miércoles, 5 de diciembre de 2012

Magdalenas con leche evaporada


Las magdalenas son una magnífica opción para disfrutar de un buen desayuno o merienda y estas quedan deliciosas. El otro día encontré esta receta aquí y me parecieron irresistibles. Las preparé y no me defraudaron en absoluto, quedan deliciosas. La receta es muy parecida a cualquiera que podamos tener, pero en lugar de llevar leche normal están hechas con leche evaporada, esa es la única diferencia con respecto a las otras.
Probarlas porque quedan riquísimas y ya sabemos que aguantan perfectamente varios días, bueno eso es en el caso de que os duren tanto.



INGREDIENTES:
260 gr. de huevos (unos 5 huevos, deben de llevar la misma cantidad que de azúcar)
260 gr. de azúcar
Ralladura de 1 limón
100 ml. de leche evaporada ideal
260 gr. de aceite de girasol o de oliva suave
1 sobre de levadura química (tipo Royal)
360 gr. de harina

Con estas cantidades me han salido 24 magdalenas de un tamaño normal. Dependiendo de la medida de las cápsulas que utilicéis podrá variar la cantidad. Para que os hagáis una idea para rellenarlas he utilizado una cuchara de las de helado de 5 cm. de diámetro (como las que se utilizan para rellenar los cupcakes).

Precalentar el horno a 230º
En un bol añadimos los huevos y el azúcar. Batimos con la ayuda de una batidora de varillas o un robot de cocina, hasta que veamos que la masa esté esponjosa, pálida y haya duplicado su volumen (el éxito de estas magdalenas consiste en añadir aire a la masa y esto sólo lo vamos a conseguir batiendo muy bien estos ingredientes). Cuando estemos en la mitad del batido, añadimos la ralladura de limón y seguimos batiendo hasta completar el tiempo.
A continuación incorporamos la leche evaporada y el aceite, batimos bien hasta que nuestra masa esté homogénea.
Finalmente añadimos la harina y la levadura tamizadas. Volvemos a batir hasta que nos quede integrada uniformemente. Dejamos reposar nuestra masa de magdalenas durante 5 minutos.
Cogemos un molde metálico de los que llevan huecos, para evitar que al hornearlas se nos deformen, ponemos las cápsulas de papel y rellenamos las mismas hasta un tercio de su capacidad. Espolvoreamos con un poco de azúcar.
El horno lo habremos precalentado a 230º, introducimos nuestro molde y justo en ese momento bajamos la temperatura a 200º. Las horneamos en la parte baja del horno entre 15-18 minutos, aproximadamente. Pinchamos con una aguja o con un cake tester y si sale limpio estarán cocidas, de lo contrario dejaremos un par de minutos más, pero sin pasarnos para que no nos queden resecas.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...