lunes, 4 de marzo de 2013

Muslos de cordero estofados en Rioja


Siempre que he preparado los muslos o codillos de cordero los he hecho encebollados porque quedan muy jugosos (aquí podéis verlo), pero cuando vi esta receta me apeteció hacerlos porque me pareció una forma diferente de prepararlos. Se trata de una receta de Lorraine Pascale, que dicho sea de paso, hace unas cosas estupendas. Desde hace un par de meses en Canal Cocina podemos ver sus programas.
La verdad es que quedan tiernos y deliciosos, con una salsa bastante concentrada y con un sabor extraordinario. He preparado la receta siguiendo las indicaciones que dio en su programa. Del mismo modo he hecho con el puré de patatas y he seguido su receta, porque me llamó la atención que lo hiciera con patatas asadas en el horno. Nunca lo había preparado de esa forma y me ha sorprendido gratamente.
Para hacer la carne he utilizado una Cocotte porque es apta para el horno y donde las carnes además quedan deliciosas, pero se puede utilizar cualquier otro tipo de cazuela que luego podamos introducir en el horno.




INGREDIENTES:
Para hacer la carne:
4 muslos de cordero (codillos)
3 cucharadas de aceite de oliva
300 ml. de vino de Rioja de buena calidad
250 ml. de vinagre de Módena
300 ml. de caldo de carne
Sal
Pimienta negra recién molida
Unos granos de pimienta negra
½ cucharadita de pimentón
1 cabeza de ajos
2 hojas de laurel
2 ramitas de romero
2 zanahorias
2 cebollas rojas
125 gr. de chorizo de buena calidad

Para el puré de patatas:
4 patatas
2 nueces de mantequilla (40 gr.)
Sal
Pimienta negra recién molida

Para hacer la carne:
Precalentamos el horno a 150º.
Ponemos a calentar el aceite en una cazuela, salpimentamos los muslos de cordero o codillos y doramos a fuego fuerte para sellar la carne. Mientras realizamos esta operación ponemos en una cazuela apta para el horno (he utilizado una Cocotte) el vino de Rioja y el vinagre de Módena. Llevamos a ebullición y cuando tengamos los muslos sellados los introducimos en esta cazuela, añadimos la cabeza de ajos partida por la mitad en sentido horizontal, el laurel, el romero unos granos de pimienta, el pimentón y el caldo.
Tapamos e introducimos en el horno previamente calentado a 150º, durante 1 hora y media. Mientras tanto pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas, partimos las cebollas en trozos medianos y cortamos el chorizo en rodajas (si se trata de rodajas grandes las partimos en trozos). Reservamos.
Cuando haya transcurrido la hora y media, sacamos la cazuela del horno y añadimos las zanahorias, cebolla, chorizo y una ramita más de romero. Volvemos a introducir en el horno a la misma temperatura, pero esta vez sin tapar la cazuela, de esa forma se reducirá la salsa y la mantenemos durante otra hora y media.
Finalizado el tiempo sacamos la cazuela, retiramos la carne y las verduras, dejamos media cabeza de ajos y ponemos al fuego para reducir la salsa. De esa forma se intensifican los sabores y queda una salsa más densa y concentrada.

Para hacer el puré de patatas:
Lavamos bien las patatas porque vamos a hacerlas con la piel. Las ponemos en una bandeja y las introducimos en el horno precalentado a 220º durante 1 hora. Las retiramos, las partimos por la mitad y las vaciamos con una cuchara. Ponemos una cazuela en el fuego y colocamos las patatas, la mantequilla (es esta caso he utilizado mantequilla casera con sal) y un poco de pimienta negra recién molida. Vamos aplastando con un tenedor o con un machacador de patatas, hasta que la mantequilla se integre bien y nos quede un puré fino.

Servimos el plato colocando una cucharada grande de puré de patatas, ponemos una ración de verduras, el muslo de cordero y salseamos por encima.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...