jueves, 25 de julio de 2013

Baked Alaska



Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Julio nos invita a preparar: Baked Alaska.

También conocido como Tortilla Noruega, Tortilla Sorpresa o Glace au Four, consiste en un helado colocado sobre una lámina de bizcocho o de pudin de navidad que se cubre de merengue y se gratina. El merengue hace de aislante y consigue que el calor del horno no derrita el helado.
El nombre de Baked Alaska se lo dio el chef francés del Restaurante Delmonico’s de Nueva York, Charles Ranhofer, que en 1867 creó esta tarta para celebrar la adquisición de Alaska por parte de Estados Unidos, en la que el merengue imitaba a la nieve de esta isla. Tanto el nombre de Baked Alaska como el de Tortilla Noruega aluden al frío y la nieve de estas dos zonas. 


Un poco de historia sobre esta receta:
A pesar de que el nombre se lo dieron en 1867, hay muchas dudas sobre el origen real de este postre. Hay versiones que indican que se originó en China, otros opinan que fue en Estados Unidos y otros que fue Francia donde se creó este magnífico plato helado.
La versión estadounidense indica que durante la presidencia de Thomas Jefferson, en 1802, se sirvió un helado envuelto en una masa caliente que fue el precursor del Alaska.
En 1804, Benjamin Thompson Rumford, también experimentó con las claras de huevo y en su investigación, llegó a un plato que denominó Tortilla sorpresa, en el que el helado también iba envuelto en merengue y horneado, aquí se demostró la capacidad aislante de las claras de huevo.
También los franceses han querido hacerse “dueños” de esta receta y aseguran que fue Balzac quien lo introdujo en el país, gracias a un chef chino que le enseñó a preparar un helado envuelto en hojaldre crujiente que, poco a poco, fue derivando en la envoltura de merengue.
En 1895 el Chef del Hotel París de Montecarlo, bautizó al Baked Alaska como Omelette à la Norvégienne, lo que hizo que este postre se hiciera popular en Europa. Incluso en 1969, un físico y gastrónomo molecular húngaro, gracias al uso del microondas, consiguió hacer un Baked Alaska Inverso, también conocido como Frozen Florida, así obtuvo una capa congelada de merengue relleno de licor caliente.

Formas de presentarlo:
Hay muchas variantes, aunque básicamente se coloca el helado sobre una base de bizcocho ya horneada, se cubre con el merengue y una vez cubierto, se mete unos minutos al horno para el gratinado y se sirve enseguida acompañado de frutas.
Una de las variantes es añadirle un puré de frutas mezclado con parte del bizcocho, quedando más jugosa en su conjunto. Otra versión muy popular del Baked Alaska, es el Bombe Alaska, cuya variación consiste en que antes de servirlo se rocía con un licor y se flambea.
Sobre el gratinado final, podemos optar tanto por hacerlo al horno, donde nos quedará un color dorado más uniforme o con la ayuda de un soplete.

Lo cierto es que podemos presentarlo de formas múltiples, así como en diferentes tamaños, lo que nos permite hacer de este postre algo muy atractivo a la vista. Para el interior podemos utilizar helado de diferentes sabores e incluso, si nos apetece, podemos darle un toque de color a nuestro merengue, con unas gotas de colorante alimentario. Es un postre delicioso y esta es mi versión, para la que he preparado un helado rápido de fresas, cuya receta también os pongo.


 INGREDIENTES:
Para el bizcocho:

30 gr. de mantequilla
65 gr. de harina, más un poco para espolvorear
Una pizca de sal
2 huevos L
60 gr. de azúcar
1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Helado para el interior:

350 gr. de fresas congeladas
1 cucharada sopera de zumo de limón
2 cucharadas de agua
2 cucharadas de azúcar glas
2 cucharadas de miel
1 clara de huevo
200 ml. de nata

Para el merengue:

125 ml. de agua
150 gr. de azúcar
3 claras de huevo a temperatura ambiente
Un poco de azúcar glas para espolvorear el merengue
Unas frutas para adornar (opcional, pero le he puesto unos arándanos))


Preparación en Thermomix del helado rápido:

En primer lugar montamos la nata, para ello ponemos la mariposa en el vaso de la Thermomix, vertemos la nata que deberá estar bien fría y programamos velocidad 3 y ½, no ponemos tiempo y vigilamos hasta que veamos que está montada. Retiramos y reservamos.
Sin lavar el vaso, ponemos las fresas previamente congeladas (aunque también podemos comprarlas congeladas), el azúcar glas, agua, miel y el zumo de limón. Programamos 30 segundos, velocidad progresiva 5-10. Comprobamos que la fruta ha quedado bien triturada, de no ser así repetiremos la operación. Con la espátula bajamos los restos de la tapa y las paredes del vaso. Colocamos la mariposa, incorporamos la clara, ponemos el cubilete invertido y programamos 2 minutos y ½, veremos que se ha convertido en una especie de espuma con mucho volumen.
La vertemos en un bol y vamos incorporando la nata a cucharadas, mezclando con suavidad entre cada incorporación, de esa forma conseguiremos que quede una preparación más cremosa. La llevamos al congelador y cuando hayan transcurrido aproximadamente 30 minutos, la sacamos y removemos para evitar que cristalice. Esta operación la repetiremos dos o tres veces más. Dejamos congelar por completo, por lo que el helado será mejor prepararlo de un día para otro.

