jueves, 29 de enero de 2015

Pan Tigre o Jirafa



Con el reto de Bake the World este mes viajamos a Holanda para conocer el Pan tigre. Recibe su nombre por el aspecto de su corteza, que presenta un dibujo en su parte superior que se obtiene, pintando la superficie con una pasta de arroz antes de hornearlo. La pasta se seca y se agrieta durante la cocción, creando un efecto en dos tonos que recuerda a la piel de un tigre, de donde procede su nombre. También podemos encontrarlo con el nombre de pan jirafa, realmente su aspecto recuerda más al aspecto de la piel de una jirafa que a la de un tigre.


Al parecer procede de los Países Bajos, donde se denomina tijgerbrood, y su origen se remonta probablemente a la época en que este país mantenía relaciones comerciales con el sureste asiático. Este pan se ha ido exportando a otros países como Estados Unidos y Canadá. Otra de las características del pan tigre es su aroma, procedente del uso de aceite de sésamo en su preparación. Podemos presentarlo en forma de hogaza, barra o panecillos, aunque podemos hacer cualquier forma. En esta ocasión he optado por hacerlo en dos formas, redonda y alargada, pero podéis elegir la que más os guste para elaborarlo.



INGREDIENTES:
300 gr. de harina panadera
180 ml. de agua
12 gr. de levadura fresca de panadería
5 gr. de leche en polvo
1 cucharada de aceite de oliva (podemos utilizar de girasol o de sésamo)
4 gr. de sal
3 gr. de azúcar

Para la corteza:
30 gr. de harina de arroz
30 ml. de agua
3 gr. de aceite de sésamo
2 gr. de levadura fresca de panadería
1 gr. de sal
3 gr. de azúcar


Ponemos la harina panadera, leche en polvo, sal y azúcar en el bol de la batidora. Calentamos el agua, con cuidado de no pasar 37º y añadimos la levadura desmenuzada, removemos con una cucharita hasta que se disuelva, incorporamos el aceite y vertemos sobre los ingredientes secos. Con el accesorio gancho comenzamos a amasar a velocidad lenta, durante 5 minutos. Debemos conseguir una masa uniforme, lisa y brillante que no se pegue a los dedos. Engrasamos ligeramente con aceite un bol, damos forma de bola a la masa y dejamos reposar tapada con un paño o con film transparente, hasta que duplique su volumen, aproximadamente 1 hora (dependerá de la temperatura y humedad que haya en nuestra cocina).

Mientras tanto preparamos el acabado para la corteza del pan. Para ello ponemos todos los ingredientes en un bol y removemos con una cucharita hasta conseguir una especie de papilla, con cierta densidad, ni muy líquida, ni demasiado espesa. Tapamos con un film transparente y dejamos reposar mientras la masa de pan fermenta. Si cuando la vayamos a utilizar estuviera demasiado espesa, podemos añadir un poquito de agua.

Una vez haya duplicado la masa de pan su volumen, espolvoreamos la superficie de trabajo con una ligera capa de harina y la ponemos encima. Aplastamos un poco para desgasificarla y le damos forma de rectángulo, bien con un rodillo o con la palma de la mano. En este caso he dividido la masa en dos para formar dos tipos de pan; a una de las mitades le he dado forma redonda y la otra con forma de barra. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal, depositamos con cuidado ambas piezas y tapamos con un paño o con film transparente ligeramente engrasado (para evitar que se pegue a la masa). Dejamos que fermente durante 25 minutos y a continuación repartimos por encima de los panes, bien con un pincel o con una cuchara, el preparado que hemos hecho para la corteza. Esperamos a que los panes terminen de fermentar y hayan duplicado su tamaño (aproximadamente 25 minutos más).
Horneamos con el horno previamente precalentado a 210º C calor arriba y abajo, durante 25-30 minutos. Una vez fuera del horno los dejamos enfriar sobre una rejilla.






