lunes, 22 de abril de 2013

Bagels para Bake the World



Un nuevo reto para Bake the World, en esta ocasión  preparamos unos Bagels (o a veces también beigel; en Yiddish בײגל beygl). Se trata de un pan elaborado tradicionalmente con harina de trigo, sal, agua y levadura, en ocasiones espolvoreados con semillas, que suele tener un agujero en el centro. Antes de ser horneados se cocinan en agua brevemente, dando como resultado un pan denso con una cubierta exterior ligeramente crujiente. Existen variantes de la receta que le añaden un toque dulce, normalmente malta, azúcar o miel.
Cuenta la historia que el Bagel apareció por primera vez en Polonia, aunque hay otros autores que dicen que su origen se remonta mucho antes y que fue en Cracovia donde se creó este pan para competir con el Bublik, un pan delgado de harina de trigo que se preparaba en Cuaresma.
Posteriormente se hizo muy popular entre la comunidad judía de mediados del siglo XIX y la emigración a América del Norte de ciudadanos europeos y  judíos favoreció la implantación de este alimento y su comercialización.
Los dos estilos más conocidos de Bagel tradicionales son el de Montreal y el de Nueva York. El primero incorpora huevo pero no sal en la masa, resultando más crujiente y algo más dulce que el segundo, que es más esponjoso. Se consumen abiertos a modo de bocadillo y suelen rellenarse con crema de queso, salmón… También pueden tomarse con huevos, queso, jamón…, muy indicados para el desayuno.
En el blog tengo otra receta de Bagels que preparé hace tiempo y que en realidad es muy parecida a esta. Se diferencia de éstos en que la masa lleva mitad de agua y mitad de leche y además se le añade una clara de huevo, dejando la yema para diluirla un poco con agua y pintarlos antes de poner las semillas y hornearlos. Cualquiera de las dos recetas queda deliciosa y no sabría decirme por una, así que si queréis verlos os dejo este enlace.


INGREDIENTES:
Para 8 Bagels:
500 gr. de harina de fuerza
300 gr. de agua
15 gr. de levadura de panadería fresca
30 gr. de mantequilla
7 gr. de sal
1 cucharadita de Golden Syrup (podemos sustituir por miel o azúcar)

Para cocerlos:
2 litros de agua
2 cucharadas azúcar

Para el acabado:
Un poco de leche para pintarlos
Semillas de amapola
Semillas de sésamo
Mezcla de semillas

 Para servirlos:
Queso tipo crema
Salmón ahumado
Pepinillos en vinagre
Hojas de lechuga variada
Un poco de cebollino fresco picado
Aceite de oliva


