Galletas craqueladas Red Velvet

sábado, 15 de diciembre de 2018


Estamos casi llegando a las Navidades y nuestras cocinas se llenan de sabores, olores y por qué no, de colores típicos de estas fiestas y, el rojo, me parece uno de los colores más identificativos de la Navidad.
No hay más que ver la cantidad de adornos que podemos encontrar en este vivo color que, también, podemos hacerlo extensivo nuestras elaboraciones dulces. He preparado estas Galletas craqueladas Red Velvet, que por su aspecto me parecen de lo más navideñas, además el azúcar glas que se cuartea por encima les da un aspecto nevado precioso. A mí me parecen ideales para meterlas en bolsitas con un bonito adorno y regalarlas a nuestros familiares y amigos, aunque si lo preferimos las podemos conservar en una caja metálica, para disfrutarlas durante las Fiestas.


No sé a vosotros pero a mí me gusta acompañar la bandeja de turrones con algún dulce casero y creo que estas galletas, por su color y aspecto, me parecen ideales para presentar junto con todos los dulces navideños. Son muy sencillas de hacer y si utilizamos un colorante en gel de buena calidad, el color quedará con un rojo intenso precioso. Las he hecho de diferentes tamaños; unas más pequeñas, para simplemente tomarlas en uno o dos bocados y otras un poco más grandes para los más golosos. En su interior llevan unas pepitas de chocolate blanco que le dan un toque buenísimo. Para hacer las más grandes he utilizado una cuchara de bolas de helado de tamaño pequeño (4 cm.) y para las más pequeñitas una cucharita de postre. Son unas galletas que se extienden al hornearse, por lo que debemos dejar espacio entre las mismas cuando las depositemos en la bandeja del horno.


Hay diferentes recetas que podemos encontrar en internet, pero he escogido ésta del blog de María Lunarillos, aunque he reducido en algo la cantidad de azúcar y la de cacao que indica la receta. En los ingredientes os pongo también las cantidades de la receta original. Os animo a prepararlas porque son una delicia.


Galletas craqueladas Red Velvet


INGREDIENTES:


Con estas cantidades salen 40 – 60 galletas dependiendo del tamaño


375 gr. de harina de repostería
25 gr. de cacao en polvo (en la receta original 30 gr.)
2 cucharaditas de impulsor o levadura química
¼ de cucharadita de bicarbonato sódico
¾ de cucharadita de sal
1 cucharada de leche
1 y ½ cucharaditas de vainilla en pasta
2 cucharaditas de zumo de limón
4 cucharaditas de colorante rojo extra de la marca Sugarflair
170 gr. de mantequilla ablandada
200 gr. de azúcar (la receta original lleva 230 gr.)
3 huevos a temperatura ambiente
1 taza de pepitas de chocolate blanco (la taza que he utilizado es de 250 ml.)
1 taza de azúcar glas (para rebozar las galletas)


  

Elaboración de las galletas:


Sobre un bol tamizamos la harina junto con el cacao en polvo, el impulsor, el bicarbonato sódico y la sal. Reservamos.
En otro recipiente mezclamos la leche, la pasta de vainilla, el zumo de limón y el colorante rojo. Mezclamos bien y con mucho cuidado, ya que el colorante rojo mancha mucho.
En el bol de la batidora provista con el accesorio batidor (globo), colocamos la mantequilla ablandada y la batimos durante 1 minuto. Agregamos el azúcar y continuamos batiendo a velocidad media-alta durante al menos 5 minutos o hasta que la mantequilla blanquee y esponje. Agregamos los huevos de uno en uno, batiendo a velocidad media. Con una espátula bajamos la masa que vaya quedando por las paredes del bol y cambiamos al accesorio pala para mezclar.
Seguidamente agregamos la mezcla de ingredientes secos que hemos tamizado previamente y mezclamos a velocidad lenta. Con la espátula bajamos los restos que hayan quedado por las paredes del bol y nos aseguramos que esté todo bien integrado, raspando también el fondo del recipiente.
Añadimos las gotas de chocolate blanco y las mezclamos con la espátula. Cogemos la masa, formamos una especie de torta, la envolvemos en film transparente y la dejamos en la nevera durante al menos 1 hora.
Antes de ponernos a formar las galletas, precalentamos el horno a 175º C, calor arriba y abajo.
Cuando la masa esté firme al tacto, ponemos en un plato la taza de azúcar glas. Formamos bolitas del tamaño de una nuez, las podemos hacer a mano, aunque lo mejor es utilizar una cuchara de helados para que nos queden todas del mismo tamaño. En este caso he utilizado la más pequeña (4 cm.) y también he usado una cucharita pequeña de postre para hacer otras de diferente tamaño. Una vez tengamos formadas las bolitas, las vamos dejando en el plato con el azúcar glas y las rebozamos bien por todos los lados. Las depositamos en la bandeja del horno forrada con papel vegetal, teniendo la precaución de dejar espacio entre las galletas, ya que se expanden al hornearlas. Si las vais a preparar de diferente tamaño, lo mejor es poner las que sean iguales todas juntas, ya que el tiempo de horneado será diferente dependiendo de que sean más o menos grandes.
No debemos hornearlas demasiado, para evitar que se tuesten y se estropee el color. Os diré que las bolitas que he hecho con la cuchara de helados tamaño pequeña (4 cm.) las he horneado con el horno previamente calentado a 175º C, calor arriba y abajo, durante 13 minutos. Las más pequeñitas que he formado utilizando una cucharita de postre, las he horneado a 170º C, calor arriba y abajo, durante 10 minutos.
Una vez las saquemos del horno, las galletas no estarán firmes, por lo que debemos dejarlas enfriar sobre una rejilla, sin quitarles el papel de horno, hasta que se enfríen un poco y se pongan firmes. Después retiramos con cuidado el papel y las dejamos enfriar por completo sobre la misma rejilla. Una vez frías las podemos guardar en una caja metálica, donde aguantan bastantes días. Tanto si las vamos a dejar en la caja o las vamos a embolsar para regalo, debemos asegurarnos que las galletas estén completamente frías.


4 comentarios

  1. Todavía las tengo en mi lista de pendientes!!!. A ver si este año me pongo a ellas!!!. Son además muy, muy bonitas. Besines y Felices Fiestas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate a hacerlas, no se tarda mucho en prepararlas y quedan tan ricas. Estoy segura de que te gustarán.
      Felices Navidades a ti también.
      Un beso.

      Eliminar
  2. son realmente preciosas, y además de ricas con ese colorido las veo ideales para estas fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Charo. Quedan muy ricas y el color a mi me encanta.
      Un beso y Feliz Navidad

      Eliminar