de patatas y repartimos por toda la bandeja, espolvoreamos un poco de queso. Ponemos por encima la carne con el tomate y volvemos a poner un poco de queso. Finalmente colocamos el resto del puré y espolvoreamos con el queso que nos queda y repartimos unos trocitos de mantequilla por encima.

Introducir la bandeja en el horno previamente calentado a 180º y horneamos durante 35-40 minutos. Deberá quedarnos con un color dorado por encima.



Si lo servimos inmediatamente el pastel está jugoso y veremos que el trozo que cortemos se nos deformará un poco. Si por contrario lo dejamos templar el corte quedará más limpio. En la foto de abajo se puede observar.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...