Para hacer los bagels:
Calentamos el agua un poco, deberá quedar templada para que la levadura no pierda su efecto. Desmenuzamos la levadura en el agua templada y removemos para que se disuelva. En el bol de la amasadora (he utilizado la KitchenAid) ponemos la harina y la sal, removemos para que se mezclen, hacemos un volcán en el centro y añadimos el agua con la levadura, la mantequilla en trozos pequeños a temperatura ambiente y la cucharadita de Golden Syrup (si no tenemos podemos usar miel o azúcar).
Con el accesorio amasador y a velocidad lenta, comenzamos el amasado. El proceso durará 2 ó 3 minutos, transcurrido este tiempo comprobamos que la masa se haya despegado por completo de las paredes y su aspecto sea el de una masa blanda y brillante. Al tocarla no se nos debe pegar a los dedos.
En el caso de que la masa estuviera demasiado dura le añadiremos un poco de agua, si estuviera blanda y pegajosa le pondremos un poco de harina (en mi caso no ha hecho  falta modificar nada).
Continuamos batiendo 2 minutos más, sacamos la masa y le damos forma de bola. Untamos el bol con un poquito de aceite y la depositamos de nuevo en el mismo. Tapamos con un paño y dejamos reposar en un lugar cálido y fuera de corrientes de aire, durante aproximadamente 1 hora o hasta que veamos que haya doblado el volumen.
Si no disponemos de amasadora podemos hacerlo perfectamente a mano. La única diferencia es que nos tocará amasar durante un poco más de tiempo, pero el resultado será el mismo. Tras el amasado igualmente taparemos con un paño y dejaremos reposar la masa hasta que doble el volumen.
Transcurrido este tiempo desgasificamos la masa con el puño, la sacamos del recipiente y la colocamos sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada. Amasamos un poquito y cortamos 8 porciones del mismo tamaño, unos 100 gr. aproximadamente. Le damos forma de bola a cada trozo y hacemos un agujero en el centro con el dedo. Con cuidado vamos estirando la masa para agrandar el orificio dándole forma de rollo. Los vamos colocando en una bandeja de horno forrada con papel vegetal engrasada con un poquito de aceite. Debemos dejar espacio suficiente entre unos y otros para que cuando fermenten de nuevo no se nos peguen. Tapamos con un paño ligeramente humedecido y dejamos reposar durante 30 minutos. Veremos que han aumentado de nuevo de tamaño.
Precalentamos el horno a 200º y mientras se calienta, aprovechamos para calentar el agua para cocer nuestros bagels antes de hornearlos.
En una cazuela ponemos los 2 litros de agua y las 2 cucharadas de azúcar. Llevamos al fuego y cuando comience a hervir lo bajamos y vamos introduciendo los bagels en el agua. Dejamos unos 30 segundos por un lado, le damos la vuelta y tenemos otros 30 segundos por el otro lado. Mejor si este paso lo hacemos de uno en uno o como mucho de dos en dos. Los sacamos, escurrimos bien y los vamos depositando en la bandeja del horno forrada con papel vegetal ligeramente engrasado. Si vemos que al sumergirlos en el agua se arrugan un poco, no pasa nada, luego al dejarlos en bandeja recuperan su forma.
Cuando los tengamos todos, pintamos con suavidad la superficie con un poco de leche y espolvoreamos con semillas. He utilizado semillas de amapola en unos, de sésamo en otros y mezcla de semillas en algunos más.
Hornear con el horno previamente calentado a 200º durante 20-25 minutos o hasta que veamos que adquieren un tono dorado. El tiempo puede depender un poco de cada horno.

Los he servido acompañados de queso crema, salmón ahumado, pepinillos, cebollino picado y una mezcla de hojas de ensalada con un poco de aceite de oliva. Pero podemos rellenarlos con cualquier cosa que nos pueda apetecer.





34 comentarios :

  1. Te han quedado genial! Yo no los había hecho nunca y me han gustado, seguramente los repetiré.
    Casi coincidimos en el relleno... Saludos, Pilar

    ResponderEliminar
  2. Solo se me ocurre un comentario: "UNA AUTÉNTICA DELICIA"

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado fantásticos! Yo los hice y ya he repetido, están riquísimos!
    Me encanta tu blog!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Ficaram maravilhosos e com salmão devem ficara tão saborosos.
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  5. Una entrada muy completa, y muy bien explicada, nos gusta mucho, enhorabuena.

    Y los bagels con ese color tan doradito, tienen que saber a gloria.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Que ricossssssssssssssssss yo los tomé para desayunar, con mantequilla y mermelada, pero así con queso y salmón también están de escándalo... te han quedado estupendos :)

    ResponderEliminar
  7. Menuda pinta tienen Sunny..te quedaron perfectos! Y el paso a paso como siempre de lujo.. un besoo

    ResponderEliminar
  8. Que bonita puesta en escena Suny, me encanta!! El paso a paso genial, yo no tengo paciencia para hacerlos, siempre voy con prisa, jajaa!!
    Te han quedado de lujo y con esas semillitas me vuelven loca!!
    Probaré otras variantes seguro!!
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  9. Te quedaron preciosos y las fotos de cine :)
    besos

    ResponderEliminar
  10. Te han quedado estupendos, Suny, bien esponjosos y gorditos, me encantan y te felicito, no resulta nada fácil conseguir un resultado así.

    Me encanta la variedad de las semillas, se ven muy vistosos y apetitosos.

    un besazo enorme y enhorabuena!

    ResponderEliminar
  11. Unos bagels con una pinta estupenda que con unas fotos así dan ganas de comérselos todos. Felicidades. Bss

    ResponderEliminar
  12. Bueno, Suny, tú ya te habías adentrado en el mundo "bagel" y parte del terreno, al menos el de pasar por la experiencia, ya lo tenías.

    Veo que te estás aficionando al paso a paso, nada mejor para poner los ojos como platos y favorecer que la gente se anime a hacer la receta.

