viernes, 6 de septiembre de 2013

Mermelada de tomate con vainilla



Me gusta mucho hacer mermeladas en casa, aunque podemos encontrar en el mercado una gran variedad de marcas y algunas de buena calidad, la casera siempre me parece mucho más rica.
En este caso he preparado una mermelada de tomate con vainilla, para la que he utilizado azúcar moreno. No quiere decir que no se pueda hacer con azúcar blanquilla, por supuesto que podemos usar el azúcar que más nos guste, solo que en esta ocasión quería darle un toque especial. Al utilizar azúcar moreno el sabor es más acaramelado, desde mi punto de vista,  y también le aporta un color diferente.


En muchas recetas se suele utilizar la misma proporción de fruta que de azúcar, pero a mi me resulta muy empalagosa por lo que siempre suelo reducir la cantidad de esta última. Lo único que hago es tenerla durante un poco más de tiempo cociendo, para que quede un poco más concentrada y no haya problema con la conservación.
Esta mermelada ha resultado francamente deliciosa. No solo está rica sobre unas tostadas con mantequilla, sino también acompañando cualquier tipo de queso, como he hecho en esta ocasión.
En la próxima entrada os enseñaré una receta en la que también la he utilizado y que ha tenido mucho éxito.


INGREDIENTES:
1 kg. de tomates maduros
700 gr. de azúcar moreno
1 vaina de vainilla
El zumo de un limón
 
Elaboración tradicional:
Lavamos los tomates muy bien, les quitamos el pedúnculo, los pelamos y troceamos, no he quitado las pepitas, pero si queréis podéis hacerlo. Los colocamos en una cazuela espolvoreamos el azúcar moreno por encima y a continuación ponemos el zumo de limón. Cogemos la vaina de vainilla, la abrimos por la mitad en sentido longitudinal, raspamos las semillas e introducimos en la cazuela ambas cosas.
Ponemos la cazuela a fuego fuerte y en cuanto comience a hervir removemos con suavidad, desespumamos, en el caso que haya espuma por la superficie, bajamos la potencia del fuego y dejamos cocer suavemente durante 60 minutos, removiendo de vez en cuando, para que no se pegue al fondo.
Una vez tenga la consistencia adecuada podemos dejarla con los trozos de tomate que no se hayan deshecho o bien pasar un poco la batidora para que quede sin tropezones, esto es a gusto de cada uno. Particularmente me gusta encontrarme en las mermeladas algún trocito más grande, pero como digo va en gustos.
Una vez tengamos la mermelada lista debemos envasarla en caliente, para ello tendremos preparados unos tarros con sus correspondientes tapas, que habremos puesto a hervir previamente en una olla con agua durante 10 minutos, sumergidos por completo para esterilizarlos y que luego dejaremos escurrir boca abajo sobre un paño limpio de cocina, hasta que se sequen por completo.
Vamos llenando los tarros y ponemos en cada uno un trocito de la vaina de vainilla, los tapamos, les damos la vuelta y dejamos que hagan el vacío durante al menos 24 horas. Después podemos proceder a etiquetarlos y guardarlos hasta que vayamos a consumirlos.

Preparación en Thermomix:
Procedemos de igual forma y vamos colocando los ingredientes en el vaso en el mismo orden. Programamos 60 minutos, temperatura 100º, velocidad 2 y colocamos el cestillo boca abajo sobre la tapa para evitar salpicaduras.
Una vez la tengamos lista continuaremos del mismo modo que he explicado en la elaboración tradicional.




36 comentarios :

  1. Una de mis recetas favoritas! En casa preparamos mucho este tipo de mermelada sobretodo con queso, queda fenomenal!
    Me ha encantado cómo ha quedado la tuya y el toque de vainilla seguro que la hace todavía más rica! Lo tengo que probar
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Nunca he probado la mermelada de tomate pero con ese queso tiene muy buena pinta :P

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  3. Ayer en el trabajo una compañera me decía que le encantaba la mermelada de tomate así que creo que voy a hacerle un regalito. La haré con thermomix, y mi pregunta es ¿la vaina de vainilla también la pones dentro del vaso?
    Muchas gracias
    Un saludo
    Angi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, se pone todo igual que en el modo tradicional.

      Un beso,



      Eliminar
    2. Gracias! ¿y no se parte la vaina?

      Eliminar
    3. Si lees bien la receta verás que digo que se abre la vaina de vainilla en sentido longitudinal y se raspan las semillas. A lo mejor no te has dado cuenta.

      Un besito,

      Eliminar
  4. Que rica la mermelada de tomate y caserita mucho mejor. Con ese toque de vainilla tiene que estar el doble de buena y si me la das con un poco de quesito....la gloria :)

    besines guapetona

    ResponderEliminar
  5. Yo mañana haré conservas de salsa de tomate y para la próxima recogida probaré con la mermelada. Te han quedado los tarritos divinos.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Adoro doce de tomate mas por acaso nunca fiz.
    Esse ficou com muito bom aspecto
    bjs

    ResponderEliminar
  7. Ummm! Yo la hago con canela en lugar de vainilla.... esta versión debe estar de lujo!!

