Bizcocho de plátano con canela y limón

viernes, 5 de junio de 2020


Hace mucho tiempo que no actualizo el blog, diversas circunstancias no me han hecho posible seguir publicando recetas en el mismo, aunque, después de un tiempo de parón, lo he ido haciendo en Instagram a través de mi cuenta @sunysenabre, donde además, desde hace poco, he ido introduciendo vídeos en mi IGTV. Tengo algunas recetas pendientes de publicar y para ello tengo que dedicar tiempo a redactar los textos y a editar las fotografías de las mismas, con el fin de que puedan ver la luz a través del blog. Espero y deseo poder hacerlo pronto.


Para abrir boca y poder aprovechar algún ingrediente de los que se suelen tener por casa, he preparado este bizcocho. Es muy sencillo de preparar, como podréis ver en este vídeo. Para darle una bonita forma, lo he horneado en un molde de Bundt. Me gusta mucho utilizar este tipo de moldes para hornear los bizcochos, su chimenea central hace que el calor se distribuya de manera uniforme y además tienen unas formas muy bonitas, que hacen que cualquier bizcocho parezca vestido de gala. Si no disponéis de este tipo de moldes, no os preocupéis, podéis utilizar vuestro favorito, ya sea redondo, cuadrado o rectangular. Lo importante es el sabor y os puedo asegurar que es una delicia.


Si los plátanos que vais a utilizar no están demasiado maduros, os recomiendo añadir algo más de azúcar a la receta. Los míos estaban bastante maduros, por lo que la cantidad de azúcar que le he agregado, es la idónea para conseguir el punto perfecto y que no resulte demasiado empalagoso. Es un bizcocho al que se le puede añadir pepitas de chocolate o nueces picadas, ya que le va de maravilla y si lo preferís podéis ponerle ambos ingredientes; más rico estará ¿no os parece?.

Bueno, os dejo con la receta y espero que os guste tanto como a mí. Si seguís las indicaciones que os doy, os quedará perfecto.


Bizcocho de plátano con canela y limón


INGREDIENTES:


4 plátanos maduros
4 huevos
160 gr. de azúcar moreno, se puede utilizar panela
Una pizca de sal
350 gr. de harina de repostería
20 gr. de impulsor
100 gr. de aceite de oliva suave
1 o 2 cucharaditas de canela molida (al gusto) he utilizado toque
Ralladura y zumo de un limón

Nota:

Para hacerlo he utilizado un molde de Bundt cake de 10 tazas.


Elaboración del bizcocho:


Precalentamos el horno a 170º C, calor arriba y abajo. Engrasamos el molde con spray desmoldante; con un pincel de repostería repartimos bien por todas las hendiduras del molde. Si no disponemos de dicho spray, podemos sustituirlo por mantequilla o por aceite y a continuación repartimos con el pincel.
Pelamos los plátanos los machacamos con un tenedor o los trituramos con una batidora. A mí me gusta hacerlo con un tenedor, ya que de esa forma quedan algunos trocitos y me gusta más. Añadimos la ralladura y el zumo de limón, mezclamos y reservamos.
Tamizamos la harina con la canela y el impulsor; reservamos.
En un bol batimos los huevos con el azúcar y la pizca de sal. Podemos hacerlo con unas varillas de mano o con una batidora de varillas. Debemos batir hasta que blanqueen y queden espumosos.
Agregamos el aceite poco a poco, batiendo bien cada vez que echemos un poco. A continuación ponemos los plátanos machacados con la ralladura y el zumo de limón. Mezclamos con una espátula.
Vamos incorporando la harina en forma de lluvia y mezclamos con una espátula, con movimientos envolventes. No deben quedar restos de harina en la masa.
Vertemos la mezcla en nuestro molde engrasado previamente. Sobre un paño de cocina doblado, golpeamos el molde para que la masa se reparta bien por todas las hendiduras del mismo.
Introducimos en el horno previamente calentado a 170º C, con calor arriba y abajo. Horneamos durante 50 minutos. A los 45 minutos podemos comprobar si está hecho pinchando con una brocheta, ya que dependiendo del molde que utilicemos puede que necesite algo menos tiempo de horno o incluso algo más. Si la brocheta sale limpia estará hecho, si tiene restos de masa debemos continuar horneando unos minutos más, teniendo precaución de no pasarnos en el tiempo, ya que podría quedar seco. En este caso 50 minutos ha sido el tiempo final de horneado.
Una vez esté listo lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos. Transcurrido este tiempo desmoldamos con cuidado y lo dejamos enfriar por completo sobre la misma rejilla.
A la hora de servirlo, podemos acompañarlo de una bola de helado de vainilla, me parece el acompañamiento perfecto.
Como os he dicho en la introducción de la receta, a este bizcocho podemos añadirle unas pepitas de chocolate o unas nueces troceadas, ya que le van de maravilla. En ese caso se lo añadiremos al final, una vez tengamos la harina prácticamente incorporada. Terminamos de repartir dichos ingredientes con ayuda de la espátula y con movimientos envolventes.


2 comentarios

  1. Que delicia de bizcocho.
    Para mojar con el cafe.

    Saludos

    Olguis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Es un bizcocho sencillo de preparar y queda muy rico.

      Besos.

      Eliminar