    Lo que me ha gustado mucho de estos panes es la masa en sí, tanto cruda como una vez cocida. En crudo es super manejable, y ya cocida queda muy tierna y jugosa. Nunca los había probado. No me han tentado nunca los que se comercializan, pero hacerlos, es otra historia. Veo que tú los has barnizado con huevo, y por eso quizás te han quedado más tostados que los míos. Yo no les di el último toque igual que tú, pero seguro que tanto uno como otro, están igualmente buenso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Suny, la explicación y la secuencia fotográfica te han quedado de cine, así como los bagels, son perfectos, jajaj, a mí también me ha encantado este reto, bsss

    ResponderEliminar
  14. Mis bagels ( http://www.vegetalytal.com/2012/05/bagels.html ) no tienen tan buena pinta, aunque estén muy buenos.
    Te echamos de menos el sábado en Jumilla.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal
    http://vegetalytal.com

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa...

    Que paso a paso más bueno que has hecho...me encanta.

    Un bocado delicioso sin ninguna duda.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Suny ,que ricos te quedaron los bagels y tan bien presentados que apetece quedarse en tu mesa
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  17. Suny acabo de descubrir tu blog y estoy maravillada, me encantan las fotos y las recetas que tienes. Desde hoy ya tienes dos fieles seguidores. Un saludo! Conxy y Ramón de Gastroandalusi.com

    ResponderEliminar
  18. Suny, te han quedado de lujo! Me encanta lo de las pipas de calabaza...
    Slds,
    Laura

    ResponderEliminar
  19. Que bien nos lo hemos pasado cociendo y horneando bagels para el reto de Bake the World.. con todas esas semillas,te quedaron estupendos y muy tiernos.Como siempre un magistral paso a paso. Que bien te quedaron.!! Besos,

    ResponderEliminar
  20. Te ha quedado deli total. Con salmón, philadelphia y alcaparras queda de desayuno postinero... Un besote.

    ResponderEliminar
  21. Hola mi mami, vaya paso a paso mas estupendo que has hecho y el resultado solo hay que ver las fotos para ver que esta perfecto, eres una panadera de primera!!
    Mil besossss

    ResponderEliminar
  22. Un paso a paso perfecto y el resultado genial! Se ven tan tan apetecibles. Besos

    ResponderEliminar
  23. Suny preciosa! qué maravilla de bagels! mira, yo he estado viviendo en Canadá y fui a Montreal, y te aseguro que tus bagels no tienen ABSOLUTAMENTE NADA que envidiarles a los de ahí, te lo aseguro al 100%!!!

    te han quedado geniales, y me encantan todos los tipos de semillas que les has puesto por encima. Cada día estoy más convencida de que eres una artistaza!

    un besazo guapísima, que tengas feliz semana!

    Laura

    ResponderEliminar
  24. Te quedaron genial, Suny!
    Con su salmón, ñammm!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  25. Me tomaría ahora mismo un montadito de esos con esos deliciosos panes que has preparado, para mi has pasado el reto con nota, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  26. Te han quedado estupendos, me encanta tu cuadro de fotos paso a paso. Saludos panarras.

    ResponderEliminar
  27. ¡Qué buena pinta! Te han quedado genial. Un saludo,

    ResponderEliminar
  28. Te han quedado de capricho y un paso a paso perfecto. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  29. Qué maravilla de receta.... y me encanta lo bien que lo explicas. La verdad es que es un placer mirar todas tus recetas... y lo estraño es que antes no hubiera pasado por aquí....
    Ya he visto algunas, de refilón, que me están diciendo: léeme!!!!
    Las fotos son preciosas, el color.... tienes un blog muy lindo.
    Y si algo compartimos (además de otras cosas) es la dedicación a nuestra madre, el pilar de todo esto.
    Un beso y encantada de saludarte.

    ResponderEliminar
  30. Vaya te han quedado estupendos y que fotos más bonitas Suny. Felicidades. Bss

    ResponderEliminar
  31. BIENNNNNNNNNNNNNNNNNN
    Me los has puesto como más me gustan, con el salmón.
    Tengo pendiente de hacerlos con las semillas de amapola que se ven bien bonitos.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  32. Impresionantes, si es que solo de verlos ya alimentan!!!

    Un besote

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...