    ResponderEliminar
  8. Tiene que ser una auténtica delicia esta mermelada, qué apetecible para acompañar con los quesos,mmm...

    ResponderEliminar
  9. Pues tiene que estar muy rica con ese toque de vainilla; habrá que probarlo.
    Últimamente yo también me decanto por el azúcar morena, incluso para la salsa de tomate.

    Buen finde, Sunny

    ResponderEliminar
  10. Deliciosa, el toque de vainilla perfecto. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  11. Es increible Sunny lo bonito que tienes el blog desde que no paso por aquí.

    La mermelada me parece muy rica y original, el toque de la vainilla me encanta!!

    A lo mejor lo conoces, pero por si no, te voy a recomendar mi libro de conservas libro de conservas preferido, se llama "el libro de las conservas" de Lynda Brown y está genial, es una biblia absoluta sobre este tema.

    Un besazo y enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar
  12. Mi madre hacía los tomates en conserva y así yo ya los encontraba deliciosos. Seguro que la mermelada casera está riquísima. Me lo apunto para probarlo, gracias!

    ResponderEliminar
  13. Yo también prefiero las caseras, auqnue hay algunas buenísimas por ahí. Ese toque de vainilla tiene que darle un punto muy bueno. Bs

    ResponderEliminar
  14. Suny ,que buena tienen que estar ,ya lo creo que las mermeladas caseras le dan cien vueltas a las compradas ,ni comparacion ,aunque no sea mas que por saber lo que estamos comiendo
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  15. Te veo con ganas en este comienzo de curso, fantastica la mermelada de tomate, te quedo con una textura estupenda. A mi me encanta con queso de cabra..un besico

    ResponderEliminar
  16. Qué rico el toque de la vainilla, tienes manos de hada, amiga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Mi querida amiga, no te ha podido quedar mejor, ademas como siempre esa presentacion que le das a todo tan impecable, y limpia que dan ganas de traspasar la pantalla, el toque de vainilla me ha encantado. Mil besicos y a seguir con las calores que tenemos aun de verano

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola Suny! Espero que hayas tenido, o estés teniendo, un feliz verano, aunque ya queda muy poquito para poder contárnoslo en persona.

    A pesar de no ser fan del tomate, hay ciertas preparaciones con él que me encantan, como es en este caso la mermelada de tomate, y aunque sea dulce, como más me gusta es con queso, y para las tostadas matutinas prefiero de otra fruta. Estoy contigo en que la elección del azúcar cambia el sabor y el color de lo que cocinemos con ella, e incluso me atrevo a decir que hasta la textura. Creo que con azúcar moreno queda más meloso lo que cocinemos.

    De cualquier manera, siempre rico :)

    Un beso y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  19. Holaaaa, he dado un vistazo por tu blog y me encanto, me quedo por aquí, y te invito a que me visites en http://madamenaroa.blogspot.com/saludos desde Uruguay




    ResponderEliminar
  20. As always fabulous photos and delicious combo!

    ResponderEliminar
  21. Qué buena que te ha quedado!! y es que además así de bien presentada y con esas fotos.... delicioso!

    besos

    ResponderEliminar
  22. He probado la de pimiento pero la de tomate nunca. Promete!! Solo con ver las fotos me entran ganas de hincar el diente al trocito de queso que tienes en el plato. Mmmm

    ResponderEliminar
  23. Mmmm deliciosa. Hoy he hecho de higos con brandy, y esta semana haré un poco de melocotón para tener para el invierno... la verdad es que son una maravilla, las mermeladas, aunque para usar con salado me cuesta más, pero están deliciosas igual.

    ResponderEliminar
  24. Me parece una combinación de sabores deliciosa y original. Tiene que estar deliciosa.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  25. Seguro que tiene un toque diferente, que rica Suny! Yo de tomate este año no he hecho, hemos estado liados con la conserva, pero si que he hecho de higos y de ciruela. Besos

    ResponderEliminar
  26. Me encanta la mermelada casera. Esta con el toque de la vainilla debe estar riquisima. BESOS

    ResponderEliminar
  27. Te ha quedado deliciosa que buena pinta y con un color estupendo besos

    ResponderEliminar
  28. Sunny, es otro día estuve a punto de hacer mermelada de tomate, pero no me decidí, pero viendo la tuya creo que en breve va a caer, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  29. El toque de vainilla tiene que darle un sabor especial. Me encanta. Un besazo.

    ResponderEliminar
  30. Es cierto que en el mercado hay gran variedad de mermeladas y algunas son muy ricas, pero que mejor que hacerlas en casa y darle nuestro toque personal.

    Un beso guapisima

    ResponderEliminar
  31. Tomate y vainilla que delicia Suny.
    Además con una textura estupenda.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  32. Suny la mermelada de tomate es de las que mas me gustan la proxima vez la haré con vainilla.
    Has vestido los tarritos de fiesta, me encantan.

    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...