martes, 4 de marzo de 2014

Bizcocho de avellanas



Como me suele ocurrir en muchas ocasiones y supongo que a vosotros también, esta receta la preparé hace tiempo, pero no la tenía publicada en el blog. Se trata de un bizcocho muy sencillo de hacer, cuyo resultado merece la pena por el sabor tan delicioso que tiene y su textura tan jugosa. Me gustan mucho los bizcochos con frutos secos porque le aportan mucha jugosidad a la masa, además las avellanas le dan un sabor muy rico junto con el ron y las galletas.


La receta es del libro “Repostería y pastelería con Thermomix”,  la leí hace tiempo y la tenía marcada para prepararla, pero finalmente no la hice hasta hace unas semanas. Pensaba haberla publicado entonces, pero tenía invitados a comer y no lo pude fotografiar en ese momento, así que ha tenido que esperar hasta que lo he vuelto a hacer, para ver la luz. Os lo recomiendo si os gustan las avellanas, a mí es un fruto seco que me encanta, pues el resultado merece la pena. Lo he acompañado con helado de vainilla, pero podéis hacerlo con el que más os guste. Para espolvorear el azúcar glas por encima, he utilizado una plantilla.


Para presentar la porción de bizcocho he utilizado un plato cuadrado que he elegido de entre las muestras que me han enviado desde Klimer, una empresa donde podemos encontrar todo tipo de platos, vasos, copas, cucharitas, accesorios, utensilios… para realizar nuestras presentaciones y ayudarnos en nuestras elaboraciones. En este enlace podéis acceder a su página y veréis la cantidad de artículos que podemos adquirir, seguro que hay algo que os pueda interesar.
En la imagen os pongo las muestras que me han enviado y de las que sin duda haré buen uso, porque me parecen ideales para la presentación de cualquier plato. En la receta de los Pretzel utilicé otro de sus platos, aquí podéis verlo. En Facebook y en Twitter también podemos encontrar información sobre esta empresa. Estoy segura que si entráis en la página web de Klimer, no os podréis resistir, tienen cosas preciosas.



INGREDIENTES:
Libro: “Repostería y pastelería con Thermomix”
200 gr. de avellanas tostadas
12 galletas tipo María
6 huevos (300 gr.)
Una pizca de sal
1 cucharadita de pasta o extracto de vainilla
200 gr. de azúcar
1 sobre de levadura química o impulsor
50 gr. de aguardiente o de ron (he utilizado ron)
40 gr. de aceite de girasol
Mantequilla en pomada para untar el molde
Azúcar glas para espolvorear

Preparación en Thermomix:
Precalentamos el horno a 180º
Ponemos las avellanas y las galletas en el vaso de la Thermomix y trituramos 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
Incorporamos los huevos y mezclamos 15 segundos, velocidad 3. Añadimos la sal, la pasta o extracto de vainilla, el azúcar, la levadura química o impulsor y mezclamos 15 segundos, velocidad 3.
Agregamos el aguardiente o el ron y el aceite. Volvemos a mezclar 20 segundos, velocidad 4.
Untamos con mantequilla un molde de 24 cm. de diámetro por unos 5 cm. de alto. Vertemos la mezcla y horneamos 50 minutos con el horno precalentado a 180º. No debemos abrir la puerta durante el horneado, al menos hasta que hayan pasado unos 40-45 minutos, ya que puede afectar a la cocción del bizcocho.
Cuando haya transcurrido el tiempo de horneado comprobamos si está cocido pinchando con una brocheta, si sale limpia estará hecho de lo contrario, lo dejamos unos minutos más, pero sin pasarnos de horneado para evitar que nos pueda quedar seco.
Siempre lo suelo decir pero vuelvo a insistir en que debemos conocer cómo se comporta nuestro horno, ya que puede darse el caso que debamos subir o bajar un poco la temperatura o modificar el tiempo de horneado en función del comportamiento del mismo. Los tiempos siempre suelen ser orientativos.
Una vez fuera del horno, dejamos enfriar 5 minutos en el molde y a continuación lo desmoldamos y lo ponemos enfriar por completo sobre una rejilla.
Una vez frío espolvoreamos con un poco de azúcar glas por encima y servimos acompañado de un helado de vainilla, con el que hace una combinación muy rica.

Preparación tradicional:
Trituramos las avellanas y las galletas en un robot o procesador de cocina hasta conseguir una pasta, volcamos en un bol. Añadimos los huevos y con una batidora de varillas mezclamos bien. A continuación añadimos la sal, la pasta o extracto de vainilla, el azúcar, la levadura química o impulsor y continuamos mezclando hasta que se integren. Agregamos el aguardiente o el ron y el aceite y mezclamos de nuevo hasta que consigamos una masa uniforme.
Untamos el molde con mantequilla, vertemos la mezcla y horneamos tal y como he explicado en la preparación con Thermomix.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...