miércoles, 28 de noviembre de 2012

Pechuga de pollo con champiñones y salsa de mostaza y curry


Las pechugas de pollo pueden resultar un poco secas si nos pasamos de tiempo al cocinarlas. Pero si las hacemos en su punto justo y las acompañamos de una rica salsa resultan deliciosas.
La salsa que acompaña este plato podemos adaptarla a nuestro gusto y ponerle más cantidad de especias para hacerla más potente. Con las las cantidades que especifico ha quedado una salsa sabrosa, pero suave al mismo tiempo. He utilizado champiñones, pero ahora estamos en plena temporada de setas y podemos utilizar las que más nos gusten.
Como acompañamiento he elegido un arroz salvaje que combina perfectamente con los sabores del plato, pero con un arroz basmati también puede quedar muy bien. Lo que no cabe duda es que en su conjunto se trata de un plato delicioso y muy completo.




INGREDIENTES:
2 ó 3 pechugas de pollo, dependiendo del tamaño
1 cebolla tierna
6champiñones
½ cucharadita de mostaza en polvo (al gusto)
½ cucharadita de curry (al gusto)
125 ml. de vino de oporto
1 bote de leche evaporada ideal (410 gr.)
2 cucharadas de harina
Pimienta negra recién molida
Sal
3 cucharadas de aceite de oliva
Menta picada para espolvorear

Para el arroz:
2 bolsitas de arroz salvaje
1 cucharada de aceite de oliva
1 anís estrellado
2 clavos
Sal


Cortamos las pechugas en 3 filetes cada una, en total obtendremos 6 filetes, que nos quedarán con un buen grosor para evitar que nos queden secas al cocinarlas. Si las pechugas no son muy grandes las cortaremos en dos, pero entonces utilizaremos 3 unidades. Salpimentamos por ambos lados y espolvoreamos un poquito de harina, pero no demasiada.
En una cazuela ponemos el aceite y doramos las pechugas a fuego muy fuerte para sellarlas, como mucho 1 minuto por cada lado, para evitar que se cocinen en exceso, ya que luego deben terminar de hacerse en la salsa. Las retiramos y reservamos.
En la misma cazuela incorporamos la cebolla troceada muy finamente y un poco de sal. Al hacerlo todo en el mismo recipiente recuperamos los jugos que hayan quedado en el fondo al dorar las pechugas y nos quedará más sabroso. Sofreímos a fuego suave para que la cebolla se vaya dorando. Mientras tanto cortamos los champiñones en láminas y cuando veamos que la cebolla empieza a tomar un color dorado los incorporamos y rehogamos todo junto durante un minuto.
A continuación añadimos la mostaza, el curry y una cucharadita de harina, de ese modo la salsa quedará más cremosa, si nos gusta más líquida no se la pondremos. Removemos y sofreímos un momento para que se tuesten estos ingredientes, pero sin pasarnos para que no se quemen las especias. Seguidamente añadimos el vino de oporto y dejamos reducir un poco para que el alcohol se evapore. Incorporamos la leche evaporada y dejamos reducir durante dos minutos a fuego no muy alto.
Comprobamos el punto de sal y rectificamos si hiciera falta. A continuación introducimos las pechugas que teníamos reservadas y dejamos cocer todo junto durante dos minutos a fuego suave, removiendo el recipiente para evitar que se nos pegue al fondo.

Servir acompañado de un arroz, en este caso he escogido un arroz salvaje que le va muy bien a estos ingredientes. He utilizado uno que venden en bolsitas que resulta muy cómodo de preparar. Lo he cocido durante 25 minutos en agua hirviendo a la que le he puesto un poco de aceite, sal, un anís estrellado y dos clavos, para que aporten aroma al agua de cocción.

Para montar el plato he utilizado un molde untado en aceite para formar unos flanecitos con el arroz, he servido las pechugas y he espolvoreado con menta picada, que le aporta un toque fresco al conjunto.

Aquí tenéis detallado el proceso de elaboración de la receta.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...