miércoles, 18 de enero de 2012

PIE BRITÁNICO DE CARNE Y CEBOLLA

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Enero nos invita a preparar un clásico de la cocina británica: Pie Británico.
Un “pie” es un plato horneado que usualmente se hace con pasta tipo quebrada que puede cubrir todo el plato o bien únicamente como base del relleno. Existen pies tanto salados como dulces. Las masas para hacerlo pueden ser de varios tipos: quebrada, hojaldre, galletas, una masa hecha con patatas e incluso con migas de pan.

El objetivo del pie cubierto no era otro que usarlo como recipiente para el horno. Por ello, en un principio, era una masa demasiado dura, algo que hoy en día se ha ido suavizando. La primera referencia sobre este plato apareció en Inglaterra en los comienzos del siglo XII, aunque no fue hasta el siglo XIV cuando se refirieron a él como pie.

Se puede preparar de carne, pero también de pescado o incluso sólo de verduras. Las formas en cuanto a la hora de presentación también muy distintas, ya que se puede hacer tanto en formado individual como en una fuente y servirlo posteriormente acompañado de alguna que otra guarnición como guisantes, brócoli, arroz, patatas, etc.





 
INGREDIENTES:
500 gr. de carne de ternera picada (de buena calidad). Puede ser carne de cerdo
3 cebollas medianas
2 zanahorias
3 pencas de apio
2 ramitas de romero fresco
3 cucharadas de aceite de oliva
1 hoja de laurel
1 cucharadita de mostaza
1 cucharadita de salsa Worcestershire
2 cucharadas de harina y un poco más para espolvorear
750 ml. de caldo de carne
250 gr. de masa de hojaldre
1 huevo para pintar la masa


Para el relleno de carne picada:
Pelar y picar gruesas las cebollas, las zanahorias y el apio. Separar las hojas del romero de los tallos y picarlas finamente. Poner una cazuela al fuego y añadir el aceite. Incorporar las verduras, el romero y el laurel, rehogar durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Cuando las verduras se hayan ablandado y estén un poco doradas añadimos la carne picada, en este caso la he picado con el cuchillo para que los trocitos quedaran un poco más grandes que cuando se pica en máquina, removemos. Incorporamos la mostaza, la salsa Worcestershire y las dos cucharadas de harina, rehogarla un poco para que no sepa a cruda. Añadir el caldo y esperar que rompa a hervir. Bajar el fuego y dejar cocer despacio y con la cazuela medio tapada durante cerca de 1 hora, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue.

Para hacer el pie:
Poner el relleno en una fuente grande de horno y dejar que se enfríe del todo. Sacar el hojaldre del frigorífico unos 10 minutos antes de estirarlo. Precalentar el horno a 180º. Espolvorear la superficie de trabajo y el rodillo de amasar con un poco de harina y estirar la masa hasta que tenga el grosor de una moneda. Cuando tenga el tamaño suficiente para cubrir la fuente y que sobre un poco, enrollar la masa alrededor del rodillo y desenrollarla sobre la fuente. Recortar el exceso de masa con cuchillo y presionar el borde con un tenedor para pegar la masa y proporcionar un dibujo. Si lo preferimos podemos doblar la masa haciendo un borde alrededor de la fuente. Hacer un agujero en el centro de la masa con la punta del cuchillo y pintar la superficie con el huevo batido. Hornear durante 40-45 minutos, hasta que la masa esté dorada y crujiente.

Para servir el pie:
Se puede servir acompañado con unas verduras al vapor, como brócoli o guisantes, aderezados con un poco de mantequilla. En esta ocasión he cocido unos guisantes, los he escurrido y les he puesto un chorrito de aceite de oliva.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...