jueves, 23 de febrero de 2012

BIZCOCHO DE YOGUR CON LIMÓN

Los bizcocho que llevan yogur resultan muy jugosos, éste es muy sencillo de preparar. Casi todos tenemos alguno en nuestro recetario. Este se diferencia porque la masa lleva más cantidad de yogur.
Podemos hacerlo a mano o utilizar una batidora eléctrica. Se prepara en un momento y tiene un agradable sabor a limón. La masa no lleva una gran cantidad de azúcar, porque luego le vamos añadir más con el glaseado, que podemos preparar con azúcar glas o con azúcar normal, dependiendo de si nos gusta notar el granillo del azúcar o no.
Es de esos bizcochos que gusta a todos y el toque de limón lo hace más rico si cabe. Si lo preferimos se puede sustituir por zumo de naranja o de mandarina, pero el toque ácido de limón combina de maravilla con el yogur.



INGREDIENTES:
175 ml. de aceite de oliva suave o de girasol
2 huevos
Ralladura de 1 limón
2 cucharadas de zumo de limón
2 yogures griegos naturales sin azúcar
75 gr. de azúcar
250 gr. de harina con levadura (he usado BIZCOCHONA)

Para el glaseado de limón:
Utilizamos como medida 1 taza de 250 ml.
¾ de taza de azúcar
¼ de taza de zumo de limón


Precalentar el horno a 180º
En un recipiente ponemos el aceite, huevos, ralladura y zumo de limón, yogur, azúcar y batimos muy bien hasta que la mezcla quede bien cremosa. Se puede hacer perfectamente a mano con una varilla o utilizar una eléctrica. Añadimos la harina tamizada y mezclamos bien para evitar que queden grumos. Engrasamos un molde, he utilizado uno tipo Bundt, vertemos la mezcla, damos unos golpecitos al molde para que se reparta bien y llegue a las hendiduras.
Horneamos con el horno previamente calentado a 180º durante 35 minutos. Hay que tener la precaución de no abrir el horno, al menos durante los primeros 30 minutos, ya que la masa bajaría y no volvería a subir. Cuando haya transcurrido el tiempo pinchamos con una brocheta y si ésta sale limpia estará cocido, de lo contrario dejamos unos minutos más. Como siempre digo esto depende mucho del tipo de horno.
Mientras tenemos el bizcocho en el horno aprovecharemos para preparar el glaseado de limón. Para ello pondremos el azúcar y el limón juntos y removemos hasta que esté bien mezclado. Si lo preferimos podemos utilizar parte de azúcar glas y el resto de azúcar normal o bien solo azúcar glas. Esto depende de si nos gusta o no apreciar el granillo del azúcar.
Dejamos enfriar en el molde durante 10 minutos colocado sobre una rejilla. Después le damos la vuelta y vertemos por encima la glasa que hemos preparado. Como el bizcocho todavía está caliente el glaseado penetra en el mismo y le aporta al bizcocho un sabor a limón extra.
 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...