lunes, 25 de febrero de 2013

Ragú Tía Alia


Hoy es día de publicación del Reto Tía Alia y de nuevo Carmen nos propone dos nuevas recetas. Como en cada ocasión se trata de una receta dulce y otra salada y siempre es difícil la elección. Estas recetas pertenecen al cuaderno de su Tía Alia y como muchas de las recetas de antes, las medidas y las explicaciones son más bien escuetas, pero esa es la gracia de estos retos.
Me he decidido por la receta salada, un delicioso Ragú con bastantes verduras que resulta francamente bueno. Siempre intento ser bastante fiel a la receta y hacerla de la misma forma o con alguna pequeña modificación, pero mínima. En la receta original las verduras se cuecen por separado, pero en mi caso lo he preparado todo en la misma cazuela. He utilizado una Cocotte porque me gusta mucho como quedan los guisos de carne preparados en la misma. Este tipo de cazuelas de hierro fundido esmaltado, alcanzan mucha temperatura y te permiten cocinar a fuego muy suave sin añadir gran cantidad de líquido. Los alimentos se cocinan con el jugo que sueltan y quedan muy sabrosos.
Carmen es un placer recordar las recetas de este recetario tan especial que tienes y que poco a poco, a través de estos retos mensuales, van viendo la luz. Espero poder seguir participando en el mismo e ir descubriendo nuevas recetas en los próximos Retos de Tía Alia.




INGREDIENTES:
500 gr. de ternera en tacos
2 cebollas
1 tomate maduro rallado
2 zanahorias pequeñas
1 rama de apio
2 alcachofas
10 judías verdes redondas
3 patatas medianas
125 ml. de vino de Jerez (podemos sustituirlo por vino blanco)
100 ml. de caldo o de agua
1 bote pequeño de guisantes en conserva (peso escurrido 95 gr.)
3 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Pimienta negra recién molida
1 cucharada de harina
½ cucharadita de pimentón dulce
Una pizca de nuez moscada

Ponemos el aceite en una cazuela a calentar, salpimentamos la carne y la sofreímos a fuego fuerte para sellarla. Cuando esté dorada añadimos la cebolla partida en trozos pequeños (brunoise) y sofreímos a fuego medio junto con la carne durante 2-3 minutos, removiendo de vez en cuando. Incorporamos el tomate rallado y removemos para se reparta bien. Sofreímos durante 1 minuto.
Añadimos una pizca de nuez moscada, media cucharadita de pimentón dulce, removemos e inmediatamente incorporamos la cucharada de harina. Vamos removiendo para que la harina se tueste un poco, vertemos el vino por encima, removemos y dejamos que se evapore un poco el alcohol durante 1-2 minutos. Añadimos el caldo o agua caliente, una pizca de sal, tapamos la cazuela, bajamos el fuego y dejamos cocer suavemente durante 40-50 minutos (esto depende del tamaño de la carne y de la dureza de la misma).
Transcurrido este tiempo incorporamos las zanahorias peladas y cortadas en rodajas y la rama de apio troceada, removemos con cuidado y continuamos la cocción durante 20 minutos a fuego suave.
Pelamos las patatas y las troceamos, quitamos las puntas a las judías verdes y las partimos en 2 ó 3 trozos dependiendo de su tamaño, pelamos y partimos las alcachofas en cuartos. Añadimos estas verduras a la cazuela, movemos un poco para distribuirlas por la misma y continuamos la cocción durante 25 minutos. Probamos para comprobar el punto de sal y si hiciera le añadimos una pizca. Finalmente incorporamos los guisantes y cocemos durante 10 minutos más, si utilizamos guisantes frescos los pondremos al mismo tiempo que estas últimas verduras.

NOTA:
Si durante la cocción vemos que necesita más caldo añadiremos un poco, pero es mejor que esté caliente de ese modo no interrumpimos la cocción. En este caso, al haber hecho el Ragú en una Cocotte, no ha hecho falta añadir más líquido. Es la ventaja de estas cazuelas, ya que nos permiten cocinar a fuego muy suave en los propios jugos que sueltan los alimentos, por lo que quedan más sabrosos.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...