Para hacer el bizcocho:
Precalentamos el horno a 175º
Engrasamos el molde, recubrimos la base con papel de horno engrasado y espolvoreamos el fondo y los lados con harina. Le damos la vuelta al molde y sacudimos para eliminar el exceso.
Tamizamos la harina con la sal y reservamos. Derretimos la mantequilla en el microondas y dejamos templar.
Mezclamos los huevos con una batidora eléctrica durante 1 minuto, añadimos el azúcar poco a poco, sin parar de batir y cuando esté totalmente incorporada, continuamos batiendo durante unos 5 minutos, hasta que la mezcla blanquee, tenga un aspecto cremoso y haya aumentado de volumen.
Incorporamos el extracto de vainilla y a continuación vamos añadiendo la harina por partes, mezclando con una espátula con movimientos suaves y envolventes, entre cada incorporación. Una vez hayamos terminado, añadimos la mantequilla, que ya estará prácticamente fría y mezclamos de nuevo con suavidad.
Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 25-30 minutos, el tiempo dependerá un poco de cada horno. Lo que no debemos hacer es abrir la puerta durante los primeros 20 minutos, ya que la masa se bajaría y no quedaría esponjosa. Para saber si el bizcocho está horneado bastará con pinchar con una brocheta o un cake tester. Si sale limpio estará cocido, de lo contrario dejaremos unos minutos más, pero sin pasarnos, ya que nos quedaría seco.
Una vez horneado dejamos en el molde durante 3-4 minutos y después desmoldamos con cuidado, pasando un cuchillo por el molde y ponemos a enfriar por completo sobre una rejilla, después de haber quitado el papel de horno.

Cuando el bizcocho se haya enfriado, cogemos un bol o el recipiente donde queramos montar el Baked Alaska, que deberá tener el diámetro del bizcocho y lo forramos con film transparente. Sacamos el helado del congelador y dejamos ablandar un poco para poderlo manipular. Vamos cogiendo cucharadas del recipiente y lo vamos introduciendo en el bol, aplastando contra las paredes para que quede compactado. Cuando hayamos terminado, alisamos la superficie. Colocamos la capa de bizcocho sobre el helado y presionamos un poco, tapamos con el film e introducimos en el congelador durante 1 ó 2 horas.

Para hacer el merengue:
Calentamos el azúcar con el agua en un cazo, hasta disolverla. Debemos dejar hervir hasta lograr un almíbar a punto de bola dura. Para probar si está, retiramos el cazo del fuego, cogemos una cucharadita de almíbar y dejamos enfriar unos segundos, al tomar el almíbar entre los dedos índice y pulgar debe poder formar una bola.  Si tenemos un termómetro especial para azúcar en cuanto llegue a 120ºC, estará en su punto.
Batimos las claras a punto de nieve, con la batidora a máxima potencia. En cuanto empiecen a tener consistencia, bajamos un poco la velocidad y empezamos a verter el almíbar en caliente, debemos hacerlo dejando caer un hilo continuo. Cuando lo tengamos todo incorporado, aumentamos de nuevo la velocidad y seguimos batiendo hasta que el merengue esté a una temperatura casi fría. Esta operación durará aproximadamente unos 4-5 minutos y su aspecto final será bien firme y brillante. Podemos pasarlo a una manga pastelera con el tipo de boquilla que más nos guste o simplemente ponerlo con una cuchara.

Para terminar con la preparación tenemos 2 opciones. Cubrir con el merengue y hornear o bien dorar el merengue con un soplete. En el primer caso, debemos tener la precaución de poner nuestro postre sobre un plato o fuente de presentación aptos para el horno. Si escogemos la segunda opción nos dará lo mismo.
Sacamos nuestro bol del congelador y con cuidado despegamos el film, cogemos el plato o fuente de presentación, lo colocamos al revés sobre el mismo y rápidamente le damos la vuelta. A partir de ahora debemos trabajar con rapidez para evitar que el helado se derrita, ya que si decidimos hornearlo el helado debe estar firme.
Con una manga pastelera o con una cuchara metálica, vamos poniendo el merengue por encima, cubriendo también los laterales. Debemos sellar muy bien el merengue contra la fuente para aislar el helado. Si vamos a hornearlo es preferible llevarlo de nuevo al congelador, en mi caso no ha sido necesario, porque lo he dorado con un soplete de cocina.
Tanto si utilizamos el soplete como si lo horneamos, antes de dorarlo debemos espolvorear un poquito de azúcar glas, que dejaremos reposar unos segundos, para seguidamente proceder a dorar con el soplete o bien en el horno.
Si hemos optado por esto último, debemos tenerlo precalentado a 220º. Sacamos el postre del congelador, espolvoreamos con azúcar glas, dejamos reposar unos segundos y horneamos hasta que tenga un ligero color dorado.
Este postre no tiene espera, así que hay que servirlo de inmediato.




