jueves, 31 de mayo de 2012

TARTA DE NECTARINAS, MORAS Y MERMELADA DE FRUTOS ROJOS


La podemos realizar en un momento si tenemos una masa quebrada de las que venden refrigeradas. Lleva nectarinas, pero con unos albaricoques, melocotones o cualquier otro tipo de fruta e incluso cambiando la mermelada por otra que nos pueda apetecer, seguro que también quedaría muy apetitosa.
Es ese tipo de tartas que no da pereza hacer y que te sacan de un apuro en un momento. Viene de maravilla en caso de alguna comida o cena donde no tengamos muchas ganas de trabajar y queramos contar con un rico postre.
La podemos tomar templada acompañada de un helado e incluso fría, aunque particularmente la prefiero templada. No he utilizado molde para hacerla, pero si se prefiere podemos hacerla en uno, ya sea redondo, rectangular, cuadrado. Bueno ya veis que tiene muchas posibilidades, así que cada uno elija la suya.




INGREDIENTES:
1 lámina de pasta quebrada
3 cucharadas de mermelada de frutos rojos de buena calidad
4 nectarinas
100 gr. de moras
80 gr. de almendra laminada cruda
1 cucharada de mantequilla y algo más para pintar los bordes
2 cucharadas de azúcar moreno


Colocamos nuestra masa en la bandeja del horno sobre un papel vegetal. Extendemos por encima la mermelada dejando un borde libre alrededor. Colocamos las nectarinas cortadas en gajos y las moras por encima. A continuación ponemos la mantequilla en trocitos pequeños, las almendras fileteadas y espolvoreamos el azúcar. Doblamos por encima el borde que hemos dejado libre, para evitar que el relleno se salga y pincelamos con un poco de mantequilla (si lo preferimos podemos pincelar con huevo batido).


Introducimos en el horno previamente calentado a 180º y horneamos sobre 35-40 minutos, o bien hasta que la masa esté dorada.





lunes, 28 de mayo de 2012

PIRULETAS DE CHOCOLATE


Hoy es día de publicación del reto de Film & Food y en esta ocasión tiene que ver con la película “Charlie y la fábrica de chocolate”. Consiste preparar un dulce que nos apetezca, pero siempre en formato individual: chocolatinas, caramelos, golosinas, gominolas, fruta caramelizada, azucarada.... lo que se nos pueda ocurrir pero en forma de pequeños caprichos individuales, para poder disfrutar en cualquier momento.
He pensado en estas piruletas de chocolate cuya receta encontré aquí y que podemos hacer utilizando el tipo de chocolate que más nos guste: negro, con leche, blanco y usar aquellos adornos que queramos, lo que nos permite decorarlas con diferentes terminaciones.




INGREDIENTES:
250 gr. de chocolate (he utilizado Nestlé Postres 52% cacao)
20 gr. de aceite de oliva virgen extra
Fideos de chocolate de colores, confetis de colores…

Con estas cantidades salen 20 piruletas.




Fundimos el chocolate en el microondas, siguiendo las indicaciones del paquete, removemos para que se disuelva por completo y añadimos el aceite de oliva. Removemos para que ambos se integren perfectamente.
Extendemos una hoja de papel vegetal y ponemos una fina capa de los adornos que vayamos a utilizar. Podemos picar unas nueces, avellanas o almendras si no disponemos de fideos de chocolate de colores. Dejaremos espacio suficiente entre sí.
Cuando el chocolate esté templado vamos colocando una cucharada sobre cada montoncito y antes de que termine de endurecerse, colocamos una brocheta para que se pegue al enfriarse del todo. Ponemos más adornos por encima y presionamos con suavidad para que queden bien adheridos.




