martes, 25 de febrero de 2014

Pudin de pan y mantequilla



Whole Kitchen en su Propuesta Dulce del mes de febrero nos invita a preparar un clásico de la cocina británica: Pudin de pan y mantequilla


Una receta sencilla, deliciosa y perfecta para tomar como postre o simplemente en una buena merienda. Se puede tomar tanto caliente como frío y acompañado de un poco de helado se convierte un postre estrella en cualquier mesa. El Bread and butter pudding es uno de los grandes clásicos de los hogares británicos y su exquisito sabor ha hecho que grandes restaurantes y afamados cocineros lo incluyan en sus menús.  En la actualidad este postre sencillo y humilde posee muchas variantes y tanto el pan como otro tipo de bollería son la base de ricos y aromatizados budines al gusto de cada casa.


El budin o pudin de pan y mantequilla o bread and butter pudding es uno de los postres más populares de la cocina británica.  Se originó en el siglo XVII derivado de otro postre clásico inglés. El pudin o budin de pan y mantequilla consiste en hornear una mezcla de pan, con mantequilla y pasas o cualquier otro tipo de fruta deshidratada, bañado en huevos, leche y un poco de vainilla. Se consideraba un postre de gente sin recursos, ya que se hacía para aprovechar el pan que ya estaba duro. A medida que la clase media tuvo acceso a ingredientes como los huevos, la leche, las pasas o el azúcar se fue haciendo más sofisticado, convirtiéndose en la receta que hoy conocemos.


A mediados del siglo XX este postre perdió popularidad, pero actualmente, gracias a chefs británicos como Jamie Oliver o Delia Smith, vuelve a estar entre los más apreciados de la población además de ser servido en los mejores restaurantes de cocina británica. Hoy en día existen muchas versiones de este postre y se puede usar en su preparación tanto pan del día anterior, como bollería (croissants, brioches, etc.) o  pan de molde. También se pueden utilizar frutas frescas, como la manzana, pera o frutos rojos entre otros. La base de leche y huevos es también aromatizada, en ocasiones, con cualquier licor y cómo no, también podemos hacer una versión de chocolate.

En este caso he preparado la receta de Jamie Oliver, a la que le he hecho una pequeñísima variación, ya que he utilizado unos arándanos deshidratados que he puesto en remojo con un par de cucharadas de licor de naranja. Espero que os guste, la verdad es que estaba delicioso.



INGREDIENTES:
100 gr. de mantequilla blanda
1 pizca de canela
1 pizca de nuez moscada
Ralladura de naranja
8 rebanadas de pan (he utilizado de molde)
9 yemas de huevo
1 clara
140 gr. de azúcar
500 ml. de leche semidesnatada
565 ml. de nata
1 vaina de vainilla
40 gr. de arándanos deshidratados troceados
2 cucharadas de licor de naranja
4 cucharadas de mermelada (he utilizado de melocotón)

Precalentamos el horno a 180º C.
En primer lugar troceamos los arándanos y los ponemos en un cuenco con el licor de naranja, removiendo de vez en cuando para que se empapen bien.
Calentamos la nata con la leche y la vaina de vainilla que abrimos por la mitad en sentido longitudinal, para raspar las semillas e introducirlas en el líquido además de la propia vaina, de ese modo nos aportará más sabor.
Mientras se calienta, mezclamos la mantequilla, que deberá estar blanda, con la canela, la nuez moscada y la ralladura de naranja. Una vez la tengamos bien mezclada la untamos las rebanadas de pan. A continuación cortamos las rebanadas por la mitad en diagonal y las colocamos superpuestas en un recipiente apto para el horno.
Batimos las yemas de huevo, la clara y el azúcar. Mezclamos con la mezcla de leche, nata y vainilla, añadimos los arándanos y el licor que pueda quedar, removemos y vertemos sobre las rebanadas de pan, dejamos que éstas se empapen bien durante unos 15 minutos.
Cogemos una bandeja de horno y le ponemos agua, colocamos encima el pudin y lo metemos en el horno para que se haga al baño maría. Lo hornearemos durante 40 minutos, el horno deberá estar precalentado previamente.
Derretimos la mermelada en el microondas y cuando tengamos nuestro pudin listo, pincelamos la superficie con la mermelada. Llevamos de nuevo al horno durante 5 minutos más y lo tendremos listo.

 Paso a paso






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...