Roscón de Reyes 2021

jueves, 7 de enero de 2021


Quería haber publicado esta entrada antes del día de Reyes, pero no me ha sido posible y no quería dejar la oportunidad de hacerlo. Así que aunque un poquito tarde, quiero compartirla con todos vosotros.

Llevo haciendo Roscones de Reyes desde hace al menos 25 años (que yo recuerde) y siempre he elaborado la misma receta. De momento no voy a cambiarla, si algo sale bien para que cambiar. Hay muchas recetas diferentes y estoy segura que todas son ricas, no voy a ser yo quien diga que la mía es la mejor.

Cada año cuando llega la hora de preparar el Roscón me digo que voy a hacer otra receta diferente, pero después, siempre acabo haciendo la misma. A ver si para el año que viene me animo y preparo otra distinta, la verdad es que tengo ganas de probar alguna que otra.

En el blog tengo otras dos recetas de Roscón de Reyes, cuyas cantidades son las mismas. Lo único que he modificado a lo largo de los años es la cantidad de levadura de la masa y los tiempos de amasado y de fermentación de la masa. También he modificado la forma de elaborarlo, ya que antes no lo hacía y ahora suelo preparar un prefermento, que dejo en el frigorífico durante varias horas. Con menos levadura y tiempos de reposo más largos, se consiguen mejores resultados en las masas: la miga dura tierna más tiempo y los sabores se potencian, lo que es mucho mejor para obtener un buen Roscón de Reyes.

Os dejo la foto con los Roscones de diferentes años. Como podéis comprobar salen siempre y más o menos igual.



De izquierda a derecha:

Roscón Año 2018

Roscón Año 2019

Roscón Año 2020

Para que no tengáis dudas, he preparado un vídeo de su elaboración, de esa forma podéis ver todos los pasas y os será mucho más fácil hacerlo. Espero que os guste y ahora os dejo con la receta.



Roscón de Reyes Año 2021

INGREDIENTES:

Cantidades para un Roscón grande:

375 gr. de harina de fuerza (podemos utilizar ½ de fuerza W360 y ½ Manitoba de gran fuerza W400) He utilizado de El Amasadero

10 gr. de levadura fresca de panadería o 3 gr. de levadura de panadería seca

2 huevos

50 ml. de leche

50 ml. de agua de azahar

75 gr. de azúcar

75 gr. de mantequilla

Una pizca de sal

2 cucharadas de ron

Ralladura de una naranja y de un limón

Fruta confitada para adornar el roscón

Huevo batido para pintar el roscón

Azúcar perlado (podéis comprarlo en la tienda Enjuliana, tenéis un descuento en la compra utilizando el cupón SUNY)

Almendra fileteada cruda

 

 

Elaboración del Roscón:

Si queremos obtener los mejores resultados, lo mejor es organizarse con anterioridad y comenzar, al menos, 24 horas antes.

 

En primer lugar preparamos un prefermento:

Para ello ponemos en un bol los 50 ml. de leche y la calentamos unos segundos en el microondas. Debe quedar tibia, si está demasiado caliente afectará a la levadura y hará que la masa no suba; a temperaturas muy altas la levadura muere y nuestra masa no fermentará. Agregamos los 10 gr. de levadura desmenuzada y removemos. A continuación añadimos 2 cucharadas colmadas del total de harina que vamos a utilizar y mezclamos, debe quedar una masa blandita. Tapamos con film transparente, dejamos que arranque la fermentación y guardamos en el frigorífico durante unas horas o bien durante toda la noche.

Antes de elaborar la masa del Roscón, debemos sacar el prefermento del frigorífico y dejar a temperatura ambiente un rato, ya que es mejor no añadirla a la masa fría. Veremos que se ha llenado de burbujas.

 

Elaboración de la masa:

En el bol de la batidora ponemos el resto de la harina, el prefermento, la pizca de sal, el agua de azahar, el ron y los dos huevos. Con el accesorio gancho de la amasadora, comenzamos a mezclar a velocidad lenta, hasta que se forme una bola. En este momento la masa es bastante compacta y a la amasadora le cuesta un poco. Es mejor utilizar una velocidad lenta durante todo el amasado, de ese forma no maltratamos la masa.

Cuando se haya formado una bola añadimos el azúcar, sin dejar de batir. Lo haremos poco a poco y en forma de lluvia. Una vez se haya integrado por completo y no queden restos de azúcar en el fondo del bol, agregamos la ralladura de naranja y de limón, continuamos amasando hasta que se integren.

