Bundt cake de calabaza especiada y Salsa de chocolate blanco

domingo, 15 de noviembre de 2020


Al igual que he hecho en anteriores ocasiones, me he querido sumar al National Bundt Cake Day. Una celebración que desde hace varios años solemos ver en las redes, ya que son numerosas las personas que desde sus blogs, Instagram, Facebook,... publican sus recetas, para conmemorar esta fecha. De todas formas, cada vez es más frecuente encontrarse con bizcochos horneados en moldes Bundt y es que son una maravilla. No solo son bonitos, sino que además hornean los bizcochos a la perfección; ni que decir tiene que las formas de estos moldes son una preciosidad, lo que les confiere un aspecto de lo más llamativo.


Me gustan mucho los colores del otoño, así que en esta ocasión he escogido calabaza para preparar esta delicia de Bundt. Particularmente me parecen de lo más otoñales, aunque las podamos encontrar durante todo el año, por lo que ha sido mi opción para elaborar este bizcocho que, además, he aromatizado con una mezcla de especias que le aportan un sabor delicioso. Soy una amante de todo tipo de especias y las suelo utilizar con frecuencia tanto en elaboraciones saladas, como dulces. Es una receta muy sencilla de preparar, ya que no lleva ningún ingrediente extraño. Así que si disponéis de harina, huevos, azúcar, aceite, especias e impulsor, podéis prepararlo sin problema.

En esta ocasión he utilizado el molde Elegant Party Pan, pero en realidad podéis utilizar el que tengáis, ya que todos me parecen preciosos. La única cosa que hay que tener en cuenta es que, dependiendo del tamaño del molde, deberéis ajustar las cantidades de la receta. En mi caso, podría haber utilizado uno más pequeño, ya que este molde es para mayor cantidad de masa y ha quedado menos alto, pero igual de bonito. Por el contrario si nos pasamos con las cantidades, puede rebosar durante el horneado y entonces no quedará bien. Lo ideal es llenar los moldes unos dos dedos por debajo del borde, así quedarán perfectos.


A mí me gustan mucho estos moldes y tengo varios. Los suelo comprar en la tienda online Enjuliana, una tienda de total confianza para mí y en la que además os podéis beneficiar de un descuento de un 5% si utilizáis el cupón SUNY a la hora de realizar el pago. Mi recomendación es que visitéis la tienda con frecuencia, ya que suelen hacer ofertas de vez en cuando y podéis obtener un doble ahorro, el de la oferta y el del cupón de descuento SUNY. Tienen una cantidad importante de artículos de repostería y de cocina, ingredientes y otras muchas cosas que no encontramos habitualmente en las tiendas. Además sirven muy rápido y, en la mayoría de ocasiones, lo que pides te llega al día siguiente a tu casa, o como mucho en 48 horas.

Os dejo con la receta y espero que os guste, tanto como a nosotros. Para acompañarlo he preparado una salsa de chocolate blanco que he vertido por encima, pero podéis sustituirla por nata montada, o un helado de vainilla que también le va de maravilla.

Bundt Cake de calabaza especiada y Salsa de chocolate blanco


INGREDIENTES


Para el bizcocho


225 g. de puré de calabaza
215 gr. de harina de repostería
140 gr. de azúcar moreno o de panela
3 huevos L
135 gr. aceite de oliva suave
1 cucharadita de impulsor
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de sal
1 y 1/2 cucharadita de canela
1 cucharadita de jengibre en polvo
1 cucharadita de nuez moscada
1/4 de cucharadita de clavo molido
1 cucharadita de vainilla en pasta


Para la salsa de chocolate blanco


80 gr. de chocolate blanco de cobertura
30 gr. de nata 35% M.G.
Unas gotas de colorante blanco (opcional)


Antes de comenzar la receta debemos preparar el puré de calabaza. Para ello, o bien compramos calabaza pelada (de la que venden embolsada) o compramos una calabaza, la pelamos, le quitamos las pipas interiores y la cortamos en trozos no muy grandes.
Los disponemos en una bandeja apta para microondas, tapamos con film transparente y cocinamos a máxima potencia durante 4 ó 5 minutos. Comprobamos si está cocida pinchando con un cuchillo, si estuviera dura, la cocinamos 1 o 2 minutos más. Dependiendo de la cantidad de calabaza que tengamos y del tamaño de los trozos, tardará más o menos tiempo en hacerse.
La ponemos en el vaso de batidora y trituramos para hacerla puré. Cogemos un bol y encima colocamos un colador, vertemos el puré y dejamos que escurra durante al menos 3 ó 4 horas. Después de esto pesamos la cantidad que vayamos a utilizar para la receta, el resto podemos ponerlo en una bolsa de congelación para utilizarlo en otra receta. Se puede usar para cualquier crema que queramos hacer o en otro postre.