NOTA: Las flores que he utilizado para adornar la foto, están hechas con pasta de azúcar. Yo os explicaré la receta que he utilizado y cómo hacerlas en otra entrada.





viernes, 25 de mayo de 2012

PASTEL CEBRA - (ZEBRA CAKE)


Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Mayo nos invita a preparar un Zebra Cake (Pastel Cebra)
El zebra cake o pastel cebra es un bizcocho muy de moda entre los aficionados a la repostería. La peculiaridad de este dulce está en la forma de colocar la masa en el molde, lo que hace que el resultado final y su corte queden con un bonito dibujo que recuerda a las cebras.
Las posibilidades en las masas son infinitas, la clásica es de cacao y vainilla, pero se pueden elegir masas con diferentes sabores como limón y frambuesa, o bien masas de vainilla coloreadas con diferentes tonos. Aunque normalmente lo encontremos bicolor, podemos añadir hasta tres tipos de masa. Realmente podemos añadir muchas más, pero un máximo de tres, se considera que es el número ideal para que podamos apreciar el efecto visual de cebra.
Dependiendo del tamaño de cuchara que utilicemos para verter la masa, las líneas serán más o menos anchas. En mi caso he utilizado una medida pequeña y han sido muchas las cucharadas de masa que he ido vertiendo en el molde, por eso tiene este aspecto. Si en lugar de echar una cucharada cada vez, ponemos más cantidad de masa, las líneas de ambas masas se espaciarán más, es decir serán más anchas.



INGREDIENTES:
4 huevos grandes
225 gr. de azúcar
250 ml. de aceite de girasol
250 ml. de leche
300 gr. de harina
1 cucharada de levadura química (tipo Royal)
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar


Precalentar el horno a 180º.
Batimos los huevos con el azúcar con una batidora de varillas hasta que blanqueen y aumenten de volumen. Añadimos el aceite poco a poco sin dejar de batir. Una vez que esté bien integrado, añadiremos la vainilla y la leche, batimos y reservamos. A continuación vamos incorporando la harina y la levadura tamizadas y mezclamos con ayuda de unas varillas.
Separamos la mitad de la masa, la ponemos en otro recipiente y añadimos el cacao tamizado en una de ellas, incorporándolo bien con unas varillas.
Engrasamos un molde o bien lo forramos con papel vegetal. He utilizado uno de aro de los que se pueden desmoldar.
Para montar el pastel cebra haremos lo siguiente: con ayuda de una cuchara, ponemos en el centro del molde 1 cucharada ó 2 de masa de vainilla formando un círculo. Encima vertemos la misma cantidad de masa de cacao. Repetimos la operación, poniendo encima de nuevo masa de vainilla y luego de cacao y así alternativamente hasta finalizar con ambas masas.
Como he dicho antes dependiendo de la cantidad de masa que vayamos alternando las líneas que se formen al hornear el pastel serán más o menos grandes.
Horneamos con el horno previamente calentado a 180º durante 35-40 minutos, esto dependerá del horno que tengamos, es importante que conozcamos bien como se comporta. Comprobaremos si está horneando pinchando con una brocheta en el centro, si ésta sale limpia estará cocido, de lo contrario lo tendremos unos minutos más. Una vez fuera del horno dejamos enfriar en el mismo molde y desmoldamos posteriormente.




Al llevar aceite y leche la masa queda muy jugosa. Podemos acompañarlo de nata, o servirlo con un helado de vainilla.

En este enlace podemos ver un vídeo que nos han facilitado donde podemos ver como montar este pastel.





miércoles, 23 de mayo de 2012

HOJALDRES CON CEBOLLA CONFITADA, MOZZARELA, BACON Y TOMATE CHERRY


Estos sencillos hojaldres quedan deliciosos. He utilizado cebolla confitada, pero si lo preferimos podemos hacerlo con cebolla frita, para aquellos a los que no les guste el toque dulce. He usado estos ingredientes, pero si no nos apetece alguno  podemos quitarlo o incluso cambiar el tipo de queso. Pero esta combinación ha resultado muy rica y tiene un contraste de sabores estupendo. Se preparan en un momento, lo que más cuesta hacer es la cebolla confitada, pero hoy en día podemos encontrar mermelada de cebolla en los comercios y estoy segura que resultará una alternativa, que nos hará todavía más fácil su elaboración.

Aprovecho para daros las gracias a todos los que me estáis preguntando por mi espalda. Tengo que deciros que voy mejorando, es un problema que tengo desde hace muchos años, que va y viene... Tengo tres hernias discales en la zona lumbar y sacro y para colmo esta vez se me complicó con una contractura muscular bastante fuerte en la parte superior de la espalda y cuello. Afortunadamente voy mejorando y poco a poco voy encontrándome casi, casi bien del todo. Al menos puedo disminuir el tiempo de reposo y ello me va permitiendo retomar mi actividad normalmente, pero he de tener paciencia y ser prudente para no tener una recaída.
Un beso enorme a todos y mil gracias de nuevo.