Finalmente incorporamos la mantequilla cortada en trozos y sin de dejar de amasar. Añadimos un trozo y cuando esté integrado, el siguiente. Una vez esté incorporada por completo, amasamos durante 15 minutos más. Para comprobar que la masa está lista, paramos la amasadora y cogemos un trozo de la misma entre las manos, estiramos con cuidado y comprobamos si se forma la ventana o membrana del gluten. Para ello veremos que al estirar la masa queda translúcida y no se rompe, salvo que estiremos mucho, en ese caso se hará un agujero redondo, esto querrá decir que la masa está lista. Si vemos que se rompe apenas empecemos a estirarla, quiere decir que le falta tiempo de amasado, por lo que continuaremos unos minutos más. La masa debe quedar fina y elástica.

La sacamos del recipiente, volcamos sobre la superficie de trabajo, doblamos los bordes hacia el centro para formar un hatillo y después hacemos una bola, (en el vídeo podéis ver cómo hacerlo). Engrasamos ligeramente un bol con aceite, depositamos la masa y tapamos con film transparente un poco engrasado, para evitar que la masa se pegue al mismo cuando fermente. Dejamos en un sitio templado sin que tenga corrientes de aire, hasta que la masa doble su volumen (aproximadamente una hora y media o dos horas). Esto dependerá de la temperatura de nuestra cocina, si es fresquita lo mejor es guardar la masa en el horno (apagado) o bien el microondas.

Aquí podemos hacer una cosa y es darle una fermentación larga a la masa. Con ello se obtienen mejores resultados en la miga del Roscón y los sabores se acentúan, aportando también, un sabor más pronunciado. Para ello lo que hacemos es, una vez que arranque la fermentación y bien tapado el bol con la masa, lo guardamos en el frigorífico durante unas horas o durante toda la noche. Cuando lo saquemos podemos formar el Roscón en frío, nos resultará más fácil y dejaremos fermentar a temperatura ambiente.

Si por el contrario queremos hacerlo del tirón, dejamos que fermente hasta que duplique el tamaño. Después volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, engrasada con unas gotitas de aceite, la aplastamos con las manos para desgasificarla un poco y continuación formamos como un hatillo, llevando todos los bordes al centro y boleamos para formar una bola (en el vídeo podéis ver cómo hacerlo).

Dejamos reposar unos minutos tapada con un paño, para que nos sea más fácil formar el Roscón. Para hacerlo, introducimos dos dedos en el centro de la masa hasta llegar al fondo, la levantamos y dejamos caer por su propio peso, vamos girándola, de esta forma iremos dándole forma. Hay que procurar que el agujero quede bien grande, para evitar que se cierre. Lo ponemos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y terminamos de darle forma (en el vídeo podéis ver los pasos).

Tapamos con un paño limpio y dejamos fermentar en un lugar templado fuera de corrientes de aire.

 

Decoración del Roscón:

Una vez hayan transcurrido 20-30 minutos, veamos que la masa está subiendo y la superficie es lisa, pincelamos con huevo batido, con mucho cuidado de no pinchar la masa, para evitar perder la fermentación que hemos conseguido durante el reposo. Decoramos con fruta confitada, azúcar perlado y almendra laminada cruda. Si queréis hacer vosotros mismos las naranjas confitadas, en este enlace podéis verlo.

 

Horneado del Roscón:

Precalentamos el horno a 190º C, calor arriba y abajo.

Esperamos unos 15 minutos más o menos antes de hornearlo. Los tiempos de levado de la masa, son orientativos, ya que depende de varios factores: el tipo de haría utilizada, la temperatura de vuestras cocina, el amasado… Lo mejor es controlar los tiempos viendo el comportamiento de la masa y cuando veamos que la superficie está tersa y lisa, podremos proceder a hornearlo.

Introducimos el Roscón en el horno, que hemos calentado previamente a 190º C, calor arriba y abajo y una vez dentro del horno, bajamos la temperatura a 180º C. Horneamos durante 25 minutos. Dependiendo de cada horno, es posible que necesite un poco más de tiempo o un poco menos. Debemos conocer el comportamiento de nuestros hornos. Debe quedar con un bonito color dorado oscuro.

Una vez fuera del horno dejamos enfriar y ahora solo nos queda degustarlo con un buen chocolate casero.

 

Espero que os guste la receta y os animo a probarla, estoy segura que no os va a defraudar.

 

Vídeo elaboración Roscón de Reyes



2 comentarios