lunes, 26 de marzo de 2012

SOPA DE ACELGAS CON HIERBABUENA Y JENGIBRE

Una sencilla sopa de acelgas podemos convertirla en algo un poco más especial si utilizamos hierbas y especias que, cada vez, se van convirtiendo en más habituales en nuestras cocinas.
Gracias a ello podemos transformar nuestros platos aportándoles un toque diferente. Afortunadamente hoy en día es más fácil encontrar en los supermercados una gran cantidad de plantas aromáticas frescas y especias, que nos permiten variar los sabores de las comidas.
Eso es lo que he intentado hacer con esta sopa de acelgas y simplemente añadiendo jengibre y hierbabuena, el sabor se vuelve diferente y muy rico.
Me encantan las sopas, son ideales para una comida o una cena y sientan de maravilla. Además podemos hacerlas de muchísimas clases para no aburrirnos.
Os dejo con la receta y os invito a prepararla. Queda deliciosa!!!



INGREDIENTES:
300 gr. de acelgas
1 rama de apio
1 cebolla
2 patatas
1 litro de caldo de ave o de verduras
1 trozo de jengibre del tamaño de un pulgar rallado o cucharadita de jengibre seco
½ chile rojo (podemos sustituirlo por guindilla seca)
60 gr. de jamón serrano en tacos
10 ó 12 hojas de hierbabuena fresca
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Unas hebras de azafrán



Picamos la cebolla en trocitos pequeños y ponemos en el fuego una olla con el aceite, cuando esté caliente la echamos con una pizca de sal y rehogamos un poco. Cortamos la rama de apio en trozos y la añadimos a la olla, removemos y vamos rehogando junto con la cebolla, hasta que ésta empiece a estar transparente. Troceamos las patatas en dados pequeños y las añadimos, removemos para que se vayan mezclando los sabores. Picamos las acelgas en trozos pequeños y las incorporamos. Seguidamente ponemos el jamón en taquitos y damos vueltas.
Ponemos el jengibre, el chile, la hierbabuena picada y las hebras de azafrán, removemos bien para que los sabores se integren perfectamente e incorporamos el caldo. Cuando rompa a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer entre 15-20 minutos, dependiendo del tamaño en que hayamos cortado las patatas y las acelgas.
Servimos con unas hojas de hierbabuena fresca recién picada, o bien con una hojita entera y unas rodajitas de chile como adorno.

 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...