24 comentarios :

  1. Que buena pinta este pan que esta presente en tantos blogs este mes. Me encanta el paso a paso que has preparado. Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Vaya pinta que tiene! Tierno por dentro y crujiente por fuera! Me encanta como queda la corteza! Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hoy ha sido la primera vez que he visto este pan, es curioso lo chula que queda la corteza. La miga se ve muy buena también, tierna en contraste con el crujiente de la corteza.
    Besos guapísima.

    ResponderEliminar
  4. no conocía este pan, se ve fantástico que corteza¡¡ que miga¡¡¡¡¡¡
    un beso guapa

    ResponderEliminar
  5. Ficaram tão lindos, tenho muita vontade de os fazer
    bj

    ResponderEliminar
  6. Hola Suny, no conocía este pan, es la primera vez que lo veo y me ha parecido fantástico, que maravilla, da gusto verlo. Y por supuesto ni que decir tiene que estaría buenísimo y crujiente.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  7. Suny he visto hoy varios panes tienen una pinta bueniSima y esa corteza queda muy vistosa y la miga ummmmm quien pillara un trozo para comerlo con aceite de oliva.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Son deliciosos, desde que los hice, ya no faltan en casa..buenisimo con esa costra crujiente
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Ohhh Suny, qué fotos tan bonitas!!! Qué claridad y nitidez, son preciosas!! Y el pan.... qué miga tan estupenda! No conocía este pan y me parece muy curioso por el nombre, se ve que te ha quedado delicioso.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  10. Hasta que no he visto la propuesta de Bake the world de este mes no había oído hablar de este curioso pan. Desde luego la miga del tuyo se vé espectacular. Bs

    ResponderEliminar
  11. Suny que bonitos te han quedado y que ricos son, me ha gustado mucho el efecto visual de estos panes y lo bien que cazan con varios ingredientes. Besos!!!
    Silvia

    ResponderEliminar
  12. Madre mía estoy viendo este pan por todos lados y al final caeré, si es que tiene una pinta tan buena... Besos

    ResponderEliminar
  13. Te ha quedado muy bonito.
    Yo creo q si q deberia llamarse pan jirafa, pero como llamese como se llame es una receta q hay q repetir. En casa nos ha encantado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Que maravilla! El mio quedó fatal, aún así lo publiqué porque bueno, tampoco pasa nada por el aspecto de la cobertura... el sabor a sésamo es una verdadera locura, me encantó.

    ResponderEliminar
  15. Estos panes tigre que estoy viendo se ven deliciosos!!
    Besos

    www.monicalopez.es

    ResponderEliminar
  16. Ficou fantástico, perfeito, levo a receita para fazer, adoro.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  17. Precioso te han quedado los panes. Veo que tu a lo grande, menudos dos panes. En casa gustaron mucho y para mi fue un descubrimiento lo de la capa con ese olor tan maravilloso que tiene el aceite de sésamo.
    Un beso desde Almeria

    ResponderEliminar
  18. Me apunto ya la receta!! Tiene una pinta fantástica seguro que es muy rico.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  19. que hermosura de pan, tiene que estar riquísimo, me ha encantado tu blog, así que me quedo por tu cocina, besitos!!

    ResponderEliminar
  20. Un pan espectacular!!! que pinta tiene!! te cojo la receta!!!

    ResponderEliminar
  21. ¡Te ha quedado un pan precioso, Suny!

    He visto muchos publicados, pero este es el primero que veo con esa corteza tan perfecta y esa miga tan esponjosa. ¡Es de 10!

    ¡Un saludo y feliz semana!

    Yoly

    ResponderEliminar
  22. estamos pensando en que cenar y vamos y nos encontramos este pan. con que gusto lo probabamos ahora mismo jeje.

    saludos desde el blog de los milis, un recien estrenado blog que te invito a descubrir y seguir. enhorabuena por este fantastico blog.

    ResponderEliminar
  23. Que pan mas bonito y original !!! Me ha encantado conocerlo ...con tú permiso me llevo la receta :)
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...