martes, 20 de noviembre de 2012

Confit de pato con reducción de oporto y Tortitas de patata

Hoy en día podemos encontrar el confit de pato enlatado o en bolsas al vacío y se vende en muchos supermercados. Hace algunos años era más complicado encontrarlo, pero afortunadamente cada vez nos resulta más fácil adquirir determinados productos, como quien dice, a la vuelta de la esquina.
Es un plato francés hecho con la pierna del pato que se prepara en un proceso de conservación que tiene siglos de antigüedad y consiste en salar un trozo de carne y escalfarla en su propia grasa. Aquí podéis leer más acerca de este proceso.
La grasa que lo recubre puede usarse en otras preparaciones, como saltear verdura, huevos revueltos, para añadirlo en la elaboración de algunas masas tipo quebrada, entre otras cosas. Así que toda esa grasa que retiremos no la vamos a desaprovechar, la guardaremos en un tarro de cristal bien cerrado para utilizarla en otro momento.
Ahora que se acercan las Navidades este es uno de esos platos con el que podemos quedar de maravilla, además se prepara en un momento, algo que viene muy bien para esas fechas en las no queremos estar todo el tiempo metidos en la cocina.




INGREDIENTES:
4 muslos de pato en confit
3 patatas
Sal
Pimienta negra

Para la reducción de Oporto:
200 ml. de vino de Oporto
1 cucharadita de azúcar moreno
1 nuez de mantequilla

Para acompañar:
4 cucharadas de mermelada de cebolla
4 cucharadas de mermelada de cerezas
Podemos utilizar las que más nos gusten

Sacamos los muslos de pato del envase y le retiramos toda la grasa. Como he indicado antes la podemos guardar en el frigorífico en un bote de cristal con una tapa que cierre bien y utilizarla en algún guiso de carne o para freír unas patatas, entre otras muchas cosas. Los colocamos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y espolvoreamos con un poco de sal y pimienta negra recién molida. No hay que pasarse con la sal porque al elaborarlo le suelen poner, así que si lo preferimos podemos ponerle unas escamas de sal cuando lo hayamos horneado.
Rallamos las patatas con un rallador fino o con un robot de cocina y las colocamos formando tortitas finas sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Es mejor que sean finas para que se hagan al mismo tiempo que el pato, deberemos calcular 2 ó 3 tortitas por persona. Añadimos un poquito de la grasa del pato, como media cucharadita y la extendemos sobre la torta de patata con el reverso de la misma cucharita. Ponemos un poco de sal y pimienta por encima.
Precalentamos el horno a 190º y cuando esté caliente horneamos ambas cosas durante 25-30 minutos. Si vamos a hacer menos cantidad podemos hornearlo todo junto en la misma bandeja.
Mientras se hornea aprovechamos para hacer la reducción de Oporto. Para ello ponemos en un cazo el vino y el azúcar. Dejamos que rompa a hervir y a continuación le bajamos el fuego y dejamos reducir, hasta que la salsa espese, aproximadamente 4 ó 5 minutos. Le añadimos la nuez de mantequilla y removemos hasta que se disuelva, si la preferimos muy espesa la dejaremos un poco más al fuego.
Servir el pato acompañado por las tortitas de patata y mermelada para acompañar. Salseamos por encima.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...