INGREDIENTES:
1 lámina de hojaldre (he utilizado la del LIDL)
12-14 tomatitos cherry, podemos usar solo rojos o combinarlos con amarillos
75 gr. de bacon en trocitos o en tiras pequeñas
70 gr. de queso mozzarela
Sal, pimienta negra recién molida
Aceite de oliva
Unas hojas de albahaca

Para la cebolla confitada:
2 cebollas
1 cucharada de azúcar moreno o blanco (según preferencias)
Sal
2 cucharadas de aceite de oliva



Como lo que más tarda en hacerse es la cebolla confitada, la prepararemos en primer lugar. Para ello cortamos la cebolla en juliana fina, ponemos una sartén con las dos cucharadas de aceite en el fuego y cuando esté caliente echamos la cebolla y una pizca de sal. Removemos bien y la vamos sofriendo a fuego suave. Cuando esté transparente y casi totalmente hecha, incorporamos el azúcar y removemos, dejamos que se caramelice y que se termine de cocinar. Deberá quedar con un color más o menos oscuro, dependiendo de si hemos utilizado azúcar moreno o blanco. Dejamos que se temple.
A continuación cortamos la lámina de hojaldre en 4 rectángulos iguales y colocamos encima de cada uno una cucharada de cebolla confitada y la extendemos. Ponemos los tacos de bacon repartidos en cada trozo, los tomates partidos, unos por la mitad y otros en cuartos. Añadimos una pizca de sal y pimienta negra recién molida, el queso mozzarela partido en trozos pequeños, unas hojas de albahaca picadas y un chorrito de aceite de oliva por encima.
Horneamos con el horno previamente calentado a 180º, durante 30 minutos, o hasta que veamos que el hojaldre está tostado.
Servimos acompañadas de unos tomates y unas hojas de albahaca, como decoración.






viernes, 18 de mayo de 2012

PASTEL DE PESCADO DE MERLUZA Y SALMÓN AHUMADO

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Mayo nos invita a preparar un Fish cake (Pastel de pescado).

El fish cake son unos pastelitos de pescado parecidos a una croqueta, realizados habitualmente con pescado, patatas, alguna que otra verdura y rebozados en pan rallado para posteriormente freírlos. Son muy populares en el Reino Unido donde los ingleses suelen servirlos acompañados de patatas fritas.
Los fish cake son originarios de Yorkshire, un condado al norte de Inglaterra donde la receta tradicional consistía en dos rodajas de patatas cocidas con recortes de pescado entre ellas, y posteriormente rebozadas y fritas. Estos pasteles han sido siempre una comida de aprovechamiento, ya que con las sobras de pescado elaboraban dichos pastelitos.
Actualmente hay muchas variantes en torno a ellos, y aunque es tradicional el de bacalao, lo podemos encontrar con muchos otros tipos de pescado, ya sean pescado blanco o azul e incluso marisco. También podemos encontrar elaboraciones con pescado envasado.



INGREDIENTES:
450 gr. de patatas
375 gr. de merluza en lomos limpios de espinas
50 gr. de salmón ahumado
Ralladura de un limón
Un manojo pequeño de perejil
1 cucharada colmada de harina
1 cucharada de salsa de rábano picante (opcional)
1 huevo
Sal y pimienta negra

Para el rebozado:
Harina
2 huevos
Pizca de sal
Pan rallado (he utilizado Crujiente Pan Cracker de “Santa Rita”)
5 ó 6 Cucharadas de aceite de oliva para freír nuestros pasteles de pescado