 

31 comentarios :

  1. Sunny, te ha quedado de lujo y me encanta saber la historia del plato, estupenda receta y post
    besos

    ResponderEliminar
  2. Dá trabalho mas fica fantástico e deve ser uma verdadeira delicia.
    Adorei.
    bjs

    ResponderEliminar
  3. LLeva tiempo en mi lista de pendientes, con tus fotos del paso a paso no hay excusa!! Es el plato preferido de mi hermano asi que a ver si se lo preparo, te ha quedado espectacular, y me parece muy interesante la historia que nos cuentas, es bonito imaginar como nacieron algunos platos.

    ResponderEliminar
  4. Realmente me gustó con el horneado, pero tu has conseguido una presentación fabulosa.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado increible, una presentación y unas fotos preciosas.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Mi querida amiga, que preciosidad, esta perfecta, pero si parece que no le han tocado manos, haces las cosas con una perfeccion , que es digno venir a visitarte, todo lleno de elegancia, tal y como tu eres. Un abrazo muy muy grande tesoro

    ResponderEliminar
  7. Ohhh, qué maravilla! Con el paso a paso se hace todo más sencillo, perfecto para entenderlo bien. Tiene que estar excelente de sabor, pero también la presentación es de matrícula de honor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Divina, té ha quedado divina. Bss.

    ResponderEliminar
  9. Suny te ha quedado increíble, con un corte perfecto. Creo que es uno de los postres que puede crear adicción, y eso que a mi los merengues no me dicen mucho. Besos,
    Pilar

    ResponderEliminar
  10. Realmente espectacular Suny, eres una artistaza como la copa de un pino. Como dicen ahora me has dejado ojiplática....jejeje.
    Un besote muy fuerte,
    Mar

    ResponderEliminar
  11. Te quedó maravilloso Suny, ya me quedo con terrible gana de probarlo. Perfecto paso a paso fotográfico, un resultado diez!!!

    ResponderEliminar
  12. Una presentación y fotos preciosas! Y además tiene una pinta espectacular! ;)

    ResponderEliminar
  13. Te ha quedado espectacular Suny, preparación y presentación de lujo, como todo lo que nos muestras!
    Qué ganas de hincarle el diente viendo las fotos!

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Te ha quedado perfecto Suny y un maravilloso paso a paso, me guardo tu receta a ver si un día la hago :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Te ha quedado perfecto! Y el tuyo es muuuucho más fácil. Me ha encantado. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado una presentación espectacular, y además me encanta el helado de fresa.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Que buena mano que tienes en la cocina, nunca dejaran de sorprenderme tus resultados! La forma es estupenda y el color, la consistencia... y las fotos, cómo siempre, fantásticas!! Seguro que estaba delicioso!!

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  18. Sunny te ha quedado precioso, la combinación de colores ideal! Enhorabuena por que se ve precioso.

    I Love Bugs

    ResponderEliminar
  19. Suny ,un postre laborioso pero merece la pena ,te quedo genial ,digno de las mejores mesas
    besinos

    ResponderEliminar
  20. Mira que le tengo ganas a este postre, me lo llevo que seguro que cae. Un besazo.

    ResponderEliminar
  21. El paso a paso fotográfico es genial, te salió de lujo, Suny!!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  22. Simplemente de Oscar, Suny!!!!. Me tienes mirando las fotos como una posesa, es expectacular.

    un besazooo

    ResponderEliminar
  23. Me encanta,la he visto en formato individual y me ha vuelto loca pero la tuya grande me parece una pasada también.
    Besazos chiqui.
    (¿Sigues mejor?)

    ResponderEliminar
  24. Qué bonita te ha quedado!! maravilloso Baked Alaska!! seguro que también está buenísima :)

    Acabo de conocer tu blog y me ha encantado!!

    Un abrazo :)

    http://lemonylimon.es/

    ResponderEliminar
  25. Que barbaridad Suny... como siempre en tu linea...
    Delicioso
    Un besazo

    ResponderEliminar
  26. Suny con estos calores esta es una tarta ideal y queda con una presentación muy bonita, nunca la he preparado asi que creo que ya va siendo hora.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Qué bonita te quedó...
    Para hincarle el diente ahora mismo.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Geniales las Fotos Suny, la verdad es que no lo entendía mucho.
    Tengo todo, lo hago mañana, ya te cuento.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  29. He visto tu receta en google y me ha llamado la atención lo del helado, metiendolo en el horno para dorar las claras y me ha fascinado tanto la receta que he venido corriendo a conocer tu blog y por lo que veo tienes un blog estupendo me quedo de seguidora para aprender de tus recetas un saludo y feliz verano

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...