Tarta de crema madame con violetas

miércoles, 31 de julio de 2013


Con el calor no apetece mucho encender el horno, pero cuando tenemos una celebración no hay más remedio que preparar algo. En esta ocasión ha sido esta tarta, muy sencilla de hacer, adornada con una crema madame que resulta deliciosa y muy suave. No os puedo mostrar la foto del corte, porque era para llevar a casa de unos amigos y no era cuestión de llevarla empezada ¿verdad?
La crema madame es una mezcla de crema pastelera y nata montada, que en este caso he querido aromatizar con pasta de violetas para darle un toque diferente. La verdad es que el resultado merece la pena, pero podemos darle el sabor que nos apetezca e incluso dejarla sin nada, ya que de por sí es una crema muy fina y francamente deliciosa.
Para hacer la crema madame podemos utilizar partes iguales de crema pastelera y nata montada o bien modificarlas para adaptarlas a nuestro gusto. En este caso he utilizado 275 gr. de crema y 200 ml. de nata.


Supongo que muchos de vosotros estaréis disfrutando de las vacaciones, a mí me quedan un par de días para tomarlas y estoy deseando que lleguen. Este año no se todavía si publicaré algo durante el mes de Agosto o no, pues como me fui de viaje en Junio, en principio no tengo pensado salir. Así que simplemente estaré descansando y disfrutando de la playa, que siempre viene de maravilla y es probable que publique alguna que otra receta, pero como digo aún no lo tengo muy claro.
Os dejo con esta receta y os animo a probarla, ya que se trata de una tarta que no es nada complicada de preparar y admite muchas variaciones.



INGREDIENTES:
Para el bizcocho:
6 huevos
200 gr. de azúcar
200 gr. de harina
Una pizca de sal
1 cucharadita de pasta o extracto de vainilla
Mantequilla y algo de harina para engrasar el molde

Para la crema Madame de violetas:
Crema Pastelera:
200 ml. de leche
100 ml. de nata
75 gr. de azúcar
30 gr. de Maizena
3 yemas
1 rama de vainilla
1 cucharadita de pasta de violetas
Colorante malva (opcional)
200 ml. más de nata para montar 35% M.G.

Jarabe para bañar el bizcocho:
200 ml. de agua
2 cucharadas de azúcar
1 cucharada de ron

Para adornar:
Unas hojas de menta
Ralladura de limón o de lima


Preparación del bizcocho:
Precalentamos el horno a 175º
Separamos las claras de las yemas. En el bol de la batidora montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal, cuando empiecen a tomar consistencia, vamos incorporando el azúcar, poco a poco y continuamos batiendo hasta que queden bien firmes y brillantes.
A continuación añadimos las yemas ligeramente batidas y vamos mezclando con mucha suavidad y con movimientos envolventes hasta que estén integradas. Tamizamos la harina y la incorporamos, continuamos mezclando con suavidad, para evitar que las claras bajen.
Cogemos un molde de unos 26-28 cm. de diámetro con base desmoldable y lo engrasamos con mantequilla. Espolvoreamos un poco de harina y la repartimos dando golpecitos por todo el molde, cuando esté bien cubierto, le damos la vuelta para que caiga el exceso de harina. Si lo preferimos podemos forrar el molde con papel vegetal.
Vertemos la masa con mucho cuidado, alisamos la superficie y horneamos con el horno previamente calentado a 175º, durante unos 35 minutos. Debemos tener la precaución de no abrir la puerta durante al menos los primeros 25-30 minutos, ya que la masa se bajará y el bizcocho no quedará esponjoso. Para comprobar si está cocido, podemos pinchar en el centro con una brocheta o con un cake tester, si sale limpia estará hecho, de lo contrario dejaremos unos minutos más.
Una vez fuera del horno dejamos en el molde durante 5 minutos y a continuación desmoldamos y ponemos a enfriar del todo sobre una rejilla.

Para hacer la crema pastelera:
En un cazo vertemos la nata y casi toda la leche, reservando una pequeña cantidad de esta última. Cogemos la vainilla, la abrimos por la mitad a lo largo y raspamos las semillas, la incorporamos a la mezcla de nata y leche. Ponemos a calentar hasta que comience a hervir.
Mientras tanto en un bol ponemos la Maizena con el azúcar y removemos para que se mezclen. Añadimos las yemas, la leche que hemos reservado y batimos un poco para que se deshagan los posibles grumos. Cuando la nata y la leche hayan hervido, las retiramos del fuego y vertemos sobre este preparado, removiendo al mismo tiempo. Volcamos la mezcla en el cazo y la ponemos de nuevo a fuego suave, removiendo constantemente, hasta que espese. En ese momento añadimos la pasta de violetas y si queremos mayor intensidad en el color podremos poner unas gotas de colorante alimentario, pero en este caso no ha sido necesario, ya que para mí era suficiente el tono que tenía.
Vertemos la crema en un bol para que enfríe con más rapidez y cubrimos con un film transparente completamente pegado a la superficie, para evitar que le salga costra. Cuando esté fría podemos guardarla en el frigorífico hasta que vayamos a utilizarla.

Para hacer la crema madame:
He utilizado 275 gr. de la crema pastelera con violeta y 200 ml. de nata. En primer lugar debemos montar la nata y cuando la tengamos, iremos incorporando la crema pastelera en pequeñas cantidades, mezclando con mucha suavidad con una espátula para evitar que la nata se baje. La crema debe quedar muy fina y ligera.
En ese momento la ponemos en una manga pastelera con boquilla rizada, para decorar la tarta. Como no utilizaremos toda la crema pastelera con violeta que hemos hecho previamente, el resto podemos utilizarla para otras preparaciones.

