miércoles, 31 de octubre de 2012

Marmitako


Es un plato delicioso del que podemos encontrar diferentes recetas en libros, revistas, internet… Como hago en muchas ocasiones miro unas y otras para después adaptarla a lo que más me puede gustar. Esta es muy parecida a una que leí de Karlos Arguiñano, pero como antes he comentado podemos encontrar muchas y muy similares en varios sitios.
Yo aconsejo que el bonito no se trocee demasiado pequeño para evitar que quede seco, si se trata de unos trozos hermosos (unos 4 ó 5 cm.) quedarán mucho más jugosos. El pimiento también podemos trocearlo más o menos grande, se pueden ver recetas donde se aprecian trozos mayores de los que yo he puesto. En lo que respecta al picante podemos darle al plato un toque más o menos fuerte dependiendo del gusto de cada uno. En este caso he puesto dos cayenas pequeñas y tenía el punto justo, pero se puede reducir o suprimir según nuestras preferencias.
Lo que no cabe duda es que se trata de un plato de cuchara extraordinario, de los que apetece tomar en cualquier momento y que al estar elaborado con pescado azul es muy recomendable a nivel nutricional.



Os muestro dos formas de presentación, vosotros elegir la que más os guste.


INGREDIENTES:
Para el caldo:
Espinas y piel del bonito
1 puerro
Unas ramitas de perejil
1 litro de agua o un poco más (mejor que no nos quedemos escasos)
Sal
 
600 gr. de bonito en tacos de 4 ó 5 cm.
2 dientes de ajo
1 cebolla
2 pimientos verdes
2 tomates maduros
600 gr. de patatas (3 ó 4 unidades)
1 cucharada de carne de pimiento choricero (he utilizado de la que venden envasada) *
1 ó 2 guindillas cayena (según os guste más o menos picante)
2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Perejil picado

 * Si lo preferimos podemos poner un par de pimientos choriceros a remojo en un poco de agua caliente y cuando estén hidratados, raspar la carne con un cuchillo.
 
En primer lugar ponemos en una olla los ingredientes para hacer el caldo. Dejamos que rompa a hervir, desespumamos y bajamos el fuego, lo tendremos por espacio de 25-30 minutos.
Mientras se hace el caldo ponemos en una cazuela el aceite y cuando esté caliente añadimos el ajo finamente picado. En cuanto empiece a tomar color incorporamos la cebolla picada muy menuda (brunoise) y una pizca de sal, vamos removiendo para que empiece a dorarse y a continuación echamos el pimiento que también cortaremos en trozos pequeños. Sofreímos todo junto a fuego medio unos 10-12 minutos, debemos ir removiendo de vez en cuando para conseguir que la verdura quede bien sofrita y blanda. Rallamos los tomates y los incorporamos a la cazuela y continuamos sofriendo todo junto a fuego suave durante 15 minutos más. Este paso lo he hecho con la cazuela tapada, para conseguir que todo quede bien pochado, tenemos que ir removiendo de vez en cuando.
Seguidamente añadimos las patatas peladas y troceadas (hay que cortar por un lado y chascar o romper por el otro, así el caldo espesará más) y rehogamos unos 3 minutos. A continuación añadimos la carne de pimiento choricero y las guindillas cayena sin las semillas. Vertemos el caldo colado y dejamos cocer aproximadamente 25 minutos a fuego suave, esto dependerá de la clase de patata que hayamos utilizado y del tamaño que tengan los trozos, si hiciera falta añadiríamos un poco de sal.
Transcurrido este tiempo comprobamos si están cocidas y si es así añadimos los tacos de bonito, rectificamos de sal y dejamos cocer 2 ó 3 minutos a fuego suave. No es conveniente que el bonito cueza más porque nos quedaría seco, con este tiempo es más que suficiente para que quede en su punto. Añadimos un poco de perejil picado y servimos.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...