martes, 4 de junio de 2013

Lomo de cerdo con peras al Gorgonzola



La carne de cerdo combina muy bien con el dulce, así que estas peras al Gorgonzola que la acompañan le van perfectamente, desde mi punto de vista. Cuando leí esta guarnición en una revista me pareció muy rica (lo que no recuerdo es el nombre de la revista, anoté la receta pero no guardé el recorte).
La receta original estaba hecha con queso de Cabrales pero como tenía Gorgonzola en casa, pensé que igualmente quedaría buena y así ha sido. No me hubiera importado hacerla con el queso de Cabrales, ya que me gusta mucho y aunque tenga un sabor potente podemos poner poca cantidad para, de eso modo, darle un toque suave.
Para acompañar esta guarnición he escogido la carne de cerdo, porque como he dicho me gusta mucho cómo queda con el dulce, pero si lo preferís podéis utilizar otro tipo de carne. Estoy segura que con pollo, pavo… o cualquier otra, quedará muy bien.
Es un plato muy sencillo de preparar y la verdad es que se hace en un momento, en una hora lo podemos tener listo y disfrutar de una estupenda comida.



INGREDIENTES:
1 Kg. de lomo de cerdo en un trozo
Pimienta (he utilizado mezcla de pimientas)
Sal
2 cucharadas de aceite de oliva
100 ml. de vino blanco
Un trozo de hilo especial de cocina para bridar la carne

Para la guarnición de peras:
3 peras Conferencia
1 cucharada de aceite de oliva
90 gr. de queso Gorgonzola
100 ml. de nata
2 cucharadas de almendras laminadas

Calentamos el horno a 180º (he utilizado función ventilador)
Con hilo especial de cocina bridamos la carne para que no pierda la forma al hornearla, le ponemos un poco de sal y pimienta (si puede ser recién molida mejor). La colocamos sobre una bandeja de horno y vertemos el aceite y el vino blanco.
Introducimos en el horno previamente calentado a 180º y mientras tanto preparamos las peras.
Dependiendo del punto que queramos darle a la carne (más o menos hecha), el tiempo podrá oscilar entre 45 minutos y 1 hora. Para este trozo con 45 minutos han sido suficientes, el interior ha quedado rosado y la carne estaba muy jugosa, si os gusta más hecha prolongar el horneado hasta 1 hora. No os aconsejo que lo hagáis más tiempo, ya que sería una lástima que la carne quedara seca.

Para hacer la guarnición de peras:
Pelamos las peras, las cortamos por la mitad a lo largo, le quitamos las semillas del interior y para evitar que se puedan oxidar mientras terminamos las otras, las ponemos en un bol con agua y una pizca de sal.
Ponemos el aceite en el fondo de la bandeja donde las vayamos a hornear y extendemos. Vamos cogiendo las mitades de pera, escurrimos y les hacemos unos cortes por encima que no sean demasiado profundos (así evitaremos que se puedan romper) y con una separación de poco más de medio centímetro entre cada uno.
Las colocamos en la bandeja que hemos untado con el aceite, con los cortes hacia arriba y  vamos poniendo encima las almendras laminadas. Por los lados ponemos el queso en trozos, vertemos la nata por los huecos y horneamos a 180º durante 20 minutos aproximadamente.
Podemos calcular el tiempo que le quede a la  carne y meterlas en el horno cuando a ésta le queden 20 minutos de cocción. De esta forma se termina de hacer todo junto.
Una vez tengamos la carne hecha, la dejamos reposar 5 minutos y a continuación, le quitaremos el hilo con el que la hemos atado. Cortamos rodajas de 1 cm. de grosor y servimos acompañada de las peras y un poco de salsa de la misma.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...