jueves, 20 de septiembre de 2012

Pan espiga con semillas de amapola

Este pan resulta sencillísimo de hacer nunca falla, independientemente del formato que queramos darle. Lo he preparado en varias ocasiones, con diferentes formas y siempre sale. En esta ocasión he querido darle un toque distinto con las semillas de amapola y asimismo le he dado una forma especial.
Os pongo varias fotos donde se puede ver con detalle como formar la espiga. pero para que quede más claro he sacado una foto a un libro que tengo. Tanto la receta como la foto están sacadas de Thermomix, la primera de unas fichas y la segunda de un libro.



INGREDIENTES:
310 gr. de harina de fuerza
170 gr. de agua
20 gr. de aceite
15 gr. de levadura de panadería fresca
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de semillas de amapola (opcional)


Preparación en Thermomix:
Ponemos en el vaso el agua, aceite y levadura. Programamos 2 minutos, 37º, velocidad 2. Cuando pare añadimos la harina, las semillas de amapola y la sal y programamos 15 segundos, velocidad 6. A continuación amasamos 2 minutos a velocidad espiga.
Retiramos la masa del vaso y amasamos ligeramente sobre la superficie de trabajo enharinada, para evitar que se nos pegue. Damos forma de bola, colocamos en un recipiente, tapamos y dejamos levar hasta que doble su volumen, aproximadamente 1 hora, pero esto puede depender del calor que tengamos en nuestra cocina.


Cuando la masa haya levado, preparamos la bandeja de horno y le ponemos un papel vegetal. Cogemos la masa y le damos forma de rulo alargado (como si estuviéramos dándole forma de barra), la ponemos sobre el papel y con unas tijeras que colocaremos de forma oblicua al pan, vamos practicando cortes a lo largo de la masa. Primero daremos un tijeretazo sin llegar hasta el fondo de la masa y colocamos el trozo resultante hacia un lado, continuamos con otro corte, pero en esta ocasión pondremos la masa hacia el lado contrario y así sucesivamente hasta que lleguemos al otro extremo.



Dejamos fermentar de nuevo la masa hasta que haya doblado el volumen. Pulverizamos con agua y esparcimos sobre la superficie unas semillas de amapola. Horneamos con el horno previamente calentado a 210º aproximadamente 25-30 minutos, o hasta que veamos que tiene un color dorado. El tiempo siempre puede oscilar dependiendo de cada horno, por ello es importante conocer el funcionamiento del nuestro. Dejar enfriar sobre una rejilla.


Preparación a mano:
Poner la harina en un bol hacer un volcán en el centro y añadir la sal, semillas de amapola, aceite y la levadura desmenuzada. Vertemos el agua, vamos echando harina hacia el centro y comenzamos a amasar. Cuando los ingredientes se unan, espolvoreamos la superficie de trabajo con un poco de harina, volcamos la masa y amasamos durante al menos 6-8 minutos. La masa deberá quedar elástica y no tendrá que pegarse a las manos. Si vemos que se nos pega, tendremos que añadir un poco más de harina, pero con precaución. Si por el contrario la masa está excesivamente dura y no podemos amasarla bien, añadiremos un poquito de agua, con mucho cuidado de no pasarnos.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...