Tarta con crema de lima, crema de fresa y nata

lunes, 30 de abril de 2018


Estamos prácticamente en el mes de las comuniones y este tipo de tarta me parece ideal para esta celebración, así como para cualquier otra. Con estas tartas de varias capas, se pueden hacer infinidad de combinaciones de sabores y variar las formas. En esta ocasión he escogido un formato rectangular, pero también podemos hacerla cuadrada, redonda,... Respecto a los rellenos, igualmente se pueden cambiar a los que más nos agraden, pero me ha parecido que quedaría muy rica combinando la lima con la fresa, dos sabores que me gustan mucho.


El bizcocho utilizado en la elaboración de esta sencilla tarta es uno de los que tenemos que considerar como básicos, ya que nos sirve para hacer todo tipo de tartas; al llevar agua en su elaboración se consigue una jugosidad extra. Además si lo aromatizamos con ralladura de algún cítrico, vainilla, canela, o cualquier otra especia le daremos un toque diferente en cada ocasión que lo hagamos. Asimismo, si sustituimos 35 gr. de harina por cacao en polvo sin azúcar, obtendremos un delicioso bizcocho de chocolate, que podemos utilizar, bien para hacer una tarta partiendo del mismo, o bien para combinar dos capas distintas de bizcocho en la misma, haciendo una de cada sabor.


En cuanto a las cremas de relleno podemos hacer la que más nos guste; si añadimos cacao en polvo a la nata, obtendremos una trufa estupenda, si optamos por café soluble le daremos un sabor a moca delicioso. Otra opción es rellenarla con crema pastelera o cualquier otra de nuestra preferencia. Igual sucede con la crema de mantequilla a la que podemos dar distintos sabores y de esa forma obtener múltiples combinaciones.


Tarta con crema de lima, crema de fresa y nata


INGREDIENTES:


Para el bizcocho:


7 huevos
275 gr. de azúcar
75 gr. de agua
270 gr. de harina de repostería
Un pizca de sal

Para la crema del relleno:


800 ml. de nata 35% M.G.
80 gr. de azúcar
2 cucharadas de pasta de fresa

Para la crema de mantequilla de merengue suizo con lima:


Merengue suizo hecho con:
85 gr. de claras
160 gr. de azúcar
Además necesitaremos:
300 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
2 cucharadas de pasta de lima

Para el almíbar:


400 ml. de agua
2 cucharadas de licor de naranja
1 cucharada de azúcar

Para decorar:


Frambuesas
Moras
Albaricoques
Hojas de menta
Pistacho molido
Azúcar glas


Elaboración de las planchas de bizcocho:


Precalentamos el horno a 220º C, calor arriba y abajo.
Separamos las claras de las yemas, ponemos estas últimas junto con la mitad del azúcar en el bol de la batidora y comenzamos a batir a velocidad media-alta. Cuando estén casi montadas agregamos el agua poco a poco, sin dejar de batir, hasta conseguir una mezcla densa y esponjosa, tiene que triplicar el volumen.
En otro recipiente limpio y sin restos de grasa, ponemos las claras con el resto del azúcar, batimos hasta que se monten y consigamos unos picos bien firmes.
A continuación incorporamos un tercio de claras montadas a la mezcla de yemas, azúcar, agua y mezclamos con mucha suavidad con movimientos envolventes, para que se vayan integrando. Ponemos otro tercio, realizamos la misma operación y finalmente hacemos lo mismo con el resto de las claras. Es importante durante este paso no batir enérgicamente, ya que perderíamos todo el aire que hemos incorporado al batir, debemos hacerlo suavemente y con movimientos envolventes de abajo a arriba.
Tamizamos la harina con una pizca de sal sobre la mezcla anterior y con una espátula la integramos, de nuevo, con movimientos envolventes y suaves, para evitar perder aire en la masa. Cuando esté totalmente integrada horneamos.
Forramos dos bandejas de horno con papel vegetal y vertemos la mitad de la mezcla en cada una de ellas. Extendemos con una espátula dándoles forma rectangular de 40 x 30 cm. aproximadamente, procurando dejar la masa lo más nivelada posible para que tenga el mismo grosor.
Horneamos las planchas de bizcocho con el horno previamente calentado a 220º C, calor arriba y abajo, durante 8 minutos aproximadamente (esto dependerá de cada horno). Pinchamos con una brocheta para saber si están listas y dejamos enfriar fuera de la bandeja sobre una rejilla. Al hornear con más temperatura de lo habitual conseguimos que se hagan en poco tiempo y de esa forma quedan más jugosas que si lo hacemos a una temperatura menor y durante más tiempo.


Elaboración del almíbar:


En un cazo ponemos el agua, el azúcar junto con el licor y llevamos al fuego removiendo continuamente hasta que comience a hervir, retiramos, pasamos a un bol y dejamos enfriar. Si lo preferimos podemos aromatizar el almíbar con vainilla, canela o alguna corteza de cítrico.


Elaboración de la crema de fresa y la nata montada para el relleno:


En un bol ponemos la nata, que deberá estar muy fría y el azúcar. Con la batidora de varillas comenzamos a montar a velocidad lenta, para evitar salpicaduras y cuando vaya cogiendo cuerpo aumentamos la velocidad hasta conseguir que quede bien montada. Dividimos en dos recipientes, a uno de ellos le añadimos las dos cucharadas de pasta de fresas y la integramos removiendo con unas varillas. Colocamos en dos mangas pasteleras y reservamos en el frigorífico.


