domingo, 12 de febrero de 2012

CUPCAKES DE CHOCOLATE CON BUTTERCREAM DE FRESA

Me gusta mucho la combinación que hace el chocolate con las fresas y se me ocurrió hacerla en versión cupcakes. Hace meses los hice justo al contrario, es decir con la masa de fresa y la crema de chocolate. La verdad es que no sabría deciros con cual me quedo, porque los dos resultan muy ricos.
Aquí podéis ver los anteriores por si queréis recordar la receta y deciros que cualquiera de las dos versiones queda deliciosa.
Os animo a probarlos y no os preocupeis por la decoración, simplemente con hacerles unos adornos con una boquilla rizada y poner algunos adornos de los que venden quedarán estupendos. No hace falta esmerarse demasiado, se que hay muchas personas a las que les da un poco de miedo lanzarse con la manga pastelera. Lo cierto es que su manejo no resulta nada complicado y practicando se consiguen resultados estupendos.



INGREDIENTES:
Para los cupcakes:
125 gr. de mantequilla
125 gr. de azúcar
3 huevos
75 ml. de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla
100 gr. de harina
25 gr. de caco en polvo de buena calidad
1 y ½ cucharaditas de impulsor (levadura en polvo tipo Royal)

Para la crema de mantequilla de fresa:
250 gr. de mantequilla
125 ml. de agua
100 gr. de azúcar en polvo
1 cucharadita de aroma de fresas
1 cucharadita de sirope de fresa
Unas gotas de colorante rojo en gel (opcional)

Para la decoración:
Chocolate fundido
Adornos y flores de los que venden en tiendas de repostería
 

Con estas cantidades salen 12 unidades



Para hacer los cupcakes:
Precalentar el horno a 180º
Tamizar la harina con el cacao y el impulsor, reservar. Batir la mantequilla que deberá estar a temperatura ambiente con el azúcar, hasta que quede bien cremosa y aumente el volumen. Añadir un huevo, batir y antes de incorporar el siguiente poner una cucharada colmada de la harina que tenemos reservada (de esta forma evitamos que la masa se cuartee), seguir batiendo, añadir el siguiente huevo y cuando esté bien incorporado poner el tercero y batir. A continuación poner la leche, el extracto de vainilla y batir un poco. Finalmente incorporar el resto de harina con el cacao y el impulsor. Mezclar con una espátula hasta que se integre totalmente.
Poner las cápsulas de papel en un molde metálico, rellenar y hornear a 180º durante 15-18 minutos aproximadamente (el horno deberá estar previamente calentado), ya sabéis que esto depende mucho del tipo de horno. Tener la precaución de no abrir la puerta del horno durante los primeros 12-15 minutos, pues afectaría a la masa y ésta no subiría correctamente. Pinchar en el centro con una aguja y si sale limpia estarán hechos, de lo contrario dejar un poco más. No es conveniente que se pase de horneado porque pueden quedar secos. Dejar en los moldes 5 minutos y después pasar a una rejilla para que se terminen de enfriar.


NOTA: A veces y dependiendo de la calidad del papel que vayamos a utilizar es mejor poner dos. El de dibujo por fuera y dentro uno blanco de calidad inferior, ya que la grasa puede afectar a los dibujos de los papeles y es una lástima que luego no se puedan apreciar. Si conocemos la calidad del papel y sabemos que aguanta perfectamente no es necesario hacerlo.


Para hacer la crema de mantequilla:
Batir la mantequilla, que deberá estar a temperatura ambiente, con la batidora de varillas o el batidor de la KitchenAid hasta que blanquee y doble el volumen, hay que ir aumentando la velocidad progresivamente de baja a media. Incorporar el agua, poco a poco y sin parar de batir. Añadir el azúcar en polvo a cucharadas, sin dejar de batir y cuando esté bien integrada incorporar el aroma y el sirope de fresas, batiendo para que se mezcle bien en toda la crema.
El aroma que utilizo es de la marca DECORA, una casa italiana que tiene unos productos naturales muy buenos y además aporta un poco de color a la crema de mantequilla. El sirope también tiene color, pero si queremos hacerlo de un tono más intenso le añadiremos unas gotas de colorante rojo en gel.
Rellenar una manga pastelera desechable con la crema y colocar la boquilla que más nos guste para hacer los adornos.


Con el chocolate fundido haremos alguna decoración, de ese forma a la hora de comerlos el contraste todavía será mejor. Poner algunas flores y adornos de los que venden en las tiendas de repostería.



 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...