Ponemos una cazuela a hervir con agua y sal, añadimos las patatas peladas y cortadas en trozos medianos, las dejamos cocinar hasta que estén tiernas, aproximadamente 12 minutos.
Mientras ponemos los filetes de merluza en un plato, añadimos una pizca de sal por encima, tapamos con film transparente y pinchamos con la punta del cuchillo para hacer unos agujeritos al film. Introducimos en el microondas a máxima potencia (el mío es 900 W) y cocinamos durante 3-4 minutos.
Quitamos los tallos al perejil y lo picamos finamente, reservamos.
Una vez tengamos cocidas las patatas las escurrimos, las ponemos en un bol y las aplastamos hasta obtener un puré. Cuando se hayan enfriado, añadimos la merluza (a la que previamente le quitaremos la piel y las espinas que le pudieran quedar) y la desmenuzaremos sobre las patatas. Picamos el salmón ahumado en trocitos pequeños y lo incorporamos también. Añadimos el huevo, la cucharada de harina, la cucharada de salsa de rábano, el perejil picado, un poco de sal, la pimienta negra recién molida y la ralladura de limón.


Con las manos bien limpias, amasar muy bien toda la mezcla. Dividir la mezcla en 6 porciones iguales, formar unas bolas y después aplanarlas un poco. Pasar por harina, sacudiendo el exceso, huevo batido y el pan rallado. Poner en un plato y dejar en el frigorífico durante al menos  hora.
Para freírlas ponemos en una sartén aceite de oliva y cuando esté caliente las freímos durante 3 ó 4 minutos por cada lado hasta que estén crujientes y doradas.


Servir acompañadas de una ensalada y si queremos podemos hacer una salsa mahonesa para acompañarlas.





lunes, 14 de mayo de 2012

MUFFINS CON FRESAS

Aprovechando que las fresas están buenísimas, nada mejor que utilizarlas para hacer un rico dulce. Me gusta mucho utilizar frutas en las masas porque ganan en jugosidad y estos muffins se hacen en un momento, por lo que no da pereza ponerse a ello. Además si no tenemos ganas de hacer mucha cantidad, podemos dividir los ingredientes y así la “operación bikini” nos puede resultar más llevadera, sin tanta tentación delante, pero ya que nos ponemos...
Llevo un tiempo desaparecida, pero se me han complicado las cosas un poco últimamente, bueno más bien bastante. Aún estoy recuperándome de mis problemas con la espalda y haciendo rehabilitación para terminar de ponerme bien (bueno al menos es lo que espero). La incorporación al trabajo también se está haciendo más dura de lo que esperaba, porque aún debo tomar la medicación y no ayuda a estar del todo despejada, para poder estar alerta a todo lo que tengo que hacer y, la verdad, cuesta mucho concentrarse.
Espero poder empezar a visitaros y retomar del todo mi actividad habitual. Ese es mi deseo, pero a veces no puedo estar las horas que quisiera delante del ordenador, ya que gran parte de mi trabajo se basa en utilizarlo y cuando llego a casa, tengo la espalda muy cargada. Además tengo un puesto de responsabilidad, con personas a mi cargo y ante la situación económica tan complicada que tenemos y trabajando en el sector sanitario, ya os podéis imaginar el panorama...
De todas formas, os dejo con esta receta, que os recomiendo y cuyos ingredientes son los mismos que utilicé para los muffins con manzana y canela. Podéis cambiar la fruta por otra que os apetezca más. Ahora que empiezan a estar tan ricos los albaricoques, sería otra opción perfecta.






INGREDIENTES:
370 gr. de harina de repostería con levadura (he utilizado Bizcochona)
200 gr. de azúcar glas
1 cucharadita de levadura química o impulsor (tipo Royal)
125 ml. de aceite de oliva suave o de girasol
1 yogur griego
4 cucharadas de leche
2 huevos
1 cucharadita de extracto de vainilla
300 gr. de fresas
Azúcar para espolvorear (podemos usar glas o granulada)