Montaje de la tarta:


Recortamos las planchas de bizcocho para retirar los extremos que estarán más resecos, las cortamos por la mitad y las dejamos de un tamaño aproximado de 27 x 17 cm., vamos a utilizar tres trozos, por lo que nos sobrará una de las mitades que podemos guardar para congelar o para preparar un postre en vasito.
Dejamos una de las planchas sobre sobre la bandeja en el mismo papel que hemos utilizado para hornearla, despegamos las otras con cuidado y las reservamos.
Comenzamos el montaje de nuestra tarta,  empapando con almíbar esa primera capa de bizcocho que tenemos sobre la bandeja, para lo que utilizaremos una brocha de repostería. Cogemos una de las cremas de relleno, en concreto la de nata, cortamos el extremo de la manga pastelera y formamos unas líneas como de un dedo de grosor de un extremo a otro del bizcocho. Con una espátula extendemos dejándola nivelada, colocamos otra plancha de bizcocho encima y presionamos un poco. Volvemos a empapar con el almíbar y ahora repetimos la operación con la crema de fresa. Una vez tengamos la capa nivelada, ponemos la tercera capa de bizcocho encima, presionamos ligeramente y empapamos con el almíbar restante. Tapamos con film transparente, colocamos encima una bandeja para que tenga algo de peso y se compacte mejor la tarta e introducimos en el frigorífico mientras preparamos la crema de mantequilla para la cobertura de la tarta.


Elaboración de la crema de mantequilla de merengue suizo con lima para la cobertura:


Ponemos agua en un cazo o en una olla para hacer un baño maría y en otro más pequeño las claras junto con el azúcar. Lo colocamos en el interior del más grande y ponemos a fuego medio, removiendo sin parar para evitar que las claras cuajen, hasta que el azúcar se haya disuelto y la temperatura alcance entre 55-60º C. Lo ideal es poder verificarlo con un termómetro de repostería, pero si no disponemos de uno podemos comprobar si ha alcanzado el punto cogiendo una gota de la mezcla y frotándola entre los dedos pulgar e índice, para ver si se nota o no el granillo del azúcar.
Pasamos esta mezcla al bol de la batidora y comenzamos a batir a velocidad media, al principio, después a velocidad alta, hasta que se forme un merengue brillante que forme picos blandos y al tocar el recipiente comprobemos que se ha enfriado o está ligeramente tibio. Si no estuviera tibio o frío, continuaremos batiendo, ya que de lo contrario al incorporar la mantequilla se derretiría.
En ese momento cambiamos el accesorio batidor por la pala mezcladora (si no disponemos de pala continuaremos con las varillas) y batiendo a velocidad baja, empezamos añadir la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos, dejando que se integre bien cada pedacito antes de añadir el siguiente. Debemos batir a velocidad mínima hasta que la mezcla esté cremosa, es posible que durante la incorporación de la mantequilla la mezcla pueda cortarse, pero no debemos preocuparnos, continuamos batiendo y al cabo de unos minutos la crema quedará sedosa. Con una espátula bajamos lo que haya quedado adherido por las paredes del bol y en la pala o varillas e incorporamos la pasta de lima. Seguimos batiendo hasta que veamos que queda integrada por completo. Las pastas de frutas suelen dar color a las preparaciones, por lo que no hace falta añadir colorante, el tono obtenido es el que le aporta la pasta, pero si queremos darle algo más de intensidad podemos utilizar unas gotas de colorante en pasta o en gel cuando pongamos la pasta de lima.
Una vez lista nuestra crema, ponemos una boquilla rizada en la manga pastelera, rellenamos con la crema y reservamos.


Decoración de la tarta:


Sacamos la tarta del frigorífico, retiramos la bandeja, el film transparente y si hiciera falta, recortamos los laterales para dejarlos lisos y nivelados. Tomamos una base de cartón del tamaño de nuestra tarta, la ponemos encima y le damos la vuelta a la misma, de modo que la capa inferior ahora sea la superior. Retiramos cuidadosamente el papel vegetal adherido al bizcocho y nos disponemos a adornarla.
En primer lugar daremos a toda la tarta una fina capa de crema de mantequilla de lima, extendiéndola con una espátula. Con el pistacho molido decoramos los laterales de la misma, para esto lo mejor es poner un papel de aluminio o vegetal pegado al borde inferior, para recoger lo que nos vaya cayendo y repartir el pistacho presionando con una espátula.
Decoramos la superficie de la tarta con el resto de crema de lima, formando unos pequeños rosetones con la boquilla rizada y finalmente adornamos con la fruta, unas hojas de menta y espolvoreamos ligeramente con azúcar glas solo sobre la fruta.




6 comentarios

  1. Uuuumm que ricura suny!!
    Me la llevo, a ver si tengo un hueco para prepararla.
    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel,
      Si la preparas, ya verás como te va a gustar.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Suny, una tarta preciosa por bien hecha, bien explicada y bonitaaaa por donde la mires, me encantan las cremas que has propuesto para los rellenos diferentes.
    Me la guardo para no perderla.
    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patty, muchas gracias por tus palabras. Me alegra mucho que te haya gustado.
      Besos.

      Eliminar