viernes, 31 de octubre de 2014

Pide turco



Este mes la propuesta de Bake the World nos traslada hasta Turquía para elaborar uno de sus panes más conocidos: Pide. Es un tipo de pan plano típico de la gastronomía de ese país y de algunos de los países aledaños a Turquía. Es parecido al pan de pita, pero diferente tanto en su forma como en su modo de elaboración, ya que incorpora levadura en la masa en contra de lo que suele ocurrir con otros panes planos turcos. Durante el mes de ayuno o ramadán en Turquía es tradición acompañar las comidas con pide, en vez de los otros tipos de pan y se le denomina “ramazan pidesi” o pide de ramadán. Se presenta habitualmente adornado con semillas de sésamo o nigella y se pincela con yema de huevo para dar color a la superficie. Se prepara con una masa elaborada con levadura y harina de trigo y generalmente se le añaden ingredientes encima, horneándose todo junto en un horno de piedra o leña. Existen distintos tipos de pide, ya sea por las variedades de los ingredientes que se agregan a la masa, como por la forma de preparación.


Muchas regiones de Turquía tienen su variedad de pide, por ejemplo en la Región del Mar Negro se prepara con la masa cubriendo los ingredientes, tanto por debajo como por encima. En otras regiones generalmente se prepara abierto, es decir con los ingredientes por encima de la masa y descubiertos. Se suele utilizar carne picada de ternera u oveja, variedades de quesos locales, huevos, especias, verduras... Así que podemos elaborarlo a nuestro gusto, en esta ocasión he elegido una carne de cordero picada, cebolla, ajo, pimiento, tomate y algunas especias para aromatizar la mezcla. Espero que os guste mi versión.



INGREDIENTES:
Para la masa del Pide:
1 cucharadita de levadura seca
¼ de cucharadita de azúcar
160 ml. de agua
250 gr. de harina panadera y algo más para espolvorear
½ cucharadita de sal
2 cucharadas de aceite de oliva
1 huevo para pintar más 1 cucharada de agua

Para el relleno:
450 gr. de carne de cordero picada
1 tomate maduro
¼ de pimiento rojo
¼ de pimiento amarillo
½ cebolleta tierna
1 diente de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de cilantro picado
½ cucharadita de comino molido
½ cucharadita de pimienta negra recién molida
½ cucharadita de sal
El huevo restante de pincelar los panes
Un poco de queso rallado

Preparación del relleno:
En primer lugar preparamos el relleno, para que la carne tome el aroma de todos los ingredientes que vamos a poner. Para ello ponemos la carne de cordero picada en un bol y añadimos el pimiento rojo y el pimiento amarillo cortado en trocitos pequeños. Picamos un diente de ajo, media cebolleta tierna y se lo añadimos. A continuación pelamos un tomate lo picamos y lo añadimos. Ponemos el cilantro picado, comino molido, sal y pimienta negra recién molida, dos cucharadas de aceite de oliva y mezclamos todo hasta que quede bien integrado. Dejamos reposar en el frigorífico mientras preparamos la masa.

Preparación de la masa:
En un tazón ponemos la mitad del agua, esparcimos la levadura y el azúcar por encima, removemos y dejamos durante 5 minutos.
En un recipiente ponemos la harina junto con la sal, mezclamos un poco, hacemos un hoyo en el centro y vertemos la preparación anterior y el aceite de oliva. Con una cuchara de madera o una espátula comenzamos a mezclar y vamos añadiendo el resto del agua, según la vayamos necesitando. Debemos conseguir una masa firme pero blanda.
Volcamos sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasamos durante 10 minutos, hasta obtener una masa homogénea, flexible y elástica.
Ponemos la masa en un bol ligeramente aceitado, le damos la vuelta para que se unte con el aceite por el otro lado también, cubrimos con film transparente o con un paño y dejamos fermentar durante 1 hora y media o hasta que duplique su tamaño, en un lugar cálido y sin corrientes de aire.
Transcurrido este tiempo, precalentamos el horno a 200 ºC. Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, previamente espolvoreada con un poco de harina, la deshinchamos aplanándola con las manos y dejamos en reposo durante 10 minutos tapada con film transparente para evitar que se reseque. Dividimos en cuatro porciones y formamos con cada trozo una bola. Enharinamos la superficie de trabajo y estiramos cada bola hasta darle forma ovalada y alargada. Dividimos el relleno en cuatro, colocamos una de las partes sobre la masa y con el reverso de una cuchara lo repartimos por la superficie, dejando alrededor un borde de unos 2-3 cm. de ancho, para poder doblar los bordes sobre el relleno.
Vamos doblando los bordes sobre la carne y retorcemos los extremos, pintamos con el huevo batido con la cucharada de agua y lo depositamos sobre la bandeja de horno forrada con una hoja de papel vegetal: a continuación preparamos los otros tres panes restantes. Cuando los tengamos todos, los introducimos en el horno y horneamos durante 15 minutos. Transcurridos 12 minutos, los sacamos del horno y repartimos el huevo que nos ha sobrado de pincelar los panes por encima del relleno, espolvoreamos con el queso rallado y llevamos de nuevo al horno durante 3 minutos.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...