Con estas cantidades salen 16-18 muffins




Precalentar el horno a 180º
Podemos hacerlos sin utilizar batidora, simplemente con mezclar los ingredientes es suficiente.
En un bol tamizamos los ingredientes secos: harina, azúcar glas y levadura química. En otro bol ponemos todos los ingredientes líquidos: aceite, yogur, leche, huevos y extracto de vainilla, removemos. Vertemos esta mezcla en los ingredientes sólidos. Mezclamos con una espátula justo hasta que se integren. Lavamos las fresas, le quitamos las hojitas y las partimos en trozos pequeños. Incorporamos a la masa, movemos con cuidado para repartirlas por la misma.
Colocamos unos papelitos en una bandeja metálica para hornear muffins (de las que llevan los huecos) y repartimos la mezcla hasta llenar las ¾ partes de cada molde.
Horneamos con el horno precalentado previamente a 180º, durante 30 minutos. Esto dependerá de cada horno, lo que no aconsejo es abrir la puerta hasta que hayan transcurrido al menos 25 minutos, de lo contrario la masa no subirá adecuadamente. Comprobar con una brocheta si están cocidos, de lo contrario dejar unos minutos más.
Una vez fuera del horno dejamos enfriar en el mismo molde durante 10 minutos y después colocamos los muffins encima de una rejilla para que se terminen de enfriar. Una vez fríos espolvorear con azúcar glas.
Si lo preferimos podemos espolvorear con azúcar granulada antes de introducir en el horno.





jueves, 3 de mayo de 2012

SOPA TAILANDESA DE POLLO CON LECHE DE COCO

Es una sopa muy sencilla y se hace en un momento. Hay recetas muy similares, pero la he adaptado a ingredientes que podía tener cerca. En algunas versiones parecidas que he encontrado le añaden hojas de lima kaffir picadas, que resultan difíciles de encontrar, al menos donde yo vivo. Otro ingrediente que cuesta encontrar es la galanga, especia de la familia de las Zingiberáceas, como el jengibre, es un rizoma muy aromático y también picante que tiene su origen en Asia, se cultiva en China, Tailandia, Malasia, Indonesia…así que lo he sustituido por jengibre. Se diferencia con éste en que tiene tonos más rojizos, es igualmente aromático pero con matices resinosos, con sabor a pino, eucalipto, clavo, pero con menos cítrico.
A esta sopa le van muy bien las setas, pero como he dicho he optado por una receta sencilla y ha quedado muy rica. Con el picante, como he dicho en otras ocasiones, podemos reducir o aumentar la cantidad, según nuestro gusto. En este caso en lugar de utilizar el chile fresco lo puse seco y su sabor se acentúa un poco más, pero a mí no me importa, siempre que el picante esté dentro de lo razonable y no moleste al comensal.
Me gusta probar cosas nuevas y hoy le ha tocado el turno a esta rica sopa, espero que os guste.
Llevo unos días desaparecida tanto de mi blog, como de los vuestros, pero a veces se complican un poco las cosas y es imposible acudir a todo. A ver si puedo empezar a visitaros de nuevo, que tengo ganas de saber lo que estáis cocinando y aprender de vuestras cocinas, de las que disfruto mucho y en las que siempre se encuentra algo diferente.

INGREDIENTES:
3 pechugas de pollo con los huesos
½ cebolla pequeña
Unas ramitas de perejil
750 ml. de caldo de pollo
400 ml. de leche de coco (1 bote)
2 ramas de apio de apio
1 chile rojo
10 ramas de cilantro
1 cucharada de jengibre fresco rallado
2 cucharadas de salsa de soja
Ralladura de una lima
2 cucharadas de zumo de lima
Sal
 


Preparamos un caldo con los huesos de las pechugas de pollo, la cebolla, unas ramitas de perejil, las hojas de apio (reservando las pencas) y sal.
Ponemos en una cazuela a calentar el caldo de pollo, la leche de coco, las pencas de apio picadas, el chile picado o en rodajas finas (si queremos un picante más suave pondremos solo medio), los tallos del cilantro finamente picados y la mitad de las hojas también picadas (reservando el resto de las hojas), el jengibre y una pizca de sal. Cuando rompa a hervir, dejamos cocer 3-4 minutos.
Troceamos el pollo en dados y lo echamos a la cazuela. Incorporamos la salsa de soja y dejamos cocer durante 4 minutos. Añadimos la ralladura de la lima (evitando la parte blanca de la piel) y las dos cucharadas de su zumo, probamos de sal y si hiciera falta le añadimos una pizca. Dejamos cocer 1 minuto más, para que el pollo tome el sabor. Apagamos el fuego y añadimos el resto de las hojas de cilantro picadas, dejando algunas para decorar el plato.
Servimos decorando con alguna hoja de cilantro y si queremos algo más de chile en rodajas.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...