Preparación del jarabe o almíbar:
Ponemos en un cazo el agua con el azúcar y el ron, llevamos a ebullición y dejamos hervir durante 1 minuto. Esperamos a que se enfríe antes de bañar el bizcocho.

Montaje de la tarta:
Cortamos el bizcocho en dos capas y ponemos la parte superior como base de la tarta. Mojamos toda la superficie con un pincel, con el jarabe que hemos preparado. Extendemos una fina capa de crema por encima. Colocamos la otra capa del bizcocho y mojamos la superficie para que quede bien jugoso.
Con la manga y el resto de la crema madame la adornamos. Ponemos unas hojitas de menta repartidas por la superficie y rallamos un poco de piel de limón o de lima, según más nos guste, vale cualquiera de las dos.



24 comentarios

  1. Ficou uma tarte linda,adorei a cor.
    bjs

    ResponderEliminar
  2. Una tarta muy bonita, vaya color...Bss.

    ResponderEliminar
  3. Muy delicada, tengo caramelos de violeta creo que copiaré tu tarta, gracias y bss

    ResponderEliminar
  4. Super bonita la tarta ¡me encanta!

    ResponderEliminar
  5. Una tarta preciosa Suny, delicada, y seguro que deliciosa!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado preciosa y seguro que deliciosa, unas fotos estupendas
    besos

    ResponderEliminar
  7. que bonita, y esa decoración para hacerla menuda paciencia habrá que echarle ;)
    besos!

    ResponderEliminar
  8. Bendita paciencia la tuya, Suny, que no solo enciendes el horno si no que también te remangas para decorar esta tarta con la manga pastelera.

    Nunca había oído hablar de la crema madame, pero siendo una mezcla de nata y de crema pastelera, tiene que estar buenísima, y ni te cuento con el toque de esos caramelitos tan ricos.

    Quien recibiera esta tarta debió sentirse muy, pero que muy afortunado tanto por el regalo en sí como por poder disfrutarla.

    Disfruta de tus vacaciones como es digno de disfrutarlas.

    Un beso, y nos vemos en septiembre, cuando volveré a la carga en el blog.

    ResponderEliminar
  9. Es una tarta preciosa Suny. No conocía esta crema, ha de estar deliciosa con ese toque de sabor a violeta. Ya sería demasiado ir a casa de alguien y llevar la tarta empezada por hacer la foto, jejeje, va a ser que no, pero nos imaginamos el corte.
    Besos y disfruta de tus relajantes vacaciones.

    ResponderEliminar
  10. Yo en cambio estoy a medio regreso de mi "descanso" y me encuentro con esta estupenda tarta (y tus magníficas fotos). Y encima te has atrevido a encender el horno con estos calores!!! Genial. Bs

    ResponderEliminar
  11. Pues no Suny, no...no es plan de llevar la tarta empezada a casa de unos amigos pero nos quedamos con ganas de ver ese corte...:(

    Hoy me has descubierto una receta nueva: la crema madamme. Ni idea de qué era esto hasta que te he leído y, oye, me gusta como suena y me da que debe de estar bien rica. Si me gustan ambas cosas, la crema pastelera y la nata montada, pues me tiene que gustar esta crema madamme seguro.

    Tomo nota !!!

    Bss y hasta pronto :)

    ResponderEliminar
  12. Pues tiene muy buena pinta, un acabado perfecto.

    Como yo soy así de farruca, cuando llevo algo por ahí me llevo la cámara y hago la foto. Al menos con la familia. <Si me hubiera salido una tarta así, lo hubiera hecho fijo ;)

    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Suny ,ademas de que debe estar buenisima ,te quedo tan chula presentada que es una maravilla
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  14. Que delicadeza de tarta.
    Tiene que estar riquísima
    Besoss

    ResponderEliminar
  15. Una tarta finísima y elegante Suny, qué paciencia para decorarla! pero el resultado vale la pena... no conocía la crema madame, esta tarta es todo glamour! ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  16. una tarta delicada, bellísima, y seguro que aromática. Adorable, porfa, sigue en agosto jjjj. Un besito!!

    ResponderEliminar
  17. Suny como van las vacaciones, yo ya las he terminado aunque ahora con tanto calor no dan ganas de hornear.
    La crema madame es finísima me gusta y con el toque que le has dado con violeta quedará buenísima.
    me gusta mucho como te ha quedado la tarta adornada.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. hola buenas te unes a mi blog y yo me uno al tuyo?
    mi blog es
    http://lacasitadeaitana.blogspot.com.es/
    besitos noemi

    ResponderEliminar
  19. Esta tarta lo tiene todo,es preciosa y seguramente este riquísima.Menudo trabanjón decorarla, pero viendo lo bonita que queda merece la pena.
    No conocía la crema madame,me llevo la receta :)
    Ahhh y por último tienes un blog y unas fotografías preciosas!!!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  20. oooohhhh que pasada!!!
    Seguro que esta para chuparse los dedos
    Un besito

    ResponderEliminar
  21. Que maravilla de tarta!!! Enhorabuena!

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Que belleza de tarta. Tengo curiosidad de probar esa crema madame de violetas.

    Me alegro que estés devuelta.

    Un saludo

    ResponderEliminar