miércoles, 12 de marzo de 2014

Salmón al horno con pesto



Me gusta mucho el pescado y el salmón es rico en ácidos grasos omega 3 muy beneficiosos para el organismo, así que suelo prepararlo con cierta frecuencia. La receta es muy sencilla de hacer y la combinación del salmón con el Pesto queda francamente buena. También podemos prepararla con otro tipo de pescado, si el salmón no se encuentra entre nuestros preferidos.


La receta me llamó la atención cuando hace meses, se la vi preparar a Annabel Langbein en un programa de televisión de Canal cocina. La anoté para hacerla y la tenía pendiente de publicar en el blog, así que le ha llegado la hora. Tan solo le he hecho alguna pequeña modificación, ya que no le he puesto las alcaparras que indica la receta original, no porque no me gusten, sino porque en el momento que la iba a preparar olvidé comprarlas y me apetecía mucho tomar pescado ese día, así que la hice sin ponérselas. La receta es para seis trozos de salmón, aunque finalmente preparé solo cuatro, ya que los otros dos los hice a la plancha, porque a todos los comensales no les gustaba el Pesto.


Como veréis son dos recetas en una, porque también indico como elaborar el Pesto que lleva por encima. En concreto el que he preparado, difiere un poco del de la receta original, porque he querido adaptarlo a mis gustos y he modificado algunas cantidades como por ejemplo el ajo, ya que no me gusta que su sabor fuerte predomine sobre el del resto de ingredientes.


INGREDIENTES:
6 trozos o filetes de salmón sin espinas (podemos quitarle la piel si lo preferimos)
6 cucharadas de pesto (receta más abajo)
3 cucharadas de alcaparras (no las he puesto)
18 tomates cherry
Ralladura de un limón y un poco de zumo
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta negra recién molida

Para el Pesto:
60 gr. de albahaca fresca
1 diente de ajo
200 ml. de aceite de oliva
40 gr. de piñones
30 gr. de queso parmesano
Una pizca de sal
Un poco de pimienta negra recién molida

Para hacer el Pesto:
Lavamos la albahaca y la secamos con un papel de cocina. La introducimos en el vaso de un procesador o un robot de cocina. Troceamos el diente de ajo, el queso y añadimos el resto de ingredientes. Trituramos hasta conseguir una pasta, ponemos en un tarro o en una salsera hasta el momento en que la vayamos a utilizar.
Si nos sobra podemos conservarla en el frigorífico. Cuando la vayamos a utilizar la sacamos un poco antes y agitamos el tarro para que se mezclen bien los ingredientes, ya que durante el tiempo de reposo pueden quedar separados.

Para hacer el salmón:
Precalentamos el horno a 200º C.
Cogemos una bandeja o recipiente apto para el horno y colocamos los trozos de salmón encima, mejor si los podemos distribuir en una sola capa. Si queremos que nos resulte más fácil la limpieza de la bandeja, podemos poner una hoja de papel vegetal y sobre la misma colocar el salmón.
Ponemos sobre cada pieza una cucharada de pesto y lo extendemos un poco. Esparcimos las alcaparras (si optamos ponerlas), los tomates cherry, la ralladura de limón y un poco de zumo sobre el salmón. Rociamos con el aceite de oliva y sazonamos con sal y pimienta negra recién molida.
Introducimos la bandeja en el horno y horneamos durante 10-12 minutos, dependiendo del grosor que tengan las porciones de salmón, una vez terminada la cocción servimos.

NOTA:
En la receta original la temperatura del horno es de 220º y el tiempo de horneado es de 6-8 minutos, pero como mi horno es bastante potente he preferido adaptar la temperatura y el tiempo de horneado a los tiempos en los que suelo hornear habitualmente el pescado. De todas formas siempre es conveniente conocer el comportamiento de nuestro horno y adaptar la temperatura y tiempo que mejor resultado nos pueda dar.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...