martes, 5 de abril de 2016

Conejo con cerezas



El Reto de Cooking the chef de este mes, nos propone cocinar platos de Carme Ruscalleda, una de las cocineras más importantes del mundo. En principio pensaba que me iba a ser más complicado hacer algún plato de la gran Carme Ruscalleda, pero he encontrado en esta página y en esta otra, varias recetas de ella que me gustaban y que se podían hacer en casa sin problema. Finalmente me he decidido por este Conejo con cerezas. Me gusta mucho la carne de conejo, además es muy sana, baja en grasas y combina a la perfección con muchísimos ingredientes. Igual a muchas personas no les gusta esta carne, pero yo les invito a que preparen esta receta y podrán degustar una verdadera delicia. Más de uno se va a llevar una sorpresa muy agradable, la carne de conejo con las cerezas resulta una combinación perfecta. En esta ocasión la he preparado con cerezas congeladas que tenía, pero estoy deseando que llegue la temporada de esta fruta tan rica para volver a hacer la receta, esta vez con unas buenas cerezas frescas. Creo que la receta ganará bastante, ya que la fruta congelada suelta algo más de líquido que la fresca y supongo que la salsa quedará aún más acaramelada. De cualquier forma, ha sido una receta que me ha sorprendido y que como digo volveré a repetir.


Carme Ruscalleda nació en el seno de una familia agricultora y comerciante, estudió el oficio de charcutera, además de comercio mercantil, y se incorporó al negocio familiar (una charcutería) junto a su marido. Enseguida añadió una sección de platos caseros para llevar. Compró la torre de delante de su tienda para abrir junto a su marido Toni Balam, en julio de 1988, el restaurante Sant Pau, que en tres años consiguió su primera estrella de la Guía Michelín. En 2004 abrió un restaurante de cocina catalana en Tokio, también llamado Sant Pau. En la actualidad es la única mujer del mundo que posee siete estrellas de la Guía Michelín, tres por su restaurante Sant Pau en Sant Pol de Mar (Barcelona), dos por Moments, en Barcelona al frente de cuyas cocinas se encuentra su hijo Raül Balham y dos más por el restaurante Sant Pau en Tokio. En España es la cocinera con más estrellas de la Guía Michelín y cuenta además con la máxima calificación (tres soles) de la Guía Repsol.
Su cocina está fundamentada en la tradición cocina catalana, pero dando siempre un toque de modernidad. El hecho de abrir un restaurante en Japón y sus consecuentes viajes al país, ha hecho que se interese por algunas técnicas culinarias de ese país, adaptándolas a la cocina y productos catalanes. Se preocupa por que su cocina sea saludable, por lo que se centra en los productos de temporada de su tierra, añadiendo "cierta poesía" a lo que cocina. A menudo mezcla referencias literarias en sus creaciones culinarias. Trabajadora, alegre y generosa, no duda en transmitir sus conocimientos en publicaciones editoriales para el gran público.



INGREDIENTES:
1 conejo tierno de 1.100 gr. de peso cortado en trozos pequeños
100 gr. de tocino (papada), con la piel y cortado a dados pequeños
1 ramita de tomillo limonero
150 ml. de kirsch
600 ml. de agua
400 gr. de cerezas deshuesadas
50 ml. de vinagre Forum Cabernet (he utilizado vinagre de frambuesas)
50 gr. de azúcar moreno de caña
100 ml. de agua mineral
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Pimienta negra recién molida


Salpimentamos el conejo. En una cazuela ancha vertemos el aceite, ponemos el conejo, los dados de tocino y el tomillo. Con el fuego a potencia media, damos unas vueltas durante unos 4 minutos, hasta que pierda el color de la carne cruda. No ha de quedar dorado.
Echamos a la cazuela el kirsch, 600 ml. de agua y dejamos que cueza a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que el líquido se haya evaporado por completo (unos 40 minutos aproximadamente).
En un cazo aparte, preparamos el agridulce de cerezas. Para ello mezclamos el vinagre con el azúcar moreno y dejamos cocer a fuego muy lento durante unos 8 minutos, hasta conseguir un caramelo. Añadimos los 100 ml. de agua, las cerezas, removemos un poco y dejamos que empiece a hervir. Reservamos.
Cuando tengamos el conejo a punto, incorporamos a la cazuela con la carne la salsa del cazo con las cerezas, damos unas vueltas para mezclarlo bien e introducimos la cazuela en el horno caliente a 170°C durante 5 minutos.
Transcurrido este tiempo el plato estará listo para servir.


Elaboración de la receta paso a paso






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...