lunes, 26 de noviembre de 2012

Pan perdido


Hoy es día de publicación del Reto Tía Alia y cada mes va aumentando en número de participantes. Comenzó con un número reducido de personas al que, poco a poco, se van incorporando más. Si queréis participar aquí podéis ver la forma de hacerlo.
Carmen cada mes nos propone dos nuevas recetas: una dulce y otra salada, para elaborar la que más nos guste. Todas estas recetas forman parte del recetario de su tía-abuela Alia y están recopiladas en un librito, cuyas hojas mecanografiadas están sujetas con un cordón.
En esta ocasión he preparado la receta dulce, un postre muy similar a las torrijas, pero con resultado diferente, por el vino Málaga que lleva. Este vino es una variedad de vino generoso con denominación de origen, producido en la provincia de Málaga. La denominación de origen ampara vinos generosos elaborados principalmente con uvas Moscatel y Pedro Ximénez (Fuente Wikipedia).
He intentado ceñirme a la receta, como podéis comprobar en la foto de la receta no hay cantidades, como pasa en muchas de las recetas que tenemos de nuestras madres y abuelas. Pero una vez la he preparado os pongo todas la medidas de los ingredientes utilizados, para que os resulte más fácil su preparación.
Para mi es un placer participar en este Reto y espero poder seguir haciéndolo. Espero que os guste mi aportación.




INGREDIENTES:
8 rebanadas de pan
3 huevos
200 ml. de vino Málaga
125 ml. de leche
4 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharadita de canela molida
Aceite de girasol o de oliva suave

De una barra de pan cortamos las rebanadas con forma ovalada de un dedo de grosor. Separamos las claras y yemas de dos de los huevos. En un bol ponemos las dos yemas, el vino y la leche de leche, removemos para que todo se mezcle bien y las yemas se disuelvan. Cogemos el pan y lo ponemos en una fuente, vertemos la preparación por encima y dejamos que se empapen bien por ambos lados durante 15 minutos.
Batimos las dos claras que hemos reservado junto con el huevo restante. Ponemos una sartén al fuego con aceite suficiente para freír, cuando esté caliente vamos pasando las rebanadas por las claras y el huevo batido y las freímos por ambos lados, hasta que tengan un color dorado.
Preparamos una mezcla con el azúcar y la canela. Vamos rebozando las rebanadas que hemos ido friendo y servimos.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...