Elaboración del bizcocho


En primer lugar precalentamos el horno a 175º C, calor arriba y bajo.
A continuación engrasamos el molde que vayamos a utilizar con spray desmoldante o con un poco de aceite de oliva suave o de girasol. Con una brocha de repostería, repartimos bien la grasa por todas las hendiduras del molde. Esta operación es muy importante.
En un bol tamizamos la harina junto con las especias, el impulsor, el bicarbonato sódico y la sal. Reservamos.
En otro recipiente ponemos el azúcar, el puré de calabaza, el aceite y la pasta de vainilla. Con unas varillas removemos bien para que se integre todo y quede una mezcla homogénea. En esta ocasión he utilizado unas varillas de mano, por lo que si no disponéis de batidora eléctrica no tendréis problema para hacerlo.
Agregamos los huevos de uno en uno y mezclamos cada vez que pongamos uno hasta que se integre. Una vez estén todos, añadimos la harina en dos veces, mezclando bien en cada ocasión para evitar grumos. Nos debe quedar una masa suave y sin grumos.
Vertemos la preparación en el molde previamente engrasado. Sobre un paño de cocina le damos unos golpecitos para que la masa se distribuya bien por todos los huecos e introducimos en el horno.
El tiempo de horneado puede variar dependiendo de cada horno, es muy importante que conozcáis el funcionamiento del vuestro. En mi caso lo he tenido 40 minutos, a la temperatura indicada (175º C calor arriba y abajo) y ha sido suficiente. Cuando falten un par de minutos del tiempo total de horneado, en importante comprobar con una brocheta si está horneado. Si vemos que sale limpia, estará hecho, si por el contrario quedan restos de masa lo dejaremos hasta el final del tiempo indicado y si hiciera falta, incluso algo más, pero sin pasarnos mucho del tiempo indicado, ya que nos podría quedar seco.
Una vez fuera del horno ponemos a enfriar el molde sobre una rejilla. Cuando hayan transcurrido 10 minutos fuera del horno, lo desmoldaremos. Cogemos con unas manoplas el molde y le damos una sacudida suave para ver si se suelta, en ese caso, pondremos la rejilla por encima y con cuidado de no quemarnos le daremos la vuelta, retiramos el molde y lo dejamos enfriar por completo sobre la misma rejilla.

Elaboración de la salsa de chocolate blanco


En un recipiente apto para microondas, ponemos el chocolate y le añadimos la nata. Lo introducimos en el microondas y calentamos en tandas de 10 segundos, hasta que veamos que el chocolate se está empezando a disolver. No debemos pasarnos con el tiempo, el chocolate blanco es muy delicado y se nos podría quemar. Removemos con una cucharita y veremos que con el calor residual se disuelve bien. Mezclamos hasta que se integren ambos ingredientes y si queremos que nos quede más blanco, le agregamos unas gotas de colorante blanco, pero esto es opcional. Lo ponemos en una manga pastelera y dejamos templar antes de utilizarlo.


Presentación


Una vez se haya enfriado el Bundt, lo ponemos en el plato de presentación y cuando el chocolate esté prácticamente frío, hacemos un corte pequeño en la punta de la manga pastelera y lo vertemos por encima. Como he dicho antes, si lo preferimos, podemos sustituir el chocolate por nata montada o por helado de vainilla.

 

6 comentarios

  1. Cuánto tiempo sin leer tus ricas recetas y admirar tus preciosas fotografías! Espero que todo vaya muy bien.
    No hace falta probarlo para darse cuenta que este Bundt Cake es una maravilla, con un rico sabor y un aroma que te llena la casa con el mejor perfume.
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ana!

      Me alegra mucho leerte por aquí.
      Muchas gracias por tus cariñosas palabras.
      Las cosas ahora van bien, pero hemos pasado un tiempo regularcillo.

      Es verdad que este bundt deja un aroma maravilloso en la casa cuando se hornea y todavía sabe mejor.

      Te envío un trocito y además todo mi cariño.

      Un besito.

      Eliminar
  2. Qué delicia Sunny, de buena gana me tomaba un trocito contigo! Un besiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cariño!

      A mí también me encantaría compartirlo contigo.

      Un besito.

      Eliminar
  3. Me ha encantado. te lo copio. ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cariño.
      Ya verás como te va a gustar.

      Un